Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

sábado, noviembre 13, 2010

Pastillas que realmente funcionan

Las de la foto, son las Pléyades.



Si alguno es aficionado como yo a echar la cabeza para lo alto y mirar a las estrellas, seguro que ha escuchado hablar de ellas, a pesar de que son una "constelación" (y hasta esto lo pongo entre comillas porque no estoy segura de que alcancen la categoría) menor. Las suelen llamar las siete hermanas, porque ese es el número que se suele apreciar a simple vista. De hecho, algunas civilizaciones usaban las Pléyades para seleccionar sus arqueros: aquellos que eran capaces de ver más de siete, eran los que tenían una vista más aguda.

En mis tiempos mozos, yo era capaz de distinguir con claridad ocho Pléyades. No todas a la vez, por supuesto, porque tenía que enfocarlas a distintas distancias, pero la verdad es que eran muchas las que lograba distinguir de golpe. La persona que me presentó esta constelación me odiaba por ello...

Bueno, por si lees estas líneas (aunque no creo) ya puedes dejar de odiarme. El otro día volviendo a casa de un viaje de negocios, paramos en un area de servicio en mitad de ninguna parte: condiciones perfectas, cielo despejado... y sólo conseguí ver seis Pléyades. Me estoy haciendo mayor, definitivamente.

Así que me voy a dar a la medicina. En cuanto llegue a Madrid, me voy a comprar varias cajitas de las pastillitas blancas éstas del anuncio.



Sabéis que no soy mucho en medicamentos, pero como el genial García Berlanga, lo de las Pléyades me demuestra que he llegado a la edad de creerme lo que me de la gana... y además, éstas estoy segura de que funcionan, al menos a mí nada me hace más feliz que poder hacer algo por otras personas...

PS: Llevo toda la semana esbozando este post en mi mente y hoy, cuando lo voy a poner, me entero del fallecimiento de García Berlanga... hay veces que las coincidencias son una piedra de toque. Creo que le voy a mandar el link de este post a las personas que estábamos aquel día viendo el cielo. La vida es demasiado corta para despistar a según que gente.

12 comentarios:

Leia Organa dijo...

La vida es demasiado cota, tienes razón... yo nunca he conseguido vre más de seis; pero creo que también voy a dar un "toque" a mis amigos olvidados...

PMM dijo...

No soy yo muy aficionada a las estrellas, confieso que quizás ea porque nadie me ha enseñado a mirarlas y por mucho que mire, no veo ni el carro ni nada, sólo puntitos brillantes esparcidos por el cielo.
Pero este post, aún así me ha encantado.

Paula dijo...

Yo de constelaciones lo justito, pero aun así, me gusta mirar al cielo. Lo que pasa es que, frecuentemente me sobra luz, me sobran edificios, y me falta tranquilidad.
El vídeo de Berlanga estupendo, yo también me apunto a esas pastillas, y hasta me termino el tratamiento.

Rose Holiday dijo...

Yo nunca he visto niguna-conscientemente-lo cierto es que tampoco miro el cielo demasiado,en las noches de verano que no trabajo se me olvida que es de noche ;)

Lady Sandman dijo...

Afortunada tú que puedes ver seis... yo, la luna y vale. Me ha encantado el paseo por tu blog, me verás más a menudo.

Un saludo: LADY SANDMAN

Titajú dijo...

cuatro de los blogs que sigo tienen el mismo post, ya no sé qué decir.
Mmmmmm... hola, Sw, yo también miro las estrellas, pero para descubrir a algún avión camuflado entre ellas y desearles un buen viaje a los que van dentro.
Yo soy más del estilo de "Madagascar", el romanticismo os lo dejo a los demás.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

A mí, compa Superwoman, al igual que a la compa Pilar, no me tira mucho lo de mirar el cielo estrellado (a mi mujer sí que le tira bastante más, es muy aficionada a la astronomía...), así que dudo mucho que fuera capaz de ver siquiera una, soy de un torpe para esas cosas que asusta. Si a eso le sumas que de vista andamos ya como denotan esas gafas que han adornado en algún momento mi foto de perfil, pues eso, blanco y en botella...

Un fuerte abrazo, buen día y hasta pronto.

Ciudadana Coja dijo...

Qué brutal el vídeo!
Tanto como el cielo estrellado. Este verano que ya pasó tuve la suerte de empezar a apreciar lo que siempre tenemos ahí (aunq la contaminación lumínica no siempre lo permita)
Besitos SW!!!

Andrés dijo...

Amiga: curiosa coincidencia esta de Berlanga, mientras mirabas las Pléyades. Un abrazo, Andrés.

ana pastor dijo...

Berlanga como siempre magnifico, también me apunto a las pastillas.
Me gustaria poder mirar las estrellas con calma, pero tanta lluvia no me lo permite

Superwoman dijo...

Gracias a todos. Os tengo abandonadisimos, a ver si lo puedo remediar con una idea que he tenido...
Un supersaludo

MiAnestesista dijo...

Gracias por la entrada.

(Ir)Responsable también de esto...