Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

jueves, noviembre 29, 2007

No soy la única Superwoman...

Buscando en Google las palabras "diario Superwoman" he visto que no aparece este blog, sino que la primera referencia apunta a otros lados...
No, no soy un plagio como Ana Rosa, os juro que he llegado a este lugar legitimamente y a partir de lecturas propias (nada de textualizar con el copy-paste)





La primera vez que escuché hablar sobre el síndrome de Superwoman fue en este artículo del periódico El Mundo. Por aquel entonces tenía un lustro y dos hijos menos de los que tengo ahora y la cosa me pareció un poco exagerada. Somos la generación que creció escuchando que es posible tenerlo todo: estamos preparadas, llevamos toda la vida estudiando para ser reconocidas y desde luego, tenemos que tener ambiciones profesionales para serlo.

Cinco años y dos hijos más tarde me topé de narices con una tozuda realidad. El tiempo no es flexible a no ser que logres viajar a la velocidad de la luz. Siempre hay algo a lo que tienes que renunciar, siempre demasiadas cosas que hacer. No puedo ser la madre perfecta (tema del que hablaré mañana), la esposa perfecta, la ingeniera perfecta y la bussines woman perfecta, todo ello en la misma vida. Así que decidí empezar este pequeño diario para reirme de esas imperfecciones que no consiguen que sea una Superwoman auténtica...

Por cierto, para la que hable inglés, este libro tiene pinta de estar bastante interesante. Y las autoras sostienen que es verdad eso que las demás aprendemos a base de pegarnos tortas...

2 comentarios:

Superwoman dijo...

Odio tener que comentarme a mí misma la primera, pero me acabo de dar cuenta de que nada de un lustro... Diez años, diez... Creo que voy a sufrir otro ataque de risa nerviosa...

Olas dijo...

Pero bueno, chica. Te he seguido desde mi blog pensado, "quien es ella, quien es ella que todo lo puede".
Un saludo, guapa.

(Ir)Responsable también de esto...