Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

miércoles, noviembre 18, 2009

Déjà-vus varios

Bueno, mi vida es algo parecido a una caja de mudanza...



Un momento, alto, que paren las máquinas que esto lo he leído yo antes en algún otro rincón.

Bueno, empecemos de nuevo: hoy nos ha tocado visitar la embajada en la capital para renovar los pasaportes de los niños...

Espera, no, esta historia tampoco es nueva, ya la hemos contado en otra ocasión. Sólo puedo añadir que nada ha cambiado: la Embajada Española sigue sin tener un triste aseo, a pesar de que se supone que el Consulado es un lugar abierto al público. A otra pobre chavalita le han hecho volver por tercera vez porque van informando de los trámites para hacerse el pasaporte por capítulos (menos mal que una es veterana y sabe más el diablo por viejo que por otra cosa) y encima cuando les he sugerido que el papelito donde explican cómo se tienen que hacer las fotos lo podrían traducir al alemán, el borde del funcionario me ha contestado que si yo no sabía contárselo al fotógrafo... Pues mire, oiga, ahora mismo no tengo inconveniente, pero hace cinco años cuando llegué aquí la primera vez, tenía problemas hasta para explicar por dónde soplaba el viento. Lástima que las respuestas brillantes se te ocurran a veces con cinco minutos de retraso. Lo cierto es que no tengo la ironía demasiado fina. En fin, me la guardaré para dentro de dos años. No quiero ser malpensada pero apuesto una bolsa de pipas a que me toca usarla.

Por fortuna el viaje de hoy ha sido más relajado, porque venía Superman con nosotros y no hemos encontrado atasco. En estos momentos es cuando una se da cuenta de lo mucho que la aprecia la familia (desgraciadamente era en inglés y sólo tiene sentido si conservo el idioma):

SM: Supergirl, which way are we turning, left or right?...
SG: Left
SM: Are you sure? Remember the trick I told you last time... Who is always right?
SG: Mama! Oh, yes, we are turning right...

Con SM ya tendré yo un par de palabritas en algún momento.

Y Superboy, en fin, sigue siendo el mismo angelito de siempre (otro tema ya descrito). Aprovechando la jornada capitalina hemos entrado en una tienda de ropa para comprar un par de cosas que necesitábamos. Mientras estoy pagando, se queda SM con los niños y cuando salgo de la caja viene hacia mí SG preocupada porque no encuentran al niño. Su padre me dice que no me preocupe, que estában jugando al escondite y que seguramente estará en algún lado... Venga a recorrer tres veces la planta gritando su nombre de un lado a otro. Nada. SM pregunta al vigilante jurado de la puerta. Por ahí no ha pasado. Nueva ronda de llamar al niño a voz en cuello. Por fin una muchacha se ha compadecido de nosotros y nos dice que ha visto un niño detrás de una ristra de vestidos en la esquina... Alivio inmediato, es el mío... Pero dice que no sale de allí porque se le ha enredado la rueda de un coche de metal que llevaba en la mano en el fleco de uno de los vestidos. Y claro, lleva lo menos diez minutos ahí enredando con el fleco.

Imagináos que escena: su padre intentando desenredar el coche, el vigilante jurado controlando, el niño que sin su coche no se va, el padre que no termina de poder soltarlo, el vigilante que lo intenta (un señor de color que medía dos metros y con las manos como palas... imponía respeto... y aparte hablaba alemán, inglés y español con más o menos soltura, que achuchada que está la vida), el vigilante que se rinde y lleva al vestido (con cochecito, niño, padres y hermana, como en el cuento del "Pato de Oro") al encargado de la tienda... y gracias a la paciencia de este hombre, recuperamos el coche, el niño y la libertad para volver a casita jurando que no, que no les vuelvo a sacar de ella hasta que se me pase...

La carne es débil, seguro que en un par de meses estoy teniendo "déjà-vus" nuevos.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Ala!! Habláis en inglés entre vosotros?? Pero no sois todos españoles?? Madre mía, cada día quiero tener una familia plurilingüe como la tuya... casi "ná", alemán, inglés y español... ^^
un saludo

Superwoman dijo...

Es un poco complicada la historia, anónimo, pero si os interesa me puedo marcar un post sobre la experiencia de los tres idiomas y como llegamos a ella (por ahí perdido hay ya alguno en el que hablo del tema, pero sobre mí, no sobre los niños).
Un supersaludo

Ciudadana Coja dijo...

Bueno, la historia del cochecito enredado en el fleco es delirante!!!
Qué nervios de acero SW, por lo de la embajada, lo de perder a SB y no darte el ataque al corazón del momento y por estar viviendo déjà-vus sin freno de mano.
Por cierto, a mi también me pasa que las buenas respuestas me llegan al cerebro 5 minutos después... y claro, como tú, también me las guardo (por si acaso)
Y lo de hablar con la family en inglés... uf! yo lo he intentado, el sr. ciudadano y yo lo hablamos (medio medio) y el peque solo sabe decir hello, bye bye y jummy jummy y los colores :(, hasta ahí me quedé. Es que no puedo con la vida como para encima estar hablándola en otro idioma. UF!

ingeko dijo...

Ay!!! permite que me parta de risa, es que tu rubio es la leche. Me imagino tu cara y la de SM ante la idea de comprar el vestido y poder salir de allín cuanto antes, jejjejejejjeje. Yo una vez me tuve que comprar un anillo si o si, por que no me lo pude sacar del dedo, jejjejejeje, menos mal que era barato, ;-)

Anónimo dijo...

Oh my God!SB es la leche. ¿Era mono el vestido en cuestión?
Madre mía, me pongo en tu piel y me entran esos sudores fríos...
Yo, en los momentos posteriores al encuentro del "escapado/perdido/desaparecido"veo claro que no quiero más hijos, sin con dos no puedo, un tercero me desbordaría.
Y si, yo quiero post de trilingüidad (existe el palabro?)(como siempre, una pidiendo):
Petonets,
Sayya

Titajú dijo...

Claaaaaaro, la nena, que hace que sus hijos sean trilingües, va y dice que me tiene envidia a mi, ¡a mi, que me las veo y las deseo para que parloteen un poco en inglés, y en el colegio les destrozan el castellano hablando todo en gallego!
Creo que necesitas un respiro, o dos.
Ya sabes que Lord Byron (creo) dijo que "cinco mudanzas equivalen a un incendio", ¿no? Pues eso.
Respira hondo, Sw, que nosotros seguiremos aquí para darte ánimos siempre, siempre.

Anónimo dijo...

Oh vale, muchas gracias! Pensaba que no me contestarías a la pregunta del "trilingüismo" pero si no te importa, me gustaría mucho saber cómo habéis llegado a hablar en 3 idiomas, creo que es una idea genial! :)
Espero con ganas ese post ;) Y gracias otra vez SW
Un saludo

Anónimo dijo...

Una jarta de reir me estoy dando, todavia se me caen las lagrimas, que situaciones con los peques, son buenisimos, yo que lo leo no que lo vivo claro. En fin que me uno a la demanda de un superpost sobre el trilinguismo, ya me gustaría a mi poder llegar a eso cuando tenga niños (que según mi reloj biologico no deberá ser muy tarde, aunq mentalmente creo que no estoy preparada...), en fin, que queremos saber más sobre esta familia modelo que nos tiene hipnotizados. Animo con los curriculums, ya sabes como esta el patio, pero hay que seguir al pie del cañon!!!
un supersaludo, supersalá!!!

Ale Manía dijo...

Uff Superwoman. ¡Qué estress da leerte! No me quiero ni imaginar lo que tiene que ser vivirlo.
Con el post de las cajas llegué yo a tu blog. Fue el primero que leí.

Me uno a la petición del post sobre trilingüismo!

Andrés dijo...

Jajaja, eres muy graciosa ;) Nosotros también hablamos en inglés pachanguero cuando no queremos que se enteren las criaturas, y aún (eso parece) no nos comprenden. Besos, A.

PMM dijo...

Genial, yo quiero también la historia del trilinguismo familiar, que seguro que no tiene desperdicio.

Manuel Guisande dijo...

Hola entré en este blog por Virtu, Ttijú, deuqpodemos hablar. ¿donde vives que está todo tam complicado? Pues mi mujer es de Ohio, vivmos en una aldea de Galicia de 11 habitantes, donde rocambolescamente la conocía y también podían mejorar esto, aunque con tal de que las asas soporten estos aguaceros... un beso

Superwoman dijo...

Bienvenido Manuel G, vivo en alguna parte de Sajonia, Alemania y lo complicado es mi vida, no el país... como dicen por ahí, sarna con gusto no pica.
Apuntada la sugerencia del post, pero con la pinta que tiene mi vida ahora mismo, casi seguro que tiene que esperar a enero :(
Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...