Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

miércoles, abril 02, 2008

Una de las mejores cosas de Alemania

... no son las salchichas, ni la cerveza... sino la música.

Me encanta la variedad de estilos musicales que puedes escuchar en una radio de tipo medio. Lo venía pensando en el coche mientras tarareaba "Emmanuela":



Sólo aquí puedes encontrar en el mismo saco a gente tan dispar como los famosísimos héroes de quinceañeras, Tokyo Hotel:



Gente tan fina y elegante como Roger Cicero (¿quién decidió mandar a este chico a Eurovisión cantando en alemán, cuando lo mejor que tiene son las letras?)



o gente tan friki como "Oomph" (el video me encanta, Manuel, seguro que le puedes encontrar reminiscencias cinematográficas):


o reggae medio blanco:


y sobre todo... ese magnífico "Schlager" (que viene a ser como para nosotros las Grecas con el "Testoymandolocamente") sin el cuál los guateques alemanes no se pueden concebir... ¡éste si que es un autentico shock cultural!:



2 comentarios:

Melisa dijo...

Me quedo con el último, aunque sólo entienda el nanananana :)

Superwoman dijo...

Ufff, Melisa... pues es una canción cañera a tope eh... "Él me pertenece como el nombre que está escrito en mi puerta..." Jajajaja... ahora que lo pienso, aquí se cambian el nombre al casarse, a lo mejor es una apología del matrimonio...

(Ir)Responsable también de esto...