Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

martes, junio 01, 2010

Un disección eurovisiva en "pequeñito"

Este post es para Neus (porque sé que le gusta Eurovisión tanto como a mí) y para Molly (a la que hace algunos años prometí explicarle los intríngulis de la charanga eurovisiva). Me acuerdo mucho de vosotras.



Como todos los años, el festival llegó y se fue. Yo soy una de estas personas que lo sigue desde hace años y aunque no me considero fan, no me lo pierdo siempre que puedo. Me ha hecho pasar algunos de los mejores ratos de mi vida, desde el descubrimiento de Johnny Logan (madre,todavía me tiembla todo escuchando esta canción: por cierto creo que Logan es la persona que más veces ha ganado en el Festival, con dos triunfos como cantante y dos como compositor) hasta el primer festival que vi con SG consciente de ello (con los Lordi como sorprendentes y a mi juicio muy merecidos ganadores con una apuesta original y que refleja la música que se hace en su país).



Así que sin encomendarme ni a Zeus, ni a Poseidón voy a tratar de disipar una serie de mitos eurovisivos sin fundamento que parecen repetirse todos los años en las críticas de los medios españoles.

* El festival de Eurovision es cosa del pasado, no tiene importancia en el momento actual: Falso, si bien pasó una etapa de capa caida en los noventa, en los últimos años se puede apreciar que Eurovisión ha vuelto a tomar impulso. Los países se lo toman con una seriedad tremenda: aquí en Alemania se escucha por la radio la canción elegida para participar meses antes y en España mismo, es uno de los programas con más audiencia de la televisión. Y hay muchas tendencias que se han hecho conocidas a un nivel más general en Europa (como el baile irlandés y o la Mobdance de este año) por salir en el intermedio eurovisivo.



Por cierto, no me puedo resistir a contar que la del vestido rojo que sale entre el público es Mary Robinson y me entregó mi título de doctorado.



* No ganamos porque no cantamos en inglés: Ni verdadero, ni falso. En los últimos diez años, nueve de las canciones ganadoras han sido cantadas en inglés (pero puede ser por pura estadística ya que la mayoría de los países también usan ese idioma), pero hay una balada en serbio entre las ganadoras. Sencillamente, cuando la gracia de la canción es la letra y lo que significa (como ocurre en una balada o un vals) mejor cantar en inglés porque si no la gente no se entera. Si lo importante es el ritmo, pues no importa mucho el idioma (¿o nadie se acuerda de la Macarena?)

* Los países tienen pactos para votarse entre sí, hay politiqueo, se votan por amiguismo: No me atrevo a decir que es falso, pero no estoy de acuerdo. No existe una conspiración judeomasónica que nos impide ganar (o quedar mejor) en Eurovisión. Simplemente hay afinidades culturales y por la misma razón que a mí me llegan más los ritmos latinos y mediterráneos porque he crecido con ellos, es comprensible que a los rusos les pone más lo que cantan los letones que lo nuestro. Y como he dicho antes, en esos países se toman muy en serio Eurovisión y mandan cantantes famosos, conocidos en el ámbito de esos países con lo cuál es más normal que el vecino les de los puntos.

* El tongo político nos impide ganar: Falso, ya he dicho que no creo que exista ese tongo, pero pongamos que si que existe... ¿Cómo llegaron a ganar países como Alemania (2010), Grecia (2005) y Finlandia (2006)? Es un poco de perogrullo pero hay que recordar que la canción que gana es la que más puntos se lleva y eso no se consigue a base de los votos de los cuatro vecinos: normalmente es una canción a la que votan todos los países y casi siempre con un puntaje muy alto.

* ¿Y entonces como es posible que Uribarri recite los puntos como si los supiese todos los años?: Porque los sabe. Los puntos llegan a la central de votos al mismo tiempo que se establece la conexión con el país que vota, para garantizar que no hay tongo, ni problemas por el camino (vamos que el jurado que los comunica no se equivoca y monta una gorda). Normalmente se comparte esa información con los periodistas para facilitarles la transmisión. Normalmente también, todos comprenden que la "gracia" de la cuestión está en mantener la sorpresa al máximo... Odio a la gente que estropea las películas de suspense, pero todavía odio más a los que lo hacen con premeditación y alevosía.

* A Eurovisión van sólo cantantes amateurs y profesionales acabados: Falso. Los países del Este suelen mandar estrellas locales y casi todos los países mandan gente que aunque no sea conocida, son profesionales del mundo de la música... Aquí convendría hablar sobre la educación musical en España, que al menos en mi generación era de baja tirando a nula. Casi todos los europeos con mi mismo nivel de estudios saben tocar un instrumento y leer una partitura de solfeo de corrido. Puede que eso sea lo que nos pierda a los españoles, que de verdad no tenemos ni idea de música. Y eso que el chico que mandamos este año tenía buena voz y muchas tablas (le felicito por la profesionalidad como la copa de un pino que demostró) pero sobre la estética escénica creo que voy a hacer un punto aparte.

* Y según tú, ¿qué hay que hacer para ganar el festival?: Para mí es más importante quedar contento con el resultado escénico que ganar. Ganar sólo gana uno y depende de muchos factores que seas tú el que de en el clavo ese año, pero mandar adefesios como el Chikilicuatre (que al menos tenía gracia) o las Ketchup (que no tuvieron gracia ninguna) dan una idea de por donde van los tiros musicales del país. Ojeo los resultados de los últimos años: David Civera y todos los Triunfitos entraron en el top-ten. Claro que había menos participantes en aquella época, pero creo que da la clave de lo que hay que hacer. Buscar a un compositor decente, elegir primero una canción que bien mueva por la letra (entonces en inglés o mitad y mitad) o sea rítmica (entonces podemos cantar en lo que nos dé la gana, como Rosa, que no se la entendía na de ná), elegir a un cantante con una voz adecuada a lo que tenga que cantar (volviendo a Rosa, con esa peazo voz de negra que tenía la chica, ¿cómo me la mandan a cantar pachanga con lo bien que le hubiera ido un blues?) y por último hacer una puesta en escena que bien sea armoniosa y discreta (y que no esté sacada de la época de mis padres por favor, ¿quién asesoró este año a Diges?... ese frack, esos rizos que creí que era uno de los Jonas Brother... y sobre todo el tipo que le hacía los coros, que más parecía que le estaba haciendo burla que otra cosa) o que si vas a dar el cante sea estético y ES-PEC-TA-CU-LAR (tipo los Lordi ya mostrados o la canción turca que os pongo abajo: eso es lo que se llama modernizar las raíces con estilo... en su defecto y si sois amigos, se puede llevar uno a mi adorado Eugeni Pluschenko como hizo el ganador ruso hace un par de años...)



* No merece la pena ver Eurovisión ¿Seguro que no? Yo paso algunos de los momentos más divertidos del año durante el festival.





Con el muchacho este casi no llego al baño de tanto reir, le tendría que haber explicado alguien la diferencia entre "willing" (que era lo que quería decir) y "willy" (que era lo que estaba diciendo)

6 comentarios:

Titajú dijo...

Pues yo no lo veo. cuando el Chikilicuatre fue a Eurovisión, nosotros estábamos de crucero por el Mediterráneo, y en las tumbonas de al lado había cuatro señores riéndose de los españoles. Me escondí debajo de una toalla y rogué a Dios para que mis hijas siguiesen dentro de la piscina y no viniesen en ese momento.
El chikilicuatre me pareció el horror más horroroso del mundo, y el otro día me dijeron que por poco va Karmelle Marchante a Eurovisión... Vamos, es que me cambio de nacionalidad.
de algo chiquitito me han hablado muy bien, pero confieso que no la he oído.
No, no me gusta eurovisión y hace mucho tiempo que no sigo uno de sus eventos.

Nenaza dijo...

Parece ser que NINA vuelve a OT

http://news.keteke.com/noticias/musica/nina-vuelvo-a-ot-porque-la-vida-te-hace-regalos-maravillosos/2010/

viva!

Leia Organa dijo...

¿no dices nada del "espontaneo" que nos tocó este año?

Porque la verdad, no lo suelo ver (tres o cuetro en toda mi vida) pero... el lunes no se hablaba de otra cosa en la oficina!.

Titajú dijo...

Por cierto, Sw, define "pequeñito", anda. :-)

PMM dijo...

Yo no soy una experta, pero sí, reconozco que suelo verlo, como la mayoría de los españoles que lo niegan, porque si no, ¿de dónde salen los 8 millones de audiencia de este año?
Y coincido contigo prácticamente en todo, pero con lo de Uribarri me has tumbado un mito.

Superwoman dijo...

Ya te digo que el Chikilicuatre me parecio una barbaridad, pero es que lo de las "Hijas del Tomate" no tuvo nombre. Si mandan a Karmele me hago alemana, aunque me tenga que estudiar las 200 preguntas del famoso test para nacionalizarme. Y pequeñito es, no sabes el tamaño que me habria salido de ponerme a contar anecdotas.

Leia, si que lo nombro, pero sutilmente y poniendo el enfasis en quien hay que ponerlo ;)

PMM, no se lo perdono, a mi tambien se me cayo un mito en su dia...
Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...