Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

martes, febrero 05, 2013

Póntelo, pónselo...

Hoy tengo pensado hacer una entrada beneficiosa para la salud pública... y no, no va de lo que parece. Hacedme el favor de ver primero este vídeo, son cuatro minutos terríblemente reveladores:




Ya sabéis que yo soy un auténtico ogro protegiendo mi superidentidad. Pero es porque lo soy igualmente en mi vida privada. Haz un favor: protege tus comunicaciones en línea y hay que tus amigos las protejan también.
  1. Ve a la esquinita superior de Facebook: hay un icono con una tuerca. Si pulsas en él, puedes acceder a tus opciones de privacidad (privacy settings). Comprueba que sólo tus amigos pueden leer tus mensajes (los amigos de tus amigos NO son tus amigos, o sólo lo son en las canciones). 
  2. El punto 1 tiene como ventaja que jamás volverás a tener que preocuparte por esos hoaxes que pululan por el cara-libro (por cierto, una recomendación adicional. Si un texto te parece extraño, es porque normalmente es un hoax. Haz el favor de buscar el contenido junto con la palabra en la red antes de reproducirlo y probablemente ahorres un montón de clicks a tus amistades).
  3. Por supuesto, no aceptes a nadie en un perfil público en en que des detalles íntimos de tu vida si no le conoces personalmente.
  4. Para los detalles íntimos de verdad están el correo electrónico y los mensajes personales: como regla básica, si no se lo contarías ni a tu madre, ni a tu jefe, no lo pongas en abierto.

No te lo pido por entrometerme, protegiendote me estás protegiendo también a mí.

PD: Hoy es el día de la seguridad en internet, una jornada dedicada sobre todo a la protección de los menores en la red, pero en vista de lo visto, los mayores necesitamos una introducción urgente al tema.

4 comentarios:

Maite dijo...

claro, ese es el tema... para educar a los peques tenemos que aprender primero a manejarnos en el mundo... digital. saludos,

Ciudadana C dijo...

Cuánta razón SW. Y ya sabes que en eso yo soy una completa y absoluta dejada. ¿Por qué? quizá porque nuestra sociedad está falsamente educada en la "sensación de confianza", confías que si pagas por un kg de tomates, se te va a dar un kg y no setecientos gramos, que si ofreces tu tarjeta para que te cobren la comida, la van a usar en eso, que si das tus datos por teléfono, van a ser usados para esa causa concreta... confianza, confianza y solo eso.

SuperWoman dijo...

Maite no ha querido darse autobombo porque es una persona estupenda pero ella es toda una experta en el tema... No te cortes, pon propaganda de insela por este post, si haces algo orientado a padres o educadores.
Ay, la confianza CC, la confianza termina dando asco. Yo la verdad, cuanto menos datos les de a las personas desconocidas sobre mi, mejor me siento... Salvo Google, claro, pero vamos, a eso ya me he resignado.
Un supersaludo

Andrés dijo...

Hola, debo decir que es la primera vez que leo (y entiendo) estas cosas de forma algo inteligible, ¡gracias! Aunque debo de decir, para tu tranquilidad yla mía, que lo tenía configurado tal y como lo recomiendas. 1beso, AM.

(Ir)Responsable también de esto...