Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

martes, julio 14, 2009

Cabreo por todos lados (o porqué es necesaria la Q)

A veces la gente se pregunta por qué es necesario el departamento de Q (Control de Calidad) en una empresa. Yo como soy una amante del trabajo bien hecho (cuando tengo tiempo para ello) me alegro mucho de que exista gente capaz encargada de esos menesteres. Sobre todo porque el estado actual del servicio que nos dan, me lleva a querer liarme a palos con todo hijo de vecina (ay, lo sé, lo sé... tendría que trabajar esa vena violenta, es mala... mala leche que se me pone). No puede ser (y leasé con acento madrileño, retirando el "de" de la palabra puede). No es posible que haya tanta cara, tanta dejadez, tanto mal hacer por el mundo... Y los que controlamos calidad estamos ahí para recordarselo a la peña. Formulario en mano, para que duela más (ya sabéis: lo escrito, escrito queda).

Volare, oh, oh
Esto viene a cuento de que la compañía aérea no sólo nos ha destrozado las dos maletas en la ida, sino que además tuvo la cara de decirnos, cuando fuimos a protestar, que no se ocupaba de la reparación de una de ellas por ser un destrozo en el asa. Literalmente, la buena señora del mostrador de Madrid-Barajas nos soltó a la cara que "al ser una compañía de bajo coste, no se hace cargo de ese tipo de daños". Nunca subestiméis el poder de SM (yo jamás lo he hecho). Se me debió notar la cara de satisfacción cuando le soltó a la muchachita que eso, por favor, se lo diera por escrito. Ju, guapa, rieté tú de United Airlines...

Y a la vuelta, un retraso de tres horas en el avión. Y todavía demos gracias porque la EU ha obligado con las nuevas normas a que al menos te faciliten algo para comer y beber en semejante tesitura. Aunque francamente, nos costó un web reconocernos como los pasajeros de "Asiyes" :D (pobre mujer, reconozco que mi castigo por la maldad de meterme con aquellos que no tienen por qué saberse un idioma que no es el suyo, ha sido que mi profesor me ha tenido diez minutos pronunciando sin descanso la palabra "jet"... y lo peor es que el sonido sé hacerlo).



Total, que a casa llegamos a las cinco de la mañana por cortesía de la línea aérea. Si te pegas la castaña en el desplazamiento por falta de descanso, las culpas, para Rita.

Muere joven, lo del cadáver bonito es lo de menos
Dentro de lo que cabe, las maletas son algo que más o menos se puede remplazar. ¿Pero qué ocurre cuando los errores, las negligencias, el mal currar... se llevan una vida por delante? Las más de las veces, que no nos enteramos. Pero hay casos que de puro mediáticos no se pueden ocultar.

Y aquí vuelta a querer repartir bofetadas por todos lados:

* A los organizadores de los hospitales: porque no se puede tener a una chica sin experiencia en planta trabajando como si nada. Y me huele que si ha salido a la luz y lo ponen como una causa de que haya ocurrido esta tragedia, sin hablar de responsabilidades en la cadena de mando, en España es de lo más normal. No se han enterado aún de que la falta de preparación no es un problema de las personas sino del organismo que las contrata.

* Al que diseña los equipos médicos: la gente se queja a veces de los múltiples diseños de las entradas de conexión a un ordenador, pero lo cierto es que nadie, por mucho que quiera, te puede conectar un USB a una entrada de memoria. Y aunque parezca absurdo tener diferentes entradas, la cosa tiene un sentido si se está trabajando como es habitual en mí con siete ventanas distintas y cuatro cosas conectadas al ordenador... simplemente, si no entra, no funciona. Así se evita el error por cenutria que sea la persona que maneja el aparato. Es casi un estándar no escrito en todo tipo de industrias. Cabría esperar que a estas alturas un medicamento que es mortal administrar por vía venosa, no hubiera manera humana de engancharlo a dicha vía.

* Al cuerpo de enfermería: no sólo he tenido la suerte de ir de boda este fin de semana, también me ha tocado estar prácticamente de funeral. Un familiar mío la palmaba prácticamente según mis Superpadres me recogían del avión (con mis dos maletas rotas), así que casi sin pasar por la casilla de salida, nos vimos envueltos en el trámite de conseguir un certificado de defunción. La actitud que observé del personal de enfermería en las cuatro horas, cuatro, que nos costó que nos dieran el papelito de marrás, fue de pasotismo. La que no estaba hablando por teléfono, estaba interesanda leyendo algo en el ordenador. Mientras tanto, ya podía caerse Roma, hacerselo todo encima algún paciente o sonar el timbre de alguna de las habitaciones, que ellas como si no se enterasen. Y si no te andas con ojo, le largan un yogur a tu hijo alérgico a la lactosa o intentan plantarle un arroz con leche a una paciente diabética como postre...

Mi carro me lo arreglaron...

Pero nadie sabe exactamente cómo, dónde y cuándo. Y ahora que el piloto de emergencia lleva un par de días encendido, resulta imposible saber si es porque le toca de nuevo revisión o si el coche se me autodestruirá en quince segundos, como los de James Bond.

Lo dicho, cuando termine este curso voy a ser una cabrita (pero feliz).

8 comentarios:

Cris dijo...

Lo de las líneas aereas tiene tela, pero yo si que noto la diferencia en viajar en bajo coste o con una companyia con "solera" De chuparme retrasos de horas y horas sin que nadie haga nada ni te den ni una triste botellita de agua (linea de bajo coste) a un par de veces que con el retraso me dieron tickets para un desayunar en el buffet del aeropuerto de Copenague y el ticket tenía un valor bastante alto asique no veas lo agusto que me quedé. Aquello fue por cortesía de Spanair, creo recordar. Otra vez hubo un retraso también peliagudo cuando salíamos por la tarde bien tarde. Esta vez por cortesía de iberia (también creo recordar) y para no tener que esperar en esas horas intempestivas de la cena y entrando la noche, nos regalaron una noche en el hotel de aeropuerto de Copenhague que es un Hilton y con un vale para cena y desayuno. Vamos que nadie dijo ni pío, solo unos pocos que por trabajo tenían que volar por webs y a ellos creo que se les buscó otro vuelo en otra companyía. Me acuerdo que había una madre con un par de gemelos chiquitines que le dieron potitos y panyales y eso. Otra vez también llegó mi maleta rota cuando volví a Copenague. Llegué a la ventanilla de SAS y se lo ensenyé a la que estaba trabajando. Sin decir ni pío se va, desaparece durante un rato y vuelve a aparecer con una maleta nueva de Samsonite y me dice pues aquí tienes y disculpa por la inconveniencia y me dejó entrar al cuartelillo ese donde trabajan para pasar las cosas de la maleta decapitada a la nueva... Luego cuando he volado en las otras pues bueno, si sale todo bien pues genial porque la verdad que se encuentran billetes muy baratos, pero en cuanto se complica la cosa que dios nos coja confesados... Ahora mientras tenga ninyos muy pequenyos que aguanten poco trote ya ni me molesto en mirar el bajo coste y voy directamente a las otras (just in case...)

En cuanto a los otros profesionales te entiendo perfectamente. A veces da miedo. Pero Superwoman, en Espanya somos muy dados a quejarnos y cabrearnos los unos con los otros sin que en realidad nadie haga nada. Ahí tienes a los alemanes que sus quejas van a misa y se hace un seguimiento de la cosa y ya en EEUU pues ya sabes, nos reimos por la cantidad de demandas ridículas que se echan encima, pero sin llegar a ese extremo sí que todos deberíamos hacer más. En Espanya hay muy buenos profesionales pero también hay mucha dejadez y falta de respeto cuando se está trabajando con gente y en el servicio médico ya es la repera, muchas veces la educación brilla por su ausencia. Me da mucha pena de los ancianos que algunos oyes mal, otros les cuesta entender y hay que explicarselo todo muy clarito y quizás ponerlo en un papelito para que luego en casa alguien se lo vuelva a repetir y eso. A veces he visto en ambulatorios o en oficinas públicas unos tratos horribles a estas personal y a mi se me parte el corazón. La mayoría de nosotros puede que lleguemos a esas edades y no creo que sea justo que se les trate como una pesadez... Pero como te dije, la gente se queja cuando llega a casa pero nadie hace nada in situ.

PMM dijo...

De acuerdo con todo. Lástima por tus maletas, pero ya sabes las siguientes de las baratitas.Seguro que esas no se rompen. Lo de los errores sanitarios es tremendo, porque ya no se está jugando con objetos sino con personas, y cuando hay un error suele ser fatal. Pero si aún encima te toca no sólo uno sino varios, entonces ya es dramático.
Si como tú dices los controles de calidad fueran de verdad exhautivos no sólo en perogrulladas, sino en lo realmente importante, otro gallo cantaría.

Titajú dijo...

My sister estuvo ingresada en un hospital de Granada durante un tiempo.
Después de la operación, a my sister le traen una pastillita en un vasito; le pregunta a la enfermera que qué narices es eso, que ella está tomando unas cápsulas granates y no pastillitas blancas, y la enfermera le dice que es para la diabetes.
Y my sister no es diabética.
En fin, pidieron el alta voluntaria (las tres de la habitación), y se hicieron un seguro médico privado.
En cuanto a las maletas pues... ¿has pensado en grabar vídeos? A lo mejor te haces rica.

Anónimo dijo...

Lo de la SS en España últimamente alcanza cotas de asquerosidad inigualables.

Ya lo comenté en el blog de MR alguna vez pero yo tengo desde que nací una enfermedad muy peligrosa que me puede matar en cualquier momento. La única esperanza es el control de los médicos.

Pues mira, el otro día me localizaron un brote nuevo. Mi nuevo médico le dijo a la enfermera que me diese cita para diciembre, ella sorprendida le dijo que había para el mes que viene y dado mi caso, si hacía falta, movía ella la lista para ponerme a mí incluso antes.

Entonces él cogió y soltó LITERALMENTE mientras me guiña un ojo:

"Esta chica no tiene mucha prisa y si la tuviese ya sabe como solucionarlo: calle XX, nº XX de tal a tal hora" (su consulta privada, vamos)

Bajo las escaleras soltando por las orejas, no humo, sino lava volcánica.

Entro en AP, explico lo ocurrido y me contestan:

"¿Tiene usted alguna prueba?"

"Yo?"

"Si, usted"

"Una prueba? Qué pretende que vaya a las consultas con grabadora de voz???"

"Veo que no. Pues visto lo visto, le recomiendo a usted que salga de aquí y finjamos todos que no ha ocurrido nada, porque de lo contrario se podría enfrentar a una demanda judicial por calumniar al personal de este centro. Y ahora salga de aquí inmediatamente".


Me fuí a casa llorando a moco tendido y muerta de la angustia e impotencia.

Después intenté cambiarme de médico, pero nadie quiere problemas con él. Así que nada.

Al final tengo que ira un hospital privado en la otra punta de España y gastarme un dinero que tengo que pedir prestado a un familiar porque no me lo puedo permitir.

Pero eso sí, yo la cuota de la SS la tengo que pagar puntualmente y tengo que escuchar a diario de boca de políticos/médicos/gente en general que tenemos la mejor sanidad del mundo...

Puesos puedo garantizar que NO es cierto

Ana R

Anónimo dijo...

El problema de Espa;a es que ahora todo el mundo intentara escurrir el bulto e intentar echar la culpa al mas indefenso, el terrible error ya esta hecho y lo que hay que hacer (y que aqui no hacemos) es hacer una investigacion neutral y a fondo y sacar conclusiones para que no se vuelva a repetir jamas.

Desde que la sanidad fue pasando a las comunidades autonomas a ido empeorando mucho, lo mejor es poner quejas por escrito y que quede constancia, de palabra no sirve de nada.

Mi mujer es enfermera y lleva a;os diciendo que es increible que no pasen mas cosas, podria contar 1000 anecdotas como de un dia para otro la pasan a un quirofano de traumatologia y se ha tenido que pasar la tarde buscando informacion en internet por su cuenta de tal protesis que van a poner al dia siguiente porque no la ha visto en su vida, o quedarse ella sola por la noche en una planta entera de enfermos porque la compa;era se ha puesto enferma y no hay nadie "de guardia" para cubrir esas bajas repentinas, la suerte de esa noche es que no coincidieron dos urgencias al mismo tiempo, pero que hubiera pasado si se hubiero disparado 2 alarmas en diferentes habitaciones?

Cesca dijo...

Yo trabajo en un laboratorio, con lo que el control de calidad, exhaustivo, es el pan de cada día.
Me parece genial, a la vez que muy sencillo, el pensar en poner entradas diferentes a las bolsas de suero. Y seguro que se evitarían problemas.
Ya hace algún tiempo que sigo tu bloc, y debo felicitarte pues es muy interesante. Fresco y con ese punto científico con el que me identifico.
Un saludo!

Clares dijo...

Inquietante, cuando menos. Lo de la sanidad pública en algunas comunidades ya no tiene nombre. Pobre criaturica y pobre familia que ha sufrido esa pérdida después de la de la madre. Para esto deberia haber justicia, pero a altos niveles. Para lo tuyo, pues nada, paciencia y muchas reclamaciones.

Manuel Márquez dijo...

Veo, compa Superwoman, que se te acumula la "tarea indignada", ya sea en un plano más personal, o más genérico. Sobre la indignación personal, episodios de maletas, y demás, sólo puedo solidarizarme contigo y esperar que no se te vuelva a repetir, o, al menos, no con demasiada frecuencia (a los que nunca viajamos en avión, ya te puedes imaginar que es más difícil que nos topemos con episodios de ese tipo, aunque siempre te topas con otros, en otros ámbitos, claro...). Yo, personalmente, tiendo a ser algo indulgente ante episodios así, esperando, con ello, poder apelar algún día a la indulgencia de los demás cuando sea yo el que la cague lamentablemente (aunque procuro esforzarme por no hacerlo). En cuanto al penoso episodio del crío marroquí, Ryan, ése sí que me pone auténticamente enfermo, y lo único que espero es que, al menos, sirva para que se arreglen algunas cosas; algunas, que tampoco hay que ser demasiado ingenuo...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

(Ir)Responsable también de esto...