Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

lunes, junio 28, 2010

Maratón fin de semana...

... y no, no es que me haya liado la manta a la cabeza y me haya recorrido los 42 kilómetros de rigor. Es más bien la actividad cotidiana de uno de los dos días del fin de semana: suministrar pitanza más o menos fresca (y lo digo así porque las personas que cocinamos y curramos sin el congelador no seríamos nadie) a SM y los Supernenes durante la semana. Y para que veáis que no exagero, os pongo una lista de lo que puede llegar a ser un fin de semana normalito...

* Siempre suelo cocinar un bizcocho o algo de bollería: normalmente nos comemos un trocito recién salido del horno y lo que queda, lo guardo como expliqué en el otro (difunto por falta de uso) blog.



La semana pasada cayó el Chocolate Bund receta aquí y esta semana magdalenas voladoras ( receta aquí) que suelen caer mucho porque son ricas, fáciles y su nombre viene de que no suelen quedar para congelar tras un par de días...



* Otra cosa que suele caer son galletas para los desayunos. Mis favoritas son las galletas de L (receta aquí)



* No puede faltar el pan. Tengo varias recetas pero la verdad es que suelo usar una de pan blanco básico e ir variando el tipo de harinas y los rellenos.





* Luego dejo congeladas para la semana un par de cosas típicas, de esas de puchero, judías, garbanzos... no tengo foto que lo atestigüe pero al que se pase por aquí, le invito a un cocido (con sólo que me de tiempo a descongelarlo, claro).

* Esta es una receta de cosecha propia con lo que me sobró de los garbanzos la semana pasada: crema de garbanzos y jengibre para untar... no estaba muy segura de lo que estaba haciendo, pero al final quedó bueno y todo. La obsesión con las cremas vegetales tiene su explicación y supongo que algún día de estos os la explicaré si tengo tiempo y todo. Este fin de semana ha caído también otras dos: queso crema con anchoas y alcaparras y crema de setas shiitake (de ésta prometo receta y foto, es vegana y sabe de escándalo).

* Luego vienen las típicas recetas de comida asiática, donde el intríngulis está más en enrollar los correspondientes rollitos que en en la receta en sí: lo de la foto son buñuelos thai de pescado y saben completamente diferentes a los clásicos de bacalao.



* Entre medias siempre cae algún batido o smoothie... El de la foto es de buttermilk con plátano y nectarina (el color lo da una rodaja del bund que sobró y también terminó en el batido).



Son sanos, rápidos de preparar y nos los bebemos en un instante... Y en verano, por supuesto, también gazpacho...


* Para los niños, se puede hacer nuggets de pollo. Si alguno ha visto los videos de Jamie Oliver explicando como hacen los nuggets comerciales, comprenderá porqué hacerlos en casa... lo mismo ocurre con las varitas de pescado, las hamburguesas y las patatas fritas (aunque los Superpequeños han salido gourmets y lo que les va a los dos es el sushi).



* Por supuesto, encima uno de los dos días del fin de semana se sale y hay que preparar comida tipo excursión: tortilla, empanada o cosas similares...





* Y cuando todo falla o como en este fin de semana, hay un plan como la Elbhangfest por el medio que te impide llevar a cabo semejante maratón, se improvisa... hoy pongo de cena verdura variada, quesos y pan cortados en trocitos. Cada cuál puede servirse su propio pincho/brocheta pero siguiendo la regla de que por cada trozo de pan hay que poner dos de verdura... Mañana os pongo la foto de los pinchos más bonitos...

jueves, junio 24, 2010

Cuerpos gloriosos

Hace tiempo que tenía pensado recomendaros una película. Este artículo de hoy en "El país" me lo ha recordado porque la cosa va también de maduras que se desnudan y sale la mismísima Hellen Mirren, que es una actriz que me mola mogollón.



Se trata de "Calendar Girls" que me supongo que se habrá traducido en España como "Las chicas del calendario". No os pongo más que en detalles: un grupo de mujeres de mediana (tirando a madura) edad en un pueblecito perdido de Inglaterra deciden hacer un calendario destinado a la caridad quitándose la ropa. Si os gustó "Full Monty" la película está es del mismo estilo.



El morbillo que presenta la película en cuestión es que está basada en una historia real: las chicas del calendario de Skipton, un grupo de plus cincuentaañeras que decidieron quitarse la ropa para comprar un sofá más cómodo en la sala de visitas del hospital local.



Puede que algunas personas piensen que esto es inmoral o ilegal (porque al menos, engordar no engorda). Puede que haya personas que consideren poco estético que mujeres así de mayores luzcan sus cuerpos... Pero en una sociedad como la nuestra en que demasiadas veces se rinde culto a un cuerpo perfecto irreal, logrado de manera artificial y artificiosa, he de decir que a mí estas fotos me producen orgullo y ternura.

Yo que de adolescente sufrí millones de complejos, que no podía mirarme en un espejo sin sentir pavor, con los años he conseguido sentirme cada vez más conforme con un cuerpo por el que se van notando el paso de los años y de la vida (las estrías, las cicatrices, la falta de firmeza y la ley de la gravedad que hacen estragos). Pero ver estas fotos me devuelve la esperanza de que un día no muy lejano yo también puedo ser así. Son un ideal alcanzable. Tienen el encanto de lo natural, de lo no preparado y son cuerpos bellos, cuerpos gloriosos...

martes, junio 22, 2010

Buntesrepublik-Neustadt

















¿Quién dijo que los alemanes no saben divertirse?

viernes, junio 18, 2010

Vaya semanita...

La ultima vez que os comente algo, tenia un marido en casa con una infeccion de garganta y pocas ganas de moverse... Le dieron la baja por una semana. Y, ?que es lo que decide hacer un hombre encerrado en casa por una semana cuando le falla el juego de ordenador que quiere instalarse? Pues reconfigurar de nuevo la computadora, de arriba a abajo... y volver a instalarle Vista (que para mi es el unico problema que tiene el pobre ordenador)

No encuentro la mitad de las cosas que tenia instaladas y segun me voz poniendo a ello, me voy acordando de cosas (mira tú, el teclado español con acentos era una que me faltaba). Y me da la impresión de que todavía me queda mucho por volver a colocar en su sitio.

Así que me daba una pereza completa ponerme al llegar a casa, después del curro (donde hemos tenido una semana concentrada pero intensa a base de dar clase en un idioma que no es el mío... que sí, que se me entiende, pero claro, no llego a poder expresarme realmente con la facilidad con la que lo hago cuando os escribo). Por las noches llegaba a casa con la masa cerebral en forma más o menos de gelatina.

El miércoles va España y palma... (lo siento, Ju, el futbol no me va, pero ya te digo que el orgullo patrio me mola mucho en estos eventos). Bueno, vale, siempre me quedaba la esperanza de Alemania... hasta hoy mismo.

SG ha tenido que apuntar durante una semana todo, absolutamente todo, lo que come... y así es como me he enterado que no sólo la chica que los cuida entre semana les da caramelos cuando yo no miro, sino también su padre lo hace, y eso no me lo había ni imaginado (ya hablaremos cuando vuelvas SM).

Para terminar de rematarlo hoy me encuentro hecha un trapo. SM tiene su fiesta de despedida con los amigos del curro y no he tenido corazón para hacerle quedarse, así que ahí anda, ventilándose

Así que vamos a reirnos un rato, vaya semanita... Mala, lo que se dice mala, no ha sido, he tenido muchas cosas positivas y buenas, pero necesito reirme y relajarme. A estos no me los pierdo cuando voy a España (que ya queda poco).

domingo, junio 06, 2010

La fiesta ha estado muy bien...

... pero llegar hasta ella no ha sido precisamente un camino de rosas.

Estábamos invitados a un cumpleaños en el campo, la Superfamilia al completo. La historia comenzó ya ayer tarde, cuando decidimos acercarnos al centro a comprar el regalo en bicicleta aprovechando que el fin de semana ha sido de auténtico lujo. Cuando llegamos a casa, SM empezó a quejarse de que se sentía mal (yo a todo esto estaba con una alergia tremenda porque los prados están llenos de hierba crecida). Así que nos fuimos a la cama con la idea de que por la mañana él se ocupaba de los Supernenes y de empaquetar el regalo porque yo tenía un par de cosas que hacer del curro.

Mal plan. A las seis cuando sonó el despertador de mi atlético supermarido se escuchó tan solo un quejido lastimero y un "me siento maaaal". Madre, para que él diga que se siente mal, se tiene que estar medio muriendo. Así que le dejé un rato más en la cama y me bajé con SG al salón a hacer ejercicio para no molestar a los dos bellos durmientes. Cuando se despertó el peque decidí bañar a los niños y preparar algunas cosas de comer para la semana. SM seguía sin reaccionar.

A la una despertó un par de minutos para comunicarnos que no podía ir al cumpleaños. No hubiera sido demasiado problema (gracias Superpadres, por insistir en hacer de mí una mujer independiente y obligarme a sacarme el carnet a los dieciocho a pesar de que odio conducir) sino hubieramos prometido llevar a unos amigos en el coche... Tal y como estaban las cosas: 6 personas, dos coches, uno de los conductores tocado y hundido. No teníamos ni idea de si nuestros amigos tenían o no carnet de conducir. Empieza el ciclo de llamadas y recados: a los amigos, a la mamá del cumpleaños, vuelta a los amigos... hasta que por fin decidimos que vamos en los dos coches porque nuestro amigo tiene carnet de conducir.

A todo esto, estamos a la espera de vender los dos coches para comprar un único vehículo ahora que nos lo podemos permitir (el auto de SM lleva haciendo la romería "aldeíta-ciudad" unos tres años, cosa de dos a tres veces por semana 400 kilómetros... le falla todo y no tiene pasada la ITV que le toca... de ahí que haciendo cuentas nos salga mejor cambiar de coche). En estas condiciones decido ceder mi caja de cerillas a la otra familia y llevar yo el grande. Vale, me dice SM, pero no te olvides que la ventanilla sigue estropeada y no se puede cerrar del todo, así que no hay manera de usar el aire acondicionado... Hoy ha sido, sin exagerar, el mayor día de calor que llevamos en todo el año. Ah, y de repente me acuerdo de que hemos prestado el navegador a unos amigos el viernes así que tengo que acordarme de la ruta de cabeza (y llevando gente detrás para no perderla).



En resumen, SM tirado en el sofá, yo intentando imprimir un mapa de Google, los Supernenes como con el baile de San Vito ante la inminencia del cumpleaños y la falta de aire fresco, la Thermomix pitando y la conexión a Internet fallando más que una escopeta de feria. He salido de casa relajada (y por supuesto con el regalo sin empaquetar). Y el viaje ha sido como los de antes: las dos de la tarde, un sol de justicia, a cien por hora y con las ventanillas abiertas (salvo la del conductor que es la que está atascada a medio cerrar y bloqueada con unas bolsas de basura que me han tenido todo el viaje pendiente de ellas pensando que como se escapase una igual me bloqueaba la visión o algo así). El viaje de vuelta igual, pero con algo menos de calor (a todo esto, me he dado un rodeo del treinta y tres y además no encontraba la salida de la gasolinera después de repostar).

SM sé que tendría que contarte esto personalmente pero acabo de descubrir para redondear la tarde que el documento en el que tenía que currar está en mi USB sólo como enlace así que mañana a las seis toca salir por piernas para el curro (esto remata mi jornada): el maletero de tu coche también se ha atascado y no abre ni a tiros. Y encima te has perdido una fiesta estupenda.

martes, junio 01, 2010

Un disección eurovisiva en "pequeñito"

Este post es para Neus (porque sé que le gusta Eurovisión tanto como a mí) y para Molly (a la que hace algunos años prometí explicarle los intríngulis de la charanga eurovisiva). Me acuerdo mucho de vosotras.



Como todos los años, el festival llegó y se fue. Yo soy una de estas personas que lo sigue desde hace años y aunque no me considero fan, no me lo pierdo siempre que puedo. Me ha hecho pasar algunos de los mejores ratos de mi vida, desde el descubrimiento de Johnny Logan (madre,todavía me tiembla todo escuchando esta canción: por cierto creo que Logan es la persona que más veces ha ganado en el Festival, con dos triunfos como cantante y dos como compositor) hasta el primer festival que vi con SG consciente de ello (con los Lordi como sorprendentes y a mi juicio muy merecidos ganadores con una apuesta original y que refleja la música que se hace en su país).



Así que sin encomendarme ni a Zeus, ni a Poseidón voy a tratar de disipar una serie de mitos eurovisivos sin fundamento que parecen repetirse todos los años en las críticas de los medios españoles.

* El festival de Eurovision es cosa del pasado, no tiene importancia en el momento actual: Falso, si bien pasó una etapa de capa caida en los noventa, en los últimos años se puede apreciar que Eurovisión ha vuelto a tomar impulso. Los países se lo toman con una seriedad tremenda: aquí en Alemania se escucha por la radio la canción elegida para participar meses antes y en España mismo, es uno de los programas con más audiencia de la televisión. Y hay muchas tendencias que se han hecho conocidas a un nivel más general en Europa (como el baile irlandés y o la Mobdance de este año) por salir en el intermedio eurovisivo.



Por cierto, no me puedo resistir a contar que la del vestido rojo que sale entre el público es Mary Robinson y me entregó mi título de doctorado.



* No ganamos porque no cantamos en inglés: Ni verdadero, ni falso. En los últimos diez años, nueve de las canciones ganadoras han sido cantadas en inglés (pero puede ser por pura estadística ya que la mayoría de los países también usan ese idioma), pero hay una balada en serbio entre las ganadoras. Sencillamente, cuando la gracia de la canción es la letra y lo que significa (como ocurre en una balada o un vals) mejor cantar en inglés porque si no la gente no se entera. Si lo importante es el ritmo, pues no importa mucho el idioma (¿o nadie se acuerda de la Macarena?)

* Los países tienen pactos para votarse entre sí, hay politiqueo, se votan por amiguismo: No me atrevo a decir que es falso, pero no estoy de acuerdo. No existe una conspiración judeomasónica que nos impide ganar (o quedar mejor) en Eurovisión. Simplemente hay afinidades culturales y por la misma razón que a mí me llegan más los ritmos latinos y mediterráneos porque he crecido con ellos, es comprensible que a los rusos les pone más lo que cantan los letones que lo nuestro. Y como he dicho antes, en esos países se toman muy en serio Eurovisión y mandan cantantes famosos, conocidos en el ámbito de esos países con lo cuál es más normal que el vecino les de los puntos.

* El tongo político nos impide ganar: Falso, ya he dicho que no creo que exista ese tongo, pero pongamos que si que existe... ¿Cómo llegaron a ganar países como Alemania (2010), Grecia (2005) y Finlandia (2006)? Es un poco de perogrullo pero hay que recordar que la canción que gana es la que más puntos se lleva y eso no se consigue a base de los votos de los cuatro vecinos: normalmente es una canción a la que votan todos los países y casi siempre con un puntaje muy alto.

* ¿Y entonces como es posible que Uribarri recite los puntos como si los supiese todos los años?: Porque los sabe. Los puntos llegan a la central de votos al mismo tiempo que se establece la conexión con el país que vota, para garantizar que no hay tongo, ni problemas por el camino (vamos que el jurado que los comunica no se equivoca y monta una gorda). Normalmente se comparte esa información con los periodistas para facilitarles la transmisión. Normalmente también, todos comprenden que la "gracia" de la cuestión está en mantener la sorpresa al máximo... Odio a la gente que estropea las películas de suspense, pero todavía odio más a los que lo hacen con premeditación y alevosía.

* A Eurovisión van sólo cantantes amateurs y profesionales acabados: Falso. Los países del Este suelen mandar estrellas locales y casi todos los países mandan gente que aunque no sea conocida, son profesionales del mundo de la música... Aquí convendría hablar sobre la educación musical en España, que al menos en mi generación era de baja tirando a nula. Casi todos los europeos con mi mismo nivel de estudios saben tocar un instrumento y leer una partitura de solfeo de corrido. Puede que eso sea lo que nos pierda a los españoles, que de verdad no tenemos ni idea de música. Y eso que el chico que mandamos este año tenía buena voz y muchas tablas (le felicito por la profesionalidad como la copa de un pino que demostró) pero sobre la estética escénica creo que voy a hacer un punto aparte.

* Y según tú, ¿qué hay que hacer para ganar el festival?: Para mí es más importante quedar contento con el resultado escénico que ganar. Ganar sólo gana uno y depende de muchos factores que seas tú el que de en el clavo ese año, pero mandar adefesios como el Chikilicuatre (que al menos tenía gracia) o las Ketchup (que no tuvieron gracia ninguna) dan una idea de por donde van los tiros musicales del país. Ojeo los resultados de los últimos años: David Civera y todos los Triunfitos entraron en el top-ten. Claro que había menos participantes en aquella época, pero creo que da la clave de lo que hay que hacer. Buscar a un compositor decente, elegir primero una canción que bien mueva por la letra (entonces en inglés o mitad y mitad) o sea rítmica (entonces podemos cantar en lo que nos dé la gana, como Rosa, que no se la entendía na de ná), elegir a un cantante con una voz adecuada a lo que tenga que cantar (volviendo a Rosa, con esa peazo voz de negra que tenía la chica, ¿cómo me la mandan a cantar pachanga con lo bien que le hubiera ido un blues?) y por último hacer una puesta en escena que bien sea armoniosa y discreta (y que no esté sacada de la época de mis padres por favor, ¿quién asesoró este año a Diges?... ese frack, esos rizos que creí que era uno de los Jonas Brother... y sobre todo el tipo que le hacía los coros, que más parecía que le estaba haciendo burla que otra cosa) o que si vas a dar el cante sea estético y ES-PEC-TA-CU-LAR (tipo los Lordi ya mostrados o la canción turca que os pongo abajo: eso es lo que se llama modernizar las raíces con estilo... en su defecto y si sois amigos, se puede llevar uno a mi adorado Eugeni Pluschenko como hizo el ganador ruso hace un par de años...)



* No merece la pena ver Eurovisión ¿Seguro que no? Yo paso algunos de los momentos más divertidos del año durante el festival.





Con el muchacho este casi no llego al baño de tanto reir, le tendría que haber explicado alguien la diferencia entre "willing" (que era lo que quería decir) y "willy" (que era lo que estaba diciendo)

(Ir)Responsable también de esto...