Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

domingo, abril 07, 2013

Sport ist mord

Nunca pensé que yo, que si fuera personaje de D&D tendría un willpower de 18 con bonus, fuera a dejarme afectar por la crisis de los cuarenta. Pero después del cumpleaños y de haberme comido mi peso en regalíz negro, kikos y boquerones en vinagre (esos lujos difíciles de encontrar por aquí) volví a plantearme aquello de que la maquinaria la tengo para toda la vida. Y a estas alturas ya no se autorepara ella sola con la misma facilidad. O sea que tengo que comer sano y cuidarme. Lo cuál pasa por hacer deporte.

Los alemanes, que cuando quieren son muy escuetos con las palabras para decir mucho lo clavan con la frase que da título a esta entrada: "el deporte es la muerte". A duras penas y cuando no me paso dos o tres semanas acatarrada me da para encajar en la agenda una horita de yoga o Pilates. Si la semana ha sido de las de fábula, consigo colocar una hora de aeróbico, como "Dance Central" o "Zumba". Y puedo darme con un canto en los dientes con eso. Si quiero algo más, tiene que ser en familia, tiene que ser barato y tiene que ser facilito de implementar.


SM corre, desde hace unos nueve meses. Ha corrido los cinco y los díez km, vestido de persona normal y de spaguetti verde (su traje de faena). Yo de tanto en tanto también me hago unos veinte minutos trotando cuando no tengo otra alternativa, eso sí, a un ritmo tan cochinero que me adelantan hasta los abuelitos con taca-taca. Supongo que cuando mi marido llegó a casa de la última carrera con el flyer de abajo, me pilló en un momento tonto. "¿Por qué no nos apuntamos toda la familia? Los Supernenes pueden hacer los dos km. y tú puedes hacer los cinco." Así nos obligamos a entrenar todas las semanas...

Si no muero por el camino, allí estaré con mi dorsal 1940... proyecto corre

Bueno, pues después de una semana esperando que saliera el sol lo suficiente como para derretir toda la nieve de las calles, hoy ha sido nuestro primer entrenamiento juntos. La cosa ha empezado muy bien. Los peques han conseguido su kilómetro sin rechistar y yo iba lanzada dando vueltas por el parque con mi musiquilla puesta, pensando que los cuatro kilómetros estaban a mi alcance a ese ritmo cuando en la tercera vuelta...

... he pisado mal y me he torcido el tobillo. No sé que ha pasado: no era una zona especialmente escarpada, no había hoyos, ni baches. Y el bajonazo de pasar de tener las endorfinas a tope y la máquina del esfuerzo a todo meter, al dolor intenso, ha sido intenso. Puedo agradecer a la madre naturaleza, que me dotó de cualidades de tentetieso, que la cosa no vaya a ir a más de un dolorcillo ligero en la articulación. En estos momentos el orgullo es lo que más me duele.

8 comentarios:

Paula dijo...

Poco a poco, lo importante es ser constante aunque retomar las buenas costumbres suele ser traumática los primeros días.
Yo empecé ayer con la bici. Iba dispuesta a darme una paliza pero mi marido, sabiamente, me aconsejó empezar por una sesión light para ir cogiendo fondo.
Gracias a eso hoy me he levantado con ganas de repetir. De otro modo, mi espalda me la habría jugado.
Ahora lo importante, cuando se pase el dolor (el físico, que el del orgullo suele durar algo más) es continuar.
Vamos, que podemos.

Martes dijo...

JAJAJAJA xD
Es una señal... Al final la gente sana muere antes ;)
(O si no me crees, piensa en todas esas noticias de viejos de ciento y pico años que fuman como carreteros y comen cocido todos los dias!)

SuperWoman dijo...

Por bocazas: he ido a tomar un baño después de terminar esta entrada y al salir de la bañera no podía apoyar el pie en el suelo... ni se me ha hinchado, ni nada, de momento es todo puro y duro dolor... espero que sólo sea el traumatismo porque tengo otra semana de mover maletas por delante...
Un supersaludo

rozio dijo...

SW, ya sabes, reposo *absoluto* al principio y después (24-48h) empiezas a apoyar y probar. Un esguince mal curado es una lacra que se arrastra mucho tiempo.

Y, chachi-piruli, por lo del deporte. A mi esa parte no me cuesta ningún trabajo porque me gusta... ahora lo de comer menos/mejor lo llevo mal. Y las cervecitas con las amigas tampoco se pueden perdonar ;-)

Besotes y ánimo para volver pronto a los ruedos.

SuperWoman dijo...

Vale, despues del reposo (una tarde y una noche enteras) parece que vuelve a chutar. Me he puesto una tobillera por si acaso y hoy sentare el culo en la silla y no hare mucho mas.
Un supersaludo

Ciudadana C dijo...

Ay! que llego tarde para decirte que ÁNIMO en tu propósito y que si lo que tienes es una simple torcedura, yo conozco fisios que hacen verdaderos milagros ;)
Yo soy de las de esguince al canto y una de las veces me pilló un fisio por banda y me lo quitó para siempre...
Otra cosa, que yo estoy en lo que tú y mira, aún apuntándome al reto de endomondo que ha puesto mi hermano y yendo de las últimas, consigo motivarme y/o sacar tiempo.

Andrés dijo...

Jaja, ¡me encanta la frase alemana! Duro con el deporte, que luego se vuelve adictivo y todo, aunque no lo creas. Oye, y veo que a pesar de estar "instalada en los taitantos" (yo aterricé x aquí cuando eso decía "taipocos" ;-) sufres ya la crisis de los '40, ánimo ¡que son estupendos! 1beso, Andrés

SuperWoman dijo...

En los taitantos se instala una cuando yo me instale (justo cuando deje los taipocos, claro) y ya no los suelta Andres...
Manyana vuelvo a la carga, desde ayer puedo apoyar el pie sin problemas.
Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...