Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

viernes, noviembre 18, 2011

Apuntes sobre energía: efecto invernadero

Algo que os sonará a poco que hayáis leído sobre cuestiones medioambientales en el periódico, es que últimamente el dióxido de carbono (químicamente abreviado CO2) tiene mala reputación. Solía tener bastante más que la energía nuclear, pero una buena catástrofe cambia bastante las prioridades de la prensa.

Poniéndonos serios, el dióxido de carbono se produce mayoritariamente en el proceso de "respiración" de todos los seres vivos (y lo pongo entre comillas porque no estoy segura de si se puede considerar científicamente hablando que un árbol respira). Más tarde, reacciona de forma quimica con otros componentes de la tierra y forma compuestos de carbono. Al menos una parte queda atrapada en el subsuelo terrestre.

El problema es que el CO2 es un gas de los que producen el llamado "efecto invernadero". Este nombre es descriptivo, es decir, se llama así porque estos gases producen en la atmósfera el mismo efecto que los plásticos producen en las plantaciones de lechuga y pepino en Almería:



La atmósfera no deja de ser una mezcla de gases. A grandes rasgos la composición es de un 78% de nitrogeno y 21% de oxigeno. El resto es una mezcla de gases variados, pero con un sencillo cálculo podéis ver que la suma de todos ellos compone cerca del 1% de la mezcla. El efecto invernadero consiste en que esos gases forman una capa alrededor de la tierra que se comporta como un techo plástico: deja pasar la luz y la energía del sol, pero no permite que se escape la energía radiada desde la tierra. Lo que mucha gente ignora es que éste es un efecto natural (por ello se suele hablar del efecto invernadero iatrogénico) y en cierto modo deseable. Sin esa capa de gases, la temperatura terrestre estaría por debajo de los dieciocho grados centígrados (eso sí, negativos) y la vida en la tierra se vería un tanto afectada.

Lo que viene a preocupar es el efecto producido por la mano del hombre, al que para distinguirlo del anterior se le conoce como efecto invernadero antropogénico. Y por eso es por lo que preocupa la concentración de CO2 en la atmósfera tanto. Pero como ya he dejado bastante información en este post, continuarémos con como afecta esta subida del CO2 en otra entrada más adelante.

4 comentarios:

rozio dijo...

Es que a hacer cosas antropogénicas no nos gana nadie ;-)

Manuel Márquez Chapresto dijo...

"y la vida en la tierra se vería un tanto afectada"... Compa Superwoman, no sé cómo se vería afectada la vida, en general, pero la de mi mujer, con lo friolera que es, sí que se vería seriamente afectada (la mía, no tanto; yo llevo el frío bastante mejor...). Más allá de chistes chusqueros y chungos, te tengo que agradecer, una vez más, la claridad didáctica de la exposición: para los paletos en la materia, impagable...

Un fuerte abrazo y buen domingo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Ah, que se me había "olvidao": bonito cambio de look. Discreto y elegante, sí, señora...

Superwoman dijo...

Lo del antropogénico lo aclaro, Rozio, porque nosotros los que estudiamos con profes que sabían latín y griego hemos escuchado la palabra alguna vez, pero me he dado cuenta de que la nueva generación tiene personajes que no saben que hubo vida en Merida o en
Lugo antes que nosotros...

Manuel, por seguir con tu chiste, la vida en la tierra se vería muy afectada porque yo (y la mayoría de las mujeres conmigo) nos negariamos a reproducirnos en esas condiciones... me alegro de que guste el cambio de look, iba tocando.
Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...