Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

lunes, octubre 06, 2008

My parents are freaks!!!

No, no los míos... Me refiero a lo que pueden llegar a deducir los Supernenes de nosotros cuando sobrepasen los siete años (que no se porqué, pero se considera la edad de la razón).

Comencemos por el principio. Alguna vez os he contado que en la Superfamilia no tenemos más que un oscuro secreto. Somos padres sanos, comemos y hacemos comer a nuestros retoños panes y pastas integrales, pescado y verdura. La televisión salió de nuestra casa en el día en que nosotros entramos en ella (hubo un momento en que aquello fue considerado algo raro, pero hoy en día ya no lo es tanto), no tenemos video consola, ni pensamos dejar caer a los Supernenes en la tentación de tenerla (aunque somos conscientes de que la lucha con los abuelos va a ser muy encarnizada y ya hemos empezado a orientarles subliminalmente hacia la Wii, que por lo menos les hará menearse). Vamos, que somos raros, raritos pero hasta ahora todas esas rarezas son todas "buenas" como dice mi Supermadre... ¿cuál es pues nuestro oscuro secreto, ese que va a marcar a nuestros hijos por los siglos de los siglos?: somos los dos, cada uno a su modo, unos frikis.

Superman y yo nos conocimos, aparte de intentando desentrañar los misterios de la vida y del gato de Schroedinger, pegándonos contra un montón de orcos, dragones, arpías, esfinges y otros villanos de la misma categoría, armados sólo con un puñado de dados (eso sí, de muchas formas y colores diferentes):



Somos probablemente de la primera o segunda generación de roleros que vió España y eso no ayuda para nada a que te miren con buenos ojos. Superman, que ha sido siempre Máster (y no de Universidad, ni del Universo precisamente) y miembro de la asociación de rol de la Facultad, tuvo que mantener la cabeza un poco agachadita durante un reparto de las becas Erasmus porque el tema en aquellos momentos no estaba muy bien visto.

Bien mirado, es incluso una ventaja el pertenecer a una comunidad de raritos cuando eres un adolescente. Ayuda a enfrentarte a según qué debates cuando eres más mayor con una cierta relajación mental. Por más que insistas en el tema de que el rol es un ejercicio mental apasionante, una especie de teatro en vivo en el que tú eres a la vez que actor, co-guionista de tu personaje y que la mayoría de las personas que jugaban conmigo y muchos que siguen jugando son ahora padres de familia estupendos sin ningún tipo de traba mental, siempre hay alguien que te vuelve sobre el tema de los cuatro pirados que eligieron retratar su locura jugando a eso. No hay caso, yo creo que soy normal pero siempre me vuelven al argumento de que para hacer cierto tipo de cosas hay que estar un poco pirado... Por supuesto con estos argumentos, el debate aburre. Ni qué decir tiene que a mí lo que me pone es matar orcos, no personas...

Pero sí que me interesa la mente de los asesinos, los hechos que acompañan al crímen, los llamados "crímenes reales". Superman se refiere a mi pequeña afición particular como "la vena morbosa" y viene desde que aprendí a leer y pillaba por banda "El Caso" que compraba mi Superabuela todas las semanas. Creo que todos los niños han pasado por esa fase en que quieren ser artistas o astronautas. Yo, con catorce años, quería ser forense, mucho antes de que aparecieran en pantalla las glamurosas chavalas del CSI.



Pero como en España para eso, en aquel entonces había que estudiar Medicina y no podía soportar la idea de enfrentarme a un paciente vivo, la idea pasó a donde van esas cosas que nunca harás en tu vida... con el tiempo he tenido la oportunidad de trabajar como "forense" en una fábrica (me traían las pruebas y un producto muerto y con eso, tenía que encontrar al culpable) y he de decir que es el trabajo en el que más he disfrutado en toda mi vida. El día en que en la UNED oferten la Criminología como opción, seré la primera en apuntarme, aunque sea abuela.

Y la cosa no acaba aquí... Superman es un fan del GTA, una serie de juegos de ordenador en la que interpretas a un personaje de los bajos fondos que roba, mata, machaca y extorsiona con todo tipo de accesorios, algo así como la Barbie, pero a lo bruto:



Muchas veces hemos jugado esta saga delante de los Supernenes (digo jugamos porque él lleva los mandos, pero yo plancho al lado y me ocupo de la estrategia), aunque por supuesto, evitamos las partes más escabrosas. Para Supergirl hubo incluso un tiempo en que el GTA era el "coche pum-pum", en alusión a la frecuencia con que los coches estallaban en pedazos en el juego.

Y no sé qué será de los Supernenes, que normalmente van a tender a rebelarse contra todo aquello que hemos hecho sus padres cuando éramos jóvenes... ¿me encontraré en un futuro siendo madre de dos personas convencionales hasta el absurdo? Cuando veo a Supergirl esconder la cabeza bajo mi ala aterrada cuando ve una película de Walt Disney a veces lo pienso... pero luego esa misma dulce niña aparece a mi lado a veces en plena matanza de "Sacred" y jalea... "mátalos, mami, mátalos".



Un día le pregunté que como teniendo miedo hasta de su sombra, aquello no le parecía aterrador y me miró a los ojos con esa actitud que tiene a veces cuando se da cuenta de algo que yo todavía no he comprendido: "mamá... es sólo un juego". Ella parece que ha entendido aquello que muchos mayores no terminan de comprender.

Las fotos son todas de Wikipedia o de las páginas web originales de los juegos

19 comentarios:

Cris dijo...

Pues es que no se libra nadie yo creo, siempre lo he pensado que lo de ser padres guays y pensar que tus crios van a estar libres de pecado, pues como que no, que al final van a acabar en el psicólogo, terapeuta, barra de un bar o haciendo el camino de santiago de rodillas diciendo: es todo por culpa de mis padres!

Fijate que yo en mi vida he probado el rol ni conozco a nadie que lo juegue, ha sido algo que nunca se ha aparecido a mi alrededor para tener la oportunidad de observar su comportamiento en cautividad...

madre reciente dijo...

Y lo que se lee al meterte en el rol qué!

Yo también fui rolera. La primera chica en serlo en el club de rol de mi ciudad.

Publicaron mi carta a los 16 años en la revista Dragón buscando compis de partida, y casi me revientan el buzón a respuestas (sí, en mi adolescencia no nos escribíamos aún correos electrónicos).

Y los videojuegos... durante mucho tiempo fui periodista especializada en tecnología y videojuegos, más en la parte empresarial del sector que en analizar juegos, pero algo queda.

Yo hace ya bastante que no tengo tiempo, pero mi santo sigue siendo un ferviente jugón.

Con los peques jugaremos, a juegos apropiados, siempre acompañados por uno de nosotros para potenciar el tema social.

Estoy convencida de que los juegos osn una forma de arte, que bien elegida puede ser más educativos que la tele.

Por cierto si jugais, imagino que en el PC, qué mas da tener una tele o una consola en casa?

Miriam G. dijo...

Pues piensa en la pobre Candela, sus padres además de frikis son pijos a la niña no le falta de nada... ja, ja, ja...

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Vaya, compa Superwoman, jamás hubiera imaginado esa vena friqui-rolera, aunque, bien pensado, lo normal es que los cadáveres que cada cual esconde en su particular armario (y el que esté libre de pecado, pueso eso, ya sabes...) pertenezcan, precisamente, a las antípodas de aquello en que se desenvuelve en su vida confesable. Como dijo el otro, no problemo...

Un abrazo.

Superwoman dijo...

Cris, yo ya digo que soy rarita por naturaleza pero no le echo la culpa del tema a mis padres. Lo hicieron lo mejor que pudieron y/o supieron, que para mí ya es bastante.

madre, en lo de los correos electrónicos también soy de las primeras (y eso porque en la Facultad pertenecía al grupo de los que "se movían" para hacer cosas... MS-DOS, usaba para hacer funcionar el bicho). Lo de no tener consola es ideológico (¿dónde habré escuchado yo esto?) y viene porque la redundancia ayuda al exceso: el ordenador es un instrumento ante todo de trabajo y el trabajo se antepone en su agenda al placer... si mi hija esta haciendo los deberes, no tengo al pequeño enganchado a la consola o a la tele, o viceversa.

Miriam, ya te digo que ser friki fortalece el carácter... Candela y María van a ser dos chicas estupendas...

Mira, Manuel, yo que estaba convencida de que el frikismo se me notaba a la legua...

Un supersaludo

Cris dijo...

Hombre Superwoman, eso ya se sabe, digo que por regla general uno intenta hacer las cosas lo mejor posible y con otras cosas pues quizás fallamos algo más, eso es ley de vida, que no estoy culpando a los padres de nadie. Y menos a los tuyos que tienes al cabeza muy bien sobre los hombros aunque seas un agente del CSI frustrado y ahora está hasta de moda! No era para ponernos serios es que me salió el chiste y no te gustó...

Un saludo!

Anónimo dijo...

no te imaginaba tirando la tele por la ventana...creo k la tv es necesaria en el hogar, k pasara cuando los amigos de tus hijos hablen del personaje de turno de los dibujos animados k esten de moda y ellos no sepan de k hablen? kizas tengan mucha suerte y sus amigos no le den importancia o kizas los empiezen a mirar como bichos raros por k no saben kien es ese superpersonaje k conoce todo el mundo???

slv dijo...

No le veo tanto problema a no saber quien es el último superheroe, a la semana será otro distinto. En particular para supergirl le puede venir bien para ligar, a los XY les encanta escucharse y culturizar a las XX. A superboy, tampoco le tiene porque ir mal, se rodeará de XX no apasianadas con dibujos animados.

La opción de que tenga otros amigos no me parece mal.

Yo ahora tengo tele, y acumula polvo.

Superwoman dijo...

Cris, que no me ha molestado lo más mínimo, mujer, :D todo lo contrario, ya has mencionado dos o tres veces el tema del psicoanálisis en tus comentarios, un tema que me parece muy "woodyalleniano" (y conste que Allen me encanta la mayoría de las veces). Lo de mis padres lo mencionaba porque a mí me ocurre todo lo contrario, creo que mis problemas me los he buscado yo solita (mientras que el psicoanalista intentaba cargarle el muerto a mis padres, jajajaja XD).

Anónima querida, jamás tiraría la tele por una ventana... la llevé a su correspondiente punto de reciclaje para que la desguazaran convenientemente. De esto hace más de diez años y en el camino puedes ver que me he enterado de quién es quién en el CSI, Dr. House (de los que he visto muchos capítulos, para eso está Internet, las bibliotecas, las casas de amigos y familiares con tele y los amigos que me prestan las cosas) e incluso desgraciadamente sé quién es Risto Mejide y qué es el Gran Hermano (ahora, a esos los conozco sólo por oídas, salvo diez minutos de GH, primera temporada que me tuve que tragar por respeto a mi cuñada)... no parece que esté tan perdida y no, no soy nada ingenua con el tema, no vivo aislada de la civilización y si ocurre un fenómeno de masas como el que describes, sé perfectamente que entrará en la vida de los Supernenes... ellos saben quién es Pocoyo o Caillou (tenemos los videos porque me parecen un programa educativo para su edad) y los Lunnis (de los que no quiero más que las canciones porque no me parece que los guiones estén preparados para niños de esa edad)... Y el día en que la televisión sea "a la carta", también volverá a entrar en mi casa. Por poner una comparación, no me importa ir de cuando en cuando de manera excepcional a una hamburguesería, pero tener un dispensador de "comida basura" en la cocina, me molestaría mucho.

Slv, qué bueno verte en tu faceta opinadora otra vez :D

Un supersaludo

Cris dijo...

Tengo el chiste de la terapia con una amiga que lo ha vivido en carne propia y es verdad que abuso de ello, no se si te pasa a ti que tienes el tipico chistecillo con alguien pero cuando lo cuentas con otra persona como que no resulto. Voy a intentar no abusar tanto de esta gracioseta nuestra.

Por cierto, lo de los siete anyos tiene su por qué. Normalmente nuestra vida está dividida en ciclos de siete anyos. Corresponde bastante bien con que a los siete anyos se deja atrás la inocencia y te empiezas a dar un poco más de cuenta de lo que pasa a tu alrededor. Un saludo!

gemma.a dijo...

Hola Superwoman, lo que me he reído con el post.
Algunos años más atrás, bastantes para contarlos y gracias a una muy buena amiga, me inicié como rolera ;) Hasta elegí un pseudónimo...
No me duró mucho la cosa, justo hasta que mis papichurris se enteraron!!! Pero lo recuerdo con gran cariño. Me gusta haber conocido esa parte tuya...

Andrés dijo...

Really freaky parents! Un beso, y gracias por tu comentario de ayer en mi página (contestaré en breve). Am

Elena dijo...

Este blog está cada vez más interesante, y eso que tenías el listón muy alto SW. Aunque últimamente no me manifiesto mucho, siempre es un gustazo leerte.

madre reciente dijo...

¿Quién será esa amiga Gemma? No me lo imagino :-P

Coincido con Elena. Y eso que últimamente te prodigas menos. Se te echa en falta en los comentarios de mi blog :)

mafalda dijo...

superwoman querida, ya me supongo que no tirarias la tv, no es correcto socioconscientemente hablando, claro k si funcionaba tambien se la podias haber regalado a alguien que no tenga problemas en entretenerse un poco con ese aparato infernal...la verdad que no entiendo tu postura, no estas deacuerdo con tener la tv en casa(ya se que hay mucha basura, pero tambien hay muchas cosas interesantes y otras que te evaden un poco de este mundo loco)pero no tienes problema con verla en otros hogares, no te creas que se me ha olvidado el simil de las hamburguesas, pero es como decir que eres vegetariana y solo comes carne cuando vas de barbacoa...
quizas ahora con la edad que tienen los niños no veas el "problema", pero no te acuerdas cuando jugabas en el cole a V? que hubiese ocurrido si tu no supieses de que hablaban tus amigos y no tubieses ni idea de quien era Diana?
la tv si puede ser a la carta solo tienes que encenderla cuando pongan algo que te interese.

no te creas que soy el espiritu de la contradiccion, pero de vez en cuando esta bien darle un poquito de chispa a los comentarios, ademas supongo que habras tirado de tu vena sarcastica(que tango me gusta)para contestarme.
un super saludo

Superwoman dijo...

Gracias por comentarme lo de los ciclos de 7 años, Cris, esa teoría no la conocía.

Ay, los padres, los padres, gemma.a... creo que mi Superpadre estaba convencido de que organizaba misas negras en el salón de casa y todavía no se puede creer eso de que me haya convertido en ama de casa con niños.

Andrés, las fotos te las tengo prometidas, en cuanto vaya y las haga, las cuelgo.

Gracias Elena, como ves por desgracia yo tampoco me prodigo mucho, siempre hay tanto por hacer. Pero confío en tí para aumentar mi menguado conocimiento literario.

Mafalda, reina, perdonamé por el chiste fácil, que como dice Cris me salió solo. En todo caso, la que tiene una relación conflictiva con la tele soy yo... por eso reconozco que lo de no tenerla en casa es ser friki. Pero de todos modos mis tiros no pretendían ir por ahí. Lo siento pero tal y como está planteada la tele, no es a la carta. Como tu dices, la pones y ¿qué tienes para elegir? En todos los canales, más de lo mismo. El día en que en mis cinco minutos de ocio me pueda poner el documental que a mí me interese en la tele, ese día la consideraré a la carta. Y mientras tanto, prefiero que nos sea difícil su acceso (durante un tiempo hemos tenido tarjeta de tele en el ordenador, pero como no la hemos usado, desde que nos mudamos ni nos hemos molestado en volver a instalarla). Siguiendo con la metáfora de la comida rápida, lo que veo mal es que dando a un botón te salga todo preparado... prefiero que haya una cierta "voluntad" en el acto de poner la tele... y para eso están los DVD, ya te digo que mis hijos conocen más o menos todos los mismos muñecos y achiperres que conocen los niños de su edad... no es únicamente por la tele por donde entran esos fenómenos. Por cierto, yo tenía compis de clase muy impresionables, que habían tenido pesadillas hasta con ET, a esas niñas sus padres no les dejaban ver la serie V y sin embargo, jugaban a ella como las demás, ya digo que ese tipo de personajes suele tener una vida propia fuera de la pantalla, no hace falta disponer del televisor para verlos.
Un supersaludo

Seren dijo...

No estais solos. Mis amigos y yo solemos bromear que nuestros futuros hijos diran cuando sus amigos les inviten a jugar al rol que eso es algo que hacen los sabados por la noches sus padres.

Me encanta tu blog por cierto.

Superwoman dijo...

Bienvenida Seren... de momento nosotros lo de practicar lo tenemos crudo, nos faltan voluntarios... nos consolamos con los juegos de rol por ordenador, pero no es lo mismo...
Un supersaludo

Clares dijo...

Es una coincidencia. Yo queria ser criminóloga, pero esa carrera, sencillamente no existía en mis tiempos mozos, así que yo lo que quería ser era policía de crímenes, o sea, detectiva. Pues ahora tengo criminología en Murcia y para mí solo tendría dos años. Me disuadió mi hermano, abogado penalista, porque dice que ya no me va a servir para una carrera profesional, y que lo que puedo hacer es leerme todos los disparates que él me diga, cosas de criminales y violencia. Pero aún sigo pensando que quizás lo haga.

(Ir)Responsable también de esto...