Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

viernes, noviembre 26, 2010

Cuatro herejías medioambientales...

... con las que en principio estoy parcialmente de acuerdo (pero me reservo para contar con lo que no estoy de acuerdo los comentarios):



Los subtítulos en castellano están en la parte baja de la pantalla, a la izquierda. Presionando el enlace "View subtitles" y buscando "spanish".

Queda abierto el debate.

martes, noviembre 23, 2010

Supermujer por el clima mundial



La verdad es que yo soy una de las escépticas sobre el problema del cambio climático y el calentamiento global. Puntualicemos, no, no es que no me lo crea. Es que tengo una voz interior que me repite que conseguiremos autodestruirnos bastante antes de que la cosa vaya a pasar a mayores (vale, ya sé que soy un autentico rayo de sol, pero SM puede dar fe de que al menos intento no ser demasiado pesimista).

Otra cuestion, es cuántas sandeces sobre el tema se pueden escuchar y leer a poco que te interese la historia. Mi favorita es esa de que "tenemos que salvar el planeta a toda costa". Señores, la tierra lleva unos 4600 millones de años así por encima en escena y se las ha apañado durante la mayor parte de ellos sin nosotros con fluctuaciones de temperatura mucho más grandes de las que estamos viviendo en la actualidad. Y si alguno tiene tiempo, le recomiendo para un rato de ocio el documental "La tierra sin humanos ("Life after people"). Si a ninguno de esos políticos con delirios de grandeza le ayuda a bajar los pies a la tierra el hecho de que en menos de 1000 años no quedaría ni rastro de las grandes obras que inauguran si desaparecieramos, creo que nada puede ayudarnos.



Lo que sí está amenazado en estos momentos es el habitat natural de muchas especies que pueblan la tierra, entre ellas, el del "Homo sapiens sapiens". Sí, esos somos nosotros. Y eso es lo que tendría que ponernos las pilas para reflexionar profundamente sobre hacia donde queremos ir en un futuro, próximo y lejano. Ayer estuve en unas jornadas de promoción de soluciones energéticas del futuro. La mayoría de los ponentes coincidían en que la falta de información a pie de trinchera sobre este tema es sangrante: ¿alguien sabe a qué me estoy refiriendo si hablo del ITER? ¿O que Cancún tiene una resonancia internacional en estos momentos y no precisamente como lugar turístico? ¿O qué ideas o alternativas al carbón y al petroleo son realizables en este momento? ¿Compensa alargar la vida de las centrales nucleares? ¿Cuál es nuestra responsabilidad personal en todo este asunto?

Por eso este blog y su propietaria han decidido emprender la causa de la concienciación pública y dedicar el mes de Diciembre entero a daros la peña (y sobre todo información, muuuuucha información) sobre el temas relacionados con el cambio climático. Espero que lo sobreviváis.


(Foto: Ainhoa Goma para Oxfam, publicada bajo licencia Creative Commons)

sábado, noviembre 13, 2010

Pastillas que realmente funcionan

Las de la foto, son las Pléyades.



Si alguno es aficionado como yo a echar la cabeza para lo alto y mirar a las estrellas, seguro que ha escuchado hablar de ellas, a pesar de que son una "constelación" (y hasta esto lo pongo entre comillas porque no estoy segura de que alcancen la categoría) menor. Las suelen llamar las siete hermanas, porque ese es el número que se suele apreciar a simple vista. De hecho, algunas civilizaciones usaban las Pléyades para seleccionar sus arqueros: aquellos que eran capaces de ver más de siete, eran los que tenían una vista más aguda.

En mis tiempos mozos, yo era capaz de distinguir con claridad ocho Pléyades. No todas a la vez, por supuesto, porque tenía que enfocarlas a distintas distancias, pero la verdad es que eran muchas las que lograba distinguir de golpe. La persona que me presentó esta constelación me odiaba por ello...

Bueno, por si lees estas líneas (aunque no creo) ya puedes dejar de odiarme. El otro día volviendo a casa de un viaje de negocios, paramos en un area de servicio en mitad de ninguna parte: condiciones perfectas, cielo despejado... y sólo conseguí ver seis Pléyades. Me estoy haciendo mayor, definitivamente.

Así que me voy a dar a la medicina. En cuanto llegue a Madrid, me voy a comprar varias cajitas de las pastillitas blancas éstas del anuncio.



Sabéis que no soy mucho en medicamentos, pero como el genial García Berlanga, lo de las Pléyades me demuestra que he llegado a la edad de creerme lo que me de la gana... y además, éstas estoy segura de que funcionan, al menos a mí nada me hace más feliz que poder hacer algo por otras personas...

PS: Llevo toda la semana esbozando este post en mi mente y hoy, cuando lo voy a poner, me entero del fallecimiento de García Berlanga... hay veces que las coincidencias son una piedra de toque. Creo que le voy a mandar el link de este post a las personas que estábamos aquel día viendo el cielo. La vida es demasiado corta para despistar a según que gente.

sábado, noviembre 06, 2010

Crecer es inevitable

Y no lo digo yo, lo dijo Ana Maria Matute en su libro "El polizón del Ulises".



Es una frase que leí hace años pero se me ha quedado grabada en la cabeza. Yo estoy pasando ahora por una fase de crecimiento, y ya sabéis todos que crecer es doloroso, cuesta y se necesita tiempo para interiorizar, como cuando un gusano se convierte en mariposa... así que esta vuestra casa está sufriendo con creces ese tiempo de abandono.

Por no hablar de que la Academia de la Lengua cada vez me tiene más insegura sobre lo que escribo... tengo grandes problemas con el alemán, mis mensajes en el trabajo me vienen de vuelta con más párrafos rojos que negros y en español empiezo a notar pequeños deslices cada vez más gordos... si encima me cambian el sistema así, sin previo aviso, no sé yo si seré capaz de escribir con menos faltas de ortografía...

Y por favor, Señores Académicos, la "ñ" no nos la toquen...

(Ir)Responsable también de esto...