Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

domingo, junio 08, 2008

Una pena, Hilary me cae bien


La foto es de Bárbara Kinney y la he sacado de la página web de la propia Hilary Clinton.

Entendámonos, no es que Obama me caiga mal, o que le esté intentando quitar méritos para llegar a la presidencia de los USA (un puesto político que me interesa, en tanto a la importancia estratégica para el resto de los mortales que tiene). Es sólo que a la señora Clinton la admiro, porque ya ha demostrado varias veces poder afrontar las situaciones más difíciles con un aura de dignidad. Porque poca cosa veo más humillante que tener que sobrellevar unos cuernos en el ojo público y desde luego esta mujer lo hizo de forma impecable.

Hasta en el perder me parece que lo está llevando de buena manera...

7 comentarios:

Miriam G. dijo...

A mí es que me da un poquito de repelús... Yo soy más de mujeres gritones me temo, con más sangre.

Un beso, Miriam G.

Superwoman dijo...

Miriam, me da la sensación de que el privado le tuvo que gritar bastante al marido... ¿no le ves cómo con las orejas mucho más gachas delante de ella desde aquel desliz?
Un supersaludo

Andrés dijo...

Querida SW, ¿tú de verdad crees que llevar los cuernos en el ojo del huracán como lo hizo ella fue... impecable?

Siento no estar de acuerdo en esto contigo: porque cualquier persona en su sano juicio antes de pasar por eso hubiera mandado al bueno de Bill a casa de su mamá: salvo que algún circuito extraño entre ambición e integridad genere un permanente cortocircuito, que creo que es lo que le pasa a esta mujer.

Por lo demás, sí es admirable hasta donde ha llegado ahora, pero más admirable me parece BarcK O. ¡Abrazos! (¿has tirado ya las cajas de mudanzas?) ;) Am

Superwoman dijo...

Querido Andrés, creo que dejar al pelanas de Bill en aquel momento hubiera supuesto decidir no llevarlos (al menos delante del ojo público), ¿no crees? Y por supuesto, la chica aguantó por ambición política. Los caminos de la moral en los USA son inescrutables ;)
Un supersaludo

Melisa dijo...

A mí también me gusta la señora Clinton. Pero no estaba la cosecha madura. Simplemente el hecho de tener que usar el apellido del marido indica como andan en ese país.

Por cierto "ya a demostrado". ¡Ays! :)

Superwoman dijo...

Me temo que me duele a mí también sólo con verlo, Melisa... de un tiempo a esta parte estoy perdiendo mucho en castellano... si al menos fuera para ganar en los otros dos idiomas (prefiero pensar que es eso y no demencia senil).

Por favor, cosas como éstas no las dejéis pasar... la corrección duele, pero duele aún más dejarlo ahí puesto.

Superwoman dijo...

Corregido, pero no suficientemente mortificado...

(Ir)Responsable también de esto...