Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

sábado, abril 14, 2012

Alemania no es Jauja

Mira: en la tierra de Jauja hay un río de miel y otro de leche, y entre río y río hay una fuente de mantequilla y requesones, y caen en el río de la miel, que no parece sino que están diciendo: «cómeme, cómeme». Lope de Rueda
Hay veces que todavía me asusto de los muchos topicazos que me llegan por amigos sobre la situación en Alemania, el último de los cuáles pongo abajo por si os interesa (es un programa en cinco entregas):



Entiendo que el periodista tiene que crear polémica y espectáculo en este mundo de pan y circo que estamos creando. Lo que no entiendo es que la gente lo compre sin más. No entiendo las muchas personas que se creen que fuera de España a los perros los atan con longaniza. No sé si es que con veinte años eres un poco pipiolo o es que hoy en día no leen a Lope de Rueda entre los libros obligados en secundaria y no se han enterado de que la tierra de Jauja no existe.

No hay ningún lugar en la tierra donde no se requiera esfuerzo y una dosis adecuada de suerte para salir adelante. La suerte ayuda, pero esa dosis de esfuerzo es necesaria y fundamental. Y por supuesto sigue una ley de proporcionalidad directa: a mayor esfuerzo, más son las posibilidades de progresar, aunque no esté la cosa garantizada. Y todos los lugares tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Los alemanes, de perfectos, tienen más bien poco. Y alguna de sus ideas para tirar adelante no tiene ni pies, ni cabeza.

La diferencia entre Alemania y España no está en las horas que echamos, ni en la calidad de los trabajadores. No está tampoco en el uso de internet (que no todas las empresas tienen capada, de tres que he currado aquí, sólo una capaba el acceso y no a todos los trabajadores) o en el famoso cafelito (SM afirma que de la cafetería de todas sus empresas han salido más patentes que de todos los laboratorios de las mismas juntos). Ni siquiera hay diferencia en ese supuesto estoicismo conque los alemanes han aceptado supuestamente "vivir peor" (y lo pongo entre comillas porque creo que los alemanes viven de maravilla y lo único que han hecho ha sido renunciar a crecer tipo "gran sueño americano"). La diferencia está en que en toda Europa se trabaja por productividad y todo está orientado a conseguir resultados. El sistema está orientado a que desde el primer empleado, hasta el presidente de la empresa se concentren en esta tarea. Y todos arrimamos el hombro, en la medida de nuestras posibilidades. Y todos, del primero al último, nos sentimos responsables de nuestro propio ladrillo. Un tipo de actitud que es lo que hace funcionar a las empresas extranjeras que se instalan en España también.

7 comentarios:

misteriosa dijo...

Cuánta razón. Y oye, no son sólo pipiolos de 20 años, que yo lo entendería. Licenciados de más de 30 años, creyéndose que aquello es Jauja. El otro día lo discutía con mi hermano. Aquí ya entra otro rollo, y es que él también está separado, pero él hablaba de irse sólo. HOmbre, qué cómodo digo yo, yo sola sin mirar atrás tambien me voy, total, que yo todo el rato le hacía hincapié en los niños. Y decía "si hay que ir con ellos, se va con ellos". El no debe tener ni idea de todo lo que yo leo por aquí , en blogs y demás, de como está el asunto "niños" fuera de aquí. Se debe pensar que le van a poner niñera gratis o algo así, por su cara bonita. Y yo decía que tal vez aquí no llegue tan lejos, pero sea más feliz. Yo creo que la gente se ciega viendo un sueldo en una oferta de empleo y no ven más allá, no lo ven en contexto.

Porque en este hipotético caso de que él se fuera sólo, digo yo que tendría que compensar de alguna forma (¿+dinero?) a la exmujer por no tener ella la misma disponibilidad y por tanto ella no poder ascender igual que él (o por tener que pagar canguros esas horas). Pero todo eso nadie lo ve. Sólo ven los ríos de miel y leche. Un saludo y yo sigo sobreviviendo en España.

Martes dijo...

Me quedo con una productividad. Productividad no es trabajar más, sino trabajar mejor. Puedes hacer tu trabajo bien, terminar antes y salirte a tomar un café con los compañeros. Y puedes echarle horas y horas en la oficina y no hacer nada a derechas. Para mí es una diferencia tan evidente que no entiendo que sigan insistiendo tanto en lo del café y el número de horas. En serio.

Paula dijo...

Modelos de gestión de recursos humanos desfasados, que con la crisis todavía se acentúan, y que parten del error de que el empresario y sus trabajadores tienen intereses contrapuestos.
Con el miedo no se motiva, más bien todo lo contrario. Y la productividad está estrechamente ligada a la motivación.
Pero con la crisis, en lugar de cohesionarnos todos e intentar hacer frente común para salvar nuestra empresa, esto se ha convertido en un sálvese quien pueda.
Y el resultado es que nos hundimos todos.

Titajú dijo...

Yo no sé mucho de nada, pero sí que hablo con la gente, y la gente me dice que incluso las empresas con beneficios más que notorios también están echando a la gente a la calle.
Pero también conozco a un par de casos que quieren trabajar en lo que sea aquí en España y lo han conseguido. Los explotan, les pagan una mierda, curran más horas de las estipuladas, pero ellos quieren trabajar en unos puestos que nadie quiere porque los findes son sagrados, las noches también y lo de aguantar a algunos clientes pues como que no. El último caso lo conocí el viernes de boca del padre de la niña, que trabaja explotada y estudia sociología a la vez. Y cuando tiene un rato libre, pues también echa un cable con su hermana pequeña (seis años) y el del medio, que es hiperactivo.
Y la chica en cuestión es feliz y se le nota.
Claro que también ha gente que te suelta:
"yo no he estudiado una carrera para acabar haciendo eso".
Pues yo estudié una carrera e hice dos másters por si acaso no podía cumplir mi sueño.
Y es que los sueños, sueños son.

Lali dijo...

Yo creo efectivamente que deberíamos optar por productividad y no presentismo, y fomentar realmente la conciliación, pero no abriendo más escuelas infantiles, sino mejorando los horarios de aquellos que lo deseen. Hay que dar un paso al frente y avanzar, no quedarnos como siempre, y quejarnos. La suerte es para el que la trabaja, creo yo.

Holiday Mist dijo...

Falta la pregunta del millón:"¿quién ha leído a Lope de Rueda??"....pues my dearest,seguramente muchos de los que nos hemos quedado aquí,en la España de pandereta,compaginando dos trabajos basura para empezar la vida y pagar las facturas...dejando atrás esos sueños-que como bien dice Tita,sueños son-.
Desafortunadamente para todos aquellos que creen en el topicazo de la longaniza,llegará la cruda realidad..y apunto algo que se te olvido incluir:¿¿hablan alemán perfectamente??.
:)

Holiday Mist dijo...

A ver,que he releído lo escrito:
cuando hablo de lectores me refiero a los que,como yo,nos hemos preocupado por tener estudios y leer,entre otros, a Lope de Rueda ,de Vega y otros clásicos...y no parar de leer...

(Ir)Responsable también de esto...