Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

jueves, octubre 16, 2008

Lo quiero todo

Hace poco una amiga mía me psicoanalizaba a base de bien, como sólo pueden hacerlo los amigos de verdad. El tema, el de siempre, ¿por qué me siento tan mal en esta situación de espera, cuando en principio mis perspectivas son muy buenas en comparación con las del resto del personal? Soy una privilegiada dentro de las privilegiadas, ya que en el momento presente, probablemente podría dejar para siempre de trabajar (y sobrevivir dignamente, eso sí, sin yate privado como los grandes ejecutivos). Pero el caso es que no quiero, lo quiero todo...



A las horas que son y con muy poca lucidez en el cuerpo me planteo como voy a volver a combinar las pelotas en equilibrio el día que encuentre el trabajo. Creo que el que la tos de fondo de Superboy acompañe estos pensamientos no ayuda a relajarme. Lo cierto es que quiero sacar tantas cosas adelante y todas tan bien, que llega un momento en que parezco más un cable eléctrico que una persona.

Creía que las mujeres éramos las únicas que perdían el sueño por estos temas, pero Superman me ha confesado de mañanita temprano que a él también le ocurre. Pero me da la impresión de que él se lo toma mejor. Así que me temo que si yo estoy a estas horas aporreando las teclas del ordenador en lugar de teniendo pesadillas en las que siempre llego tarde a todos lados y Superman está en la cama intentando descansar, tiene que ver con ese problemilla de autoestima que hace siglos que vengo arrastrando... no me veo capaz de nada, si no soy capaz de todo. Pero no quiero aburriros con ello, ese es un asunto de momento entre mi estima y yo.

Las cosas no están tan mal como parecen... hace ya tiempo que he pasado por según que tipo de "renuncias". Pero aunque tarde más tiempo en terminarlo y publicarlo, no pienso cambiar la hora a la que empiezo a escribir este mensaje... porque es una hora criminal. Y curiosamente estoy aquí, dandole vueltas a la cabeza a lo que me dijo mi amiga y a la situación que me rodea.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

porque nos contaron que lo podíamos tener todo, y nos creimos superwoman.
y ahora, aunque no podamos, tenemos esa idea fija en la retina y en el subconsciente, y nos mata si no llegamos a hacerlo todo y bien (jajajaja).
no malinterpretes, no quiero que me mantengan, no, yo soy una mujer independiente que no hace falta mantener ;-), pero mataría por poder quedarme en casa con mis retoños. Viva la contradicción!
la guerrillera
ps:no pienso hacer ni un comentario sobre la hora de publicación del mensaje.

slv dijo...

lo veo dificil, y en particular la definición de todo. sabes que a algo vas a renunciar, si vas al cine no puedes tomarte a la misma hora una cerveza. ya se que esto es una tonteria pero para las cosas complejas ocurre lo mismo, pero magnificado.

define que todo quieres tener y ya esta... no eres a la unica persona que le pasa.

muchos muchos besos que son compatibles con todos los todos que elijas.

Selvas dijo...

Sólo se me ocurre mandarte un abrazo de otra madre que va siempre a la carrera, por si te sirve de consuelo.
Me gusta mucho tu blog, si me lo permites te enlazo en mi blog.

Un saludo :)

yvi dijo...

Es un problema grave para la humanidad: cuál es la relación entre la esfera de la producción y la de la reproducción. Está claro que no queremos volver hacia atrás, la solución está hacia delante, pero... ¿los kibbutz? ¿nuevos tipos de familia extensa? ¿sexualidad a lo bonobo? ¿un mundo feliz?

Claro que, aunque la humanidad resuelva su problema, eso no resuelve el tuyo...

Ánimo, linda SW. Un beso muy fuerte.

Melisa dijo...

Hay que querer todo lo que se ha elegido tener.

Y ya se sabe que no se puede elegir todo.

Pero cuando haces una elección, siempre es mejor pensar que supone una ganancia y no recordar lo que has dejado pasar.

Cris dijo...

Ves como yo tenia razón que al final acabamos todos con la psicoterapia!! ja ja ja!

Mira Superwoman, lo que tienes ahora mismo es sencillamente lo que algunos llaman el miedo a lo desconocido. Puedes estar en medio de una situación peor y estar tan agusto, pero pensar en los cambios hace que se enciendan las luces rojas de alarma del cerebroy entonces aquello es un no parar de pensar. Tengo que reprimirme de no dar consejos, que soy muy dada a abrir la bocaza y subirme al púlpito y empezar a ayudar a que todos encuentren la fe de la manera que yo digo, claro. Pero te puedo dejar este supercomentario como que intentes llevar el dia a día, planes sólo lo que veas viable o planear cosas que puedan estar en tus manos. El resto déjalo venir y toma decisiones según vayas necesitando. Entonces empezarás a notar más ligereza en los hombros.

Como ves ya estoy preparada para los crisrollos...

Superwoman dijo...

Cris, el caso es que creo que a estas alturas, que llevo más mudanzas que los baúles de la Piquer, el cambio me asusta poco o nada... lo que está empezando a asustarme es que tanto cambio al final no tenga un propósito o una dirección (o yo no sepa dárselo...)
Un supersaludo

Cris dijo...

No me refiero al cambio físico y lo que conlleva, sino al cambio emocional :-) Estás seguramente entrando en otra de las etapas de la vida (cuando uno se empieza a plantear) y el cambio de chip no es facil. El miedo a la situación que visualizas, el si podré, el si saldrá bien, el si me haré danyo... Ese es el tipo de preguntas que hacen saltar la alarma del cerebro que me referia :-)

Superwoman dijo...

Te habia entendido, Cris, pero sigo diciendo lo mismo: el cambio, ni fisico, ni emocional, me asusta... ya he pasado por ello y se que terminas cayendo de pie... o en un colchon, que a estas alturas de la pelicula ya lo tengo... el problema es que ya no tengo muy claro el porque de los cambios, eso es lo grave en mi caso...
Un supersaludo

Cris dijo...

Pues si no entiendes el por qué de los cambios es que estás en otro cambio interior. La fase del cambio es lo peor hasta que a uno se le ilumina la bombilla. Sabes todo lo que te llega en la vida tiene su por qué y seguramente tus cambios también tienen el suyo. Pero yo creo que estás adentrandote en otra fase y tu cuerpo emocional seguramente estará vibrando alerta. Yo que también llevo doce anyos de maletas y cambios a veces me pregunto por qué habré sido tan tonta, eso ha resultado en que ni tengo carrera ni pena ni gloria en mi vida y amigos a miles de kilometros. Pero creo que hay una razón, nosotros hemos hecho la elección y no hay otra. Nada con la corriente a ver donde te lleva. Hombre, tambien te digo que visto desde fuera siempre es más facil, porque yo hablo pero me siento más perdida que Bush tomando decisiones sobre Irak...

(Ir)Responsable también de esto...