Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

viernes, enero 07, 2011

Siempre despeinada

Queridos Reyes Magos,
me vais a perdonar que este año la carta llegue con un retraso de impresión pero sabéis que desde que soy madre curranta, tengo otras prioridades en la vida: repartir regalos, escribir ofertas para los clientes, dar besos (a los clientes no, a los Supernenes y muchos de ellos por encargo vuestro como en la viñeta del siempre genial Forges).



El caso es que el año pasado me trajisteis todo lo que os pedí: el trabajo, la casa nueva, la mudanza... y este año no tengo tampoco demasiado que pedir.

Deseo tener energía y salud para sacar adelante un par de proyectos que me gustaría ver terminados (bueno, salud ya tengo, pero sabéis a lo que me refiero, volver a no notar que tengo una espalda constantemente sería una pasada). Quiero un año entero para hablar de temas relacionados con energía y medioambiente... un mes se me queda corto, sobre todo porque no tengo tiempo de ponerme el traje de Superwoman tan a menudo como quisiera. Y nada más, ya habéis dejado sobre este techo demasiados regalos y demasiadas bendiciones.

Bueno, sí, se me ocurre una cosa. Quiero aprender a vivir despeinada: que me resbale lo que dice la gente, que no me puedan las obligaciones, que sólo me importe lo que yo pienso de mí misma y que todas las grandes alegrías que tengo sean mucho más importantes que los pequeños inconvenientes en los que tanto me fijo...




Ah, y ya que estáis, os pido lo mismo para las amigas que nos están leyendo (que no se me ofendan Manuel, Andrés..., pero sin ser la Aído creo que las "miembras" somos la mayoría en el blog, la petición también es extensiva para ellos).

7 comentarios:

Titajú dijo...

¿Quieres vivir despeinada? Es fácil. ¿cuándo cumples los cuarenta? A los cuarenta aprendí yo (ante vivía pegada al bote de laca).
Gracias por pedir lo mismo para mi, pero ya sabes que no soy una madre curranta, soy mamá/sargento los momentos del día que comparto con mis hijas, y vividora total a tiempo completo. Me encanta vivir, y despeinarme (y menos mal, con el ventarrón que sopla siempre en la Coru...)

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No hay ofensa, compa Superwoman, donde no hay intención de ello, por supuesto. Además, como ya te he dicho en más de una ocasión, yo aquí, en tu cibercasa, como en algunas otras, soy UNA más, sin problema. Me gusta mucho el tono poco exigente y agradecido de tu reseña; creo que eso es ya una piedrecita importante en la ristra que hay que colocar para terminar viviendo despeinada. Seguro que lo vas a conseguir sin mayores problemas...

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

R.Holiday dijo...

Guaaaa,que buenos propósitos-la verdad es que los míos hasta cutres resultan,né-
Eso de vivir despeinada lo llamo yo la actitud "melasssuda"...no veas lo bien que sienta.
En mi caso llevo el pelo corto desde hace unos 12 años,cuando un peluquero intrépido me quemó la cabellera con una permanente..(joé,esto ye pa un post..,ya os lo contaré ;)así que ni me peino ni me despeino.
:)

PMM dijo...

Pues yo te agradezco la petición que haces extensiva a todas. Yo también quiero ir despeinada por todos esos motivos, aunque reconozco que yo no he sido nunca de mucho peinado de peluquería.
Y la viñeta, genial, como siempre Forges. Biquiños SW

Melisa dijo...

Me encanta :)

Elba Rodríguez dijo...

Ajajajajaja, saludos desde venezuela cabimas edo zulia excelente, me relajo mucho esa despeinada es cierto,como disria la gloria trevi "Voy a trer el pelo suelto..."

Anónimo dijo...

Al final dice, deja que la vida te despeine, y yo diría... ¡deja que la vida te peine! :D

(Ir)Responsable también de esto...