Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

lunes, abril 06, 2009

Quiero y no puedo (o alternativamente, ¿es ésta mi crisis?)

Dándole vueltas el otro día a la cumbre del G-20, SM y yo tuvimos una interesante conversación que se puede resumir más o menos en la pregunta que encabeza este enunciado...

¿Vosotros tenéis la sensación de que esta crisis es vuestra? ¿No os parece que lo que nos han vendido es que la crisis (al menos la actual) es algo que se ha metido en la economía, en un sistema perfecto, como una china en el zapato debido a la mala praxis de algunos? Estoy bastante convencida de que la mayoría del personal, no se siente responsable del lío organizado:



Superman, sin embargo, considera que el fallo del sistema no deja de ser un fallo de nosotros mismos. Vamos, si le entendí bien (y si no puede vencer esa timidez que le puede más que la kriptonita y manifestarse en los comentarios), el sistema somos nosotros. Nos hemos beneficiado de las subidas en bolsa, de las compras de propiedad, nos hemos alegrado de lo que se iba ganando para todos... y a base de demandar más rendimiento, nos hemos aprovechado también a fondo de ello.

¿Y mi opinión personal? Como siempre entre Pinto y Valdemoro. Sencillamente, me encuentro en un quiero y no puedo: pienso que la peor crisis está por llegar, por la sencilla razón de que vivimos en un sistema enfermo por él mismo del que siempre estamos demandando más... Como dice el titular, "quiero y no puedo"

* me gustaría comer y dar de comer sana y adecuadamente a mi familia, pero me encuentro que la pesca al por mayor está esquilmando los recursos marinos, la agricultura a destajo arrasa los suelos y cultivos y el consumo de carne o huevos requiere una inversión medioambiental demasiado costosa...

* me gustaría vestirme sin sentimiento de culpa, pero por muy BIO que sea el algodón de las camisetas que me compro, nada, ni nadie me puede garantizar que no hayan sido producidas mediante trabajo esclavo...

* me gustaría reducir la basura que produzco, pero muchas veces no me queda más remedio por motivos de tiempo que comprar en el supermercado, donde la mayoría del producto viene sobreempaquetado...

* me gustaría haber podido usar más a menudo los pañales de tela con los Supernenes, pero incluso en una sociedad tolerante con ellos como es la alemana, no me los han aceptado fuera de mi casa, a la guarde, con pañales de celulosa...

* me gustaría ser esa madre alemanota que lleva a sus hijos cada día en bici al Kinder, pero he aceptado que nunca confiaré en mi estabilidad sobre la bici lo suficiente (miss, no te rías) para arriesgar la vida de los Supernenes entre el tráfico así que terminamos yendo en coche, otra vez por problemas de tiempo...

* me gustaría no tener que volar una vez al año al menos para pasar las Pascuas con mi Supermamá...

Sí, sé que para todas estas cosas hay pequeños parches, alternativas que creo que es necesario dar a conocer, que todo el mundo sepa que están ahí, que existen y que luchan por ser reconocidas:

* Marine Stewardship Council
* Bio
* Fair Trade
* Grüne Punkt
* pañales desechables ecológicos
* Eco tasa por emisión de CO2

SM tiene un poquito de razón. La crisis NinJa (yo también lo digo con "j" salvo que esté hablando explícitamente en inglés) tal vez no es la nuestra, pero la crisis del sistema sí lo es... Si éstas iniciativas que aparecen arriba se quedan sólo en un lavado de cara, mal asunto. Si somos conscientes de que son señales, mejor. Solos no podemos vencer la crisis, pero si somos muchos demandando que haya cambios, poco a poco lo conseguiremos.

20 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Pues creo, compa Superwoman, que, en este caso, y no por solidaridad de género, sino por coincidencia de apreciaciones, estoy bastante de acuerdo con SM: aunque de unos más que de otros, naturalmente, ésta es la crisis que todos hemos cebado y alimentado, cada uno en la medida que le "correspondía" y desde su muy particular posición en los engranajes del sistema. La economía capitalista, por mor del progreso tecnológico, se ha hecho demasiado compleja como para que cuatro semidioses manejen sus hilos a su antojo; sería muy ingenuo (y muy lavaconciencias, también...) pensar en esos términos, aunque está claro que no le cabe el mismo grado de culpa a un megabroker de Wall Street que a un currito de la construcción de Bulgaria, por poner dos casos, vaya... ¿Y que si saldremos? Pues claro que sí. Grandes males, grandes remedios; el instinto de supervivencia de la especie nos irá llevando hacia aquellas opciones que nos permitan "tirar p'alante". No será por convicción moral, ni por política altruista, ni por espíritu solidario: será, hablando mal y pronto, porque no van a quedar más huevos (u/y ovarios...). Y no será rápido ni fácil, eso tampoco.

Más o menos, creo.

Un fuerte abrazo y buena semana.

gemma.a dijo...

SW ¿cómo se protesta?

madre reciente dijo...

Pues sí, estoy con Superman, que comparte pánico escénico online con mi santo.

El otro día vi un documental muy interesante sobre ecología, calentamiento global, crisis del sistema que conocemos... Creo que te gustaría. Voy a ver si te lo localizo,

Superwoman dijo...

A veces tengo la sensación de que no me he explicado bien cuando leo los comentarios... lo cierto es que en mi cabeza era un post muy ambicioso, pretendiendo decir muchas cosas y tal vez tratando de no perder la espontaneidad del blog no he organizado bien los pensamientos... o tal vez sea que el conocimiento es un poco como se describía en los diálogos socráticos: está ahí, pero no puede ser liberado sino es a través del diálogo...

Al grano, que creí que se daba por sobreentendido que yo también estoy con SM, creo que la crisis es nuestra, pero que encima es mucho peor de lo que parece porque nos sentamos en un sistema que no puede durar eternamente sin explotar. Pero también tenía la apreciación de que la gente de a pie, la que me cruzo por la calle todos los días (la carnicera, la cajera del super, la señora que cuida a mis hijos) no lo entiende así... Sé que las personas que leen este blog no representan la persona media, pero me llevo una agradable sorpresa al ver tres comentarios entonando también un "mea culpa"...

Y Gemma, no creo que la solución esté tanto en protestar como en ser conscientes de nuestros actos y preguntarnos qué podemos hacer. Lo que falta es una masa crítica que se pregunte las cosas...

Agradecidísima si me encuentras el documental...

Este post me interesa difundirlo, así que lo voy a dejar aquí quietecito hasta el lunes... me pasa siempre lo mismo, hago coincidir los post interesantes con las vacaciones y ni Dios los lee :(

Un supersaludo y Frohe Ostern!

slv dijo...

Yo tambien pienso en lo que me gustaria si no lo tuviese. No tengo nenes (ni super ni no super) pero supongo que si usase pañales de tela me gustaría que siempre hubiese uno limpio cuando lo necesitase y no tener que lavarlos. Me gustaria comer sano pero sin perder la tranquilidad de ir al super y encontrar algo que se que en 5 minutos en el microondas ya este preparado. ME gustaría ir en bici al trabajo (cuando estoy en Madrid son pocos quilometros) pero odiaria estar todo el dia con la ropa de haber hecho deporte o con mil bolsas una encima de otra. Como ves, mi opinion, es que todos los me gustarí si se consiguiesen nos llevaría en gran parte a decir me gustaría lo que tenía antes, y con esto no pienses que no me gustarian las cosas que tu propones, simplemente que no me gustaría renunciar a las que tengo.

Y sobre la crisis... sobreviviremos (mas nos vale)

Un beso muy fuerte SW

gemma.a dijo...

SW yo echo en falta esa masa crítica que presione a quienes nos representan. Nos hemos convertido en esa sociedad consumista que se conforma con la TV de plasma, el mp3 que solo se ve por microscopio, los tres coches (uno para cada uno y otro para los viajes). Poseemos un bienestar ficticio donde todo está practicamente al alcance de los que vivimos en este primer mundo (que conste que el término no me gusta pero que es la única manera de hacerme entender)
Pocos queremos dar la cara y preferimos vivir en esta burbuja que se mueve al compás de lo que nos dicen. Y si hay crisis o si es mejor o peor de lo que nos plantean, a apretarse el cinturón, y si deciden que suben los precios y bajan los sueldos, a lo más que llegamos es a echarnos las manos a la cabeza...
No quiero generalizar, pero lo que veo a mi alrededor es una falta extrema de pueblo reivindicativo...
(y me incluyo)

Superwoman dijo...

Ese es el problema, Chivi, que las cosas hay que querer que pasen... si se piensa en ello, se encuentra la solucion (en mi anterior empresa, tenian taquillas porque sabian que muchos trabajadores iban al curro en bici... llegabas, te duchabas, te cambiabas y dejabas tus cosas en la taquilla, no necesitabas más). Simplemente pensar en cómo lo vas a hacer de forma que el esfuerzo te resulte mínimo, hace que la cosa funcione. Y a cambio te sientes mejor...

Yo es que no creo mucho en las revoluciones Gemma... creo mucho más en los cambios silenciosos. Dicho de otra forma, la gente que hace ruido es necesaria, pero los que cambian el mundo son los que hacen pequeños cambios en sus vidas... Creo más en el poco a poco continuado... lo otro, es "efecto gaseosa": mucha espuma al principio y luego "ná".

Un supersaludo

Superwoman dijo...

Y conste que igual al oirme parece que tengo la respuesta a todas las preguntas, pero no, no es así... a lo mejor es que en el fondo soy más optimista de lo que pienso y simplemente haberme hecho las preguntas me parece genial...
Un supersaludo

E. dijo...

No me he leido todos los comentarios, pero yo creo que nadie se siente responsable de nada... Pienso que hay mucha culpa de cómo los ciudadanos (que solo somos responsables de nuestra vida y de los efectos que tiene en nuestro entorno la manera de vivirla) han actuado en su vida diaria, creyendo que podían comprar, comprar, comprar, consumir, consumir, consumir... También de las corporaciones que lo han fomentado y se han enriquecido con ello. Y, por supuesto, de los gobiernos que no solo lo han permitido sinó fomentado, en una espiral de locura que creo que en el futuro, al volver la vista atrás, miraremos con estupefacción.
Hace poco volví a ver The Story of Stuff, que havía visto hace ya tiempo, y me puse mala. Estoy leyendo Gomorra, de Roberto Saviano, y es sobrecogedor. Es como quitarle la capa de nata rosa al pastel y ver que debajo hay una putrefacción repugnante. Y que colaboramos con ello alegremente... sin preguntarnos nada.

E. dijo...

Jo, perdón por las faltas. Son culpa del catalán. (Siempre me disculpo así, con mi confusión bilingüe, suerte que no soy trilingüe porque si no...)

Rose dijo...

Mira SW, yo tampoco considero que esta crisis tenga algo que ver conmigo, de hecho tanto mi pareja como yo,cuando compramos el piso actual en que vivimos literalmente rechazamos coger un préstamo mayor,que el banco,en aquel momento, viendo que teníamos cierta solvencia,se empeñaba en vendernos al mejor precio.Si hubiésemos pensado en cambiar de coche,comprar los muebles de una vez, guardar un poco y pegarnos el viaje de nuestar vida-tal y como nos asesoraban-tandríamos cuatro kilos más en la hipoteca que, por suerte rechazamos.
Y es que quiero dormir tranquila, tengo 37 años,una hija y un negocio de alquiler y si algún día él no está(estoy super tocada con lo de la muerte de este "amigo")se que ,al menos,económicamante,podría hacer frente a todo yo sóla.

Me niego a que sea mi crisis y no,no me siento responsable de ella aunque me toque apochinar y ver que pierdo clientes.Por suerte pues de ninja nunca he tenido nada.

Rose dijo...

Ahhhh y tengo la fé,como dice Manuel, de que saldremos adelante.
Eso si,démosle tiempo al tiempo.

Clares dijo...

Claro que se saldrá adelante, pero no sabemos cuándo ni cómo. El cuándo y el cómo se refieren fundamentalmente a las salidas que otras crisis anteriores han tenido, pero en este caso pueden ser salidas más graves y traumáticas.
Creo que el problema viene de dos cosas: no confundir crisis financiera, de la que los ciudadanos no podemos hacernos culpables, aunque recogiéramos las migajas del gran capitalismo tendente al monopolismo en fase avanzada, no confundir con crisis ecológica, propiciada por ese capitalismo depredador extremado, en el que los ciudadanos hemos seguido esas consignas de comodidad, de disfrute, pero, cuidado, a costa de la incomodidad y el dolor de otros ciudadanos de segunda y aun de tercera en otras partes del mundo sobre todo, a costa de guerras y otras miserias. En cierto sentido ahí sí hemos tenido cierta responsabilidad, aunque más bien como siempre se trate de inconsciencia, de mirar para otro lado. Así seguimos, pues al fin y al cabo, todo eso que mencionas es interesante hacerlo y bueno, desde luego, pero no es más que un parche. Lo más gordo está en otra parte. Y siento mucho que no voy a poder seguir este debate tan interesante, porque me voy al campo a comer hierba y mirar los árboles con cara mística. Volveré a mirar el post cuando vuelva. Feliz Pascua para todos, a pesar de la crisis.

Mercedes, mama de 7 dijo...

Te he conocido a traves de madre reciente. Me rio de superwoman, porque asi soy yo. Tego 7 hijas y no me he vuelto majara. Un poco sorda, un poco ciega y un poco muda, si.
¿La crisis?. Se nos ha metido el miedo en el cuerpo. Aun asi, seguimos teniendo hijos. ¿No se llama eso esperanza?
http://diariodeunachicaconsindromededown.blogspot.com/

yvi dijo...

Mercedes: a veces tener hijos es síntoma de esperanza. Alguna que otra vez lo es de inconsciencia... So, beware!

SW, el tema es pistonudo. Verás: una sociedad bien hecha funciona con gente normal. La que tenemos funcionaría... con héroes. Sorry, pero las sociedades tienen que estar hechas a prueba de gente normal. Yo hago lo que puedo, tú también... pero si tiene que salir adelante a base del sacrificio personal, simplemente no saldrá.

PMM dijo...

Buena reflexión. Yo también creo que la crisis está provocada por todos, por los dirigentes y por los ciudadanos. Coincidocon Clares en que hay do tipos de crisis, y que la que provocamos los ciudadanos con nuestra doble moral, quzás nos perjudique más a la larga. este mundo no aguantará así definitivamente, pero... es tan cómodo tener de todo sin pensar en lo demás. Criticamos la conducta de los gobiernos, pero no hacemos esa revolución silenciosa que deberíamos: reciclar, buscar porductos BIo que procedan de la explotación de otros seres humanos, etc.
Necesitamos ir cambiando ¿Podremos? y lo que es más importante ¿estaremos a tiempo?

Thera dijo...

Seguro que en la crisis todos tenemos nuestro 'granito' de culpa, claro poquito a poquito se hace un montón,... Pero, yo personalmente, soy de los que piensan que en el fondo la cosa no va con el ciudadano de a pie, que al final és quién sufre y sufrirá las consecuencias. Yo estoy un poco cansada de siempre lo mismo, siempre la necesidad de hacernos sentir primero causantes, luego culpables y al final hacernos creer que con nuestro cambio vamos a lograr salirnos,... Por favor, hablamos de crisis financiera, de un progreso tecnológico mal gestionado,de una economia capitalista exprimida,... Yo creo que quienes tienen capacidad para mover los hilos, los que nos 'mandan', al fin y al cabo, lo han hecho realmente mal y desde aquí se ha promocionado el mundo que tenemos, claro que el ciudadano se acostumbra a la buena vida, claro que poco a poco vamos interiorizando los avances en nuestro día a día, y esto nos hace personas de menor calidad, unos inconscientes ¿?, no, no lo creo,... lo que sí creo es que al final somos los títeres de un gran fracaso, somos los 'sufridores' de un sistema corrupto y nuestras 'neuras' y nuestras penas són las consecuencias de grandes errores,... Pero, claro que a alguién se le ha de echar la culpa y venga a crear conciencia de cambio, de buenos habitos, promedioambiental,... Todo sea por una buena causa...

Melisa dijo...

Se llama "el fin del mundo que conocemos" y lo están emitiendo en multidifusión en Natura, pero no lo localizo online :(

Melisa dijo...

Vale, aquí está

http://www.canalnatura.com/programa.jsp?pId=0000318902&control=09/04/2009&dias=-1

http://www.octoberfilms.co.uk/productions.php?progid=48&category=documentary

La desoladora conclusión del tipo es que la gente no va a renunciar a viajar en avión, a un montón de pequeños electrodomésticos, el coche, limitar su consumo de agua y que a estas alturas sólo puede salvarnos la energía nuclear, algo a lo que él se oponía antes de acabar el documental.

Es muy interesante...

Cris dijo...

Pues es que el sistema somos nosotros, los humanos, ni más ni menos. Asique la culpa es de todos y punto. Se vive en una sociedad que se mira al ombligo pero que poco siente hacia lo que pasa fuera de su casa. Hay muy poca "hermandad" y mucho si te he visto no me acuerdo. Y la orgía de enriquecerse rápidamente que muchos estaban disfrutando ha explotado. Todos han querido hacerse ricos rápidamente y si no tienes todas las cosas materiales de moda, tus copas semanales y tus viajes eres un don nadie. Y la crisis es peor de lo que parece porque todavía los bancos no saben cómo salir de embrollo y las empresas se asustan con lo que oyen y prefieren despedir y reducir gastos aunque no les esté afectando la crisis directamente. En cuanto al ir al trabajo en bici pues si, en Dinamarca hay taquillas y duchas para la disposición de los empleados, panyales de tela de todas las formas y colores y aceptados en las guarderías, marcas ecológicas y de todo pero qué pasa, a la gente no le apetece. Cada generación vamos siendo un poquito más vagos pienso. Nuestras abuelas se rompían el espinazo, nuestros padres trabajaron duro pero no a ese extremo y quisieron darnos una mejor vida, nosotros hacemos lo justo, a veces nos esforzamos un poquito, pero con muchas quejas eso si y nos da pereza muchas cosas y ahora las generaciones de adolescentes no les apetece mover un dedo más de lo estrictamente necesario. La cosa ha tenido que explotar por todos los sitios y no me ha extranyado nada. Yo creo que no hace falta dejar de viajar en avión para que la cosa mejore, yo creo que con poquitos gestos del día a día se pueden cambiar muchas cosas pero es eso, llevar los gestos a cabo y negarse a utilizar ciertas comodidades. Nadie piensa en las consecuencias porque es algo que da la sensación que no va con ellos, aunque vivamos todos en el mismo planeta y respiremos el mismo aire. Esto ha sido un toque para todos, para pensar qué mundo nos hemos creado. Se solucionará, claro que se solucionará y también se que habrá un gran cambio en la humanidad. Pero para cuando? Eso es difícil de saber.

Me ha salido un comentario muy desordenado por no poder sentarme a escribir con tiempo, pero me apetecía contarte todas esas cosas que traigo en la cabeza. Un saludo!

(Ir)Responsable también de esto...