Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

viernes, marzo 13, 2009

Hay cosas que se contagian

Ayer salí a dar una vuelta con el Supernene y por el camino, decidimos sentarnos a tomar un cafelito (yo, eh, él se tomó un zumo de manzana) en un lugar que hay cerca de mi casa, muy mono y sobre todo muy práctico, con esquina infantil (Kinderecke, un invento típicamente alemán para conseguir que las pobres madres consigamos tomar un café tranquilas).



El caso es que es mi oportunidad cada semana de leer la prensa local... y menudo día. La portada abría con el tiroteo ocurrido en Winnenden, al Suroeste de Alemania; internacional, abría con otro parecido anteayer en EEUU y entre una y otra sección, en las noticias locales, los detalles de la detención del pedófilo asesino de una niña... y descubirir que tiene dieciocho años, no más. Me alegré bastante de no tener TV en casa en estos momentos. E inmediatamente me entraron ganas de agarrar y besar al pobre Superboy, que estaba tan tranquilo empujando un tren de madera por sus vías y se enfadó bastante con la pesada de su madre.

Lo peor es que no es la primera vez que pasa. Y ahora mismo puedo predecir también que se va a escribir en la prensa de hoy. Llegan los análisis:

que si el agresor pasaba demasiadas horas en Internet, jugando al rol o reventando monigotes en un "go-and-shoot-´em" (todo ello posible desencadenante según algunas personas);

que si había tenido problemas mentales o de acoso escolar (causa mucho más probable que las anteriores, me parece a mí... pero claro, yo llevo veinte años jugando a todas esas cosas y aunque haya sentido a veces ganas de efectuar una masacre, distingo perfectamente realidad y ficción y sé que mis ganas son un impulso repentino y no podría vivir con las consecuencias de un acto semejante);

que si la culpa la tiene la presión social (sí, es cierto que sobre todo se han dado en escuelas de grado medio o inferior en los países en que existen. Aquí se empieza a separar a los niños entre "buenos" y "malos" estudiantes pronto. Un tema que no me parece tan mal si se cumplen dos premisas: la primera, que el que toma el camino de la formación profesional esté bien valorado y remunerado y la segunda, que exista una flexibilidad para cambiar de un sistema a otro de manera relativamente fácil, para repescar a aquellos que han tenido un momento malo en sus vidas si quieren continuar estudiando... La primera condición sé que se da en Alemania, la segunda, no tanto);

que son chicos grises que necesitan el reconocimiento para acabar con el anonimato que les frustra (mal vamos, Flanagan, si resulta que la única manera de destacar es sacar una metralleta en el patio de la escuela);

que si es necesario un mayor control de las armas de fuego (mira, los finlandeses que son gente con unos resultados académicos muy buenos, ya se han dado por aludidos... no es que sea una solución, cualquier desquiciado puede hacer una escabechina con un cuchillo de untar foei, pero al menos le resultará más difícil llegar a igualar algún triste record)...

Pero lo peor de todo es que sé que la cara del asesino me estará mirando hoy desde muchas portadas, algo que me parece irresponsable porque pienso que hay cosas se contagian. Y lo dice alguien a quién le encanta la investigación de sucesos... pero la cara del perpetrador creo que no es algo que queramos poner en portada ¿Estamos seguros de que es este el tipo de cosas que queremos reconocer en nuestra sociedad?

EDITO: Para incluir un artículo de El País, que me ha resultado interesante... Ya os decía yo que los finlandeses son gente que suele usar la cabeza.

11 comentarios:

yvi dijo...

Me hace recordar a Bowling for Columbine... a pesar de lo maltratado que ha sido el señor Moore por sus excesos literarios respecto a Bush, tenía toda la razón en cuanto a sus conclusiones...

PMM dijo...

Yo también creo que hay cosas que se contagian, o al menos que si hay alguien que tiene pensamientos oscuros y no sabe como convertirlos en realidad, tanta información les da las claves para hacerlo

Neus dijo...

Pienso lo mismo que PMM
Si alguien con los mismos"instintos" no sabe cono ejecutarlos, encuentra la información de manera fácil y después es capaz hasta de superarlo y no dejar huella
No se dónde vamos a llegar
Lo mio ya es psicosis
Pierdo a los minibulls de vista y me dan hasta taquicardias aunque sólo sean dos segundos
Qué nos pasa superwoman???

Jesús Alonso dijo...

No se puede vivir con miedo, pero hay veces... Ýi creo que es cierto, que hay patologías que se contagian o al menos que se transmiten a través de los medios. Gracias por el premio.

Cris dijo...

A veces una se vuelve loca viendo lo que está pasando con nuestros jóvenes desde hace ya algún tiempo. Hay algo que definitivamente está fallando en nuestra sociedad, pero nadie quiere mirarse el ombligo...

Clares dijo...

En mi modesta opinión se trata de un mal social que subyace a todas las formas de vida, pero que se muestra en toda su virulencia en un individuo determinado, en el que confluyen muchos factores, perfecto para hacer aflorar lo que hay en general. Lo que hay en general es una sociedad competitiva y materialista en el peor sentido. Recuerdo cuando nadie decía la palabra "fracasado" ni "fracaso" escolar, por ejemplo. ¿Una copia de la sociedad americana, donde eso es tan frecuente, quiero decir la etiquetación de personas según su índice de "fracaso"? De fracaso, ¿respecto a qué y por qué? No es que quiera culpabilizar a los norteamericanos, como si ellos crearan algo que luego se copia aquí, sino que ellos representan colectivamente la cumbre del sistema; aquí estamos empezando a conseguir sus niveles, y lo que Moore dijo en Bowling for Columbine, empieza a tener fundamento aquí también. Dentro de poco le tocará a Inglaterra y en nada lo tenemos en los países latinos pasando por Francia.
No quedan libres de culpa los medios de comunicación. Nos sirven el rostro del monstruo para que nos regodeemos en él, cuando no es un monstruo, es el hijo de una mujer y de un hombre. Se pueden hacer todos los análisis que se quieran, pero el hecho está ahí.

Rose dijo...

Los medios de comunicación no ayudan,más al contrario...no sé si conoces el caso del profesor en coma por defender a una supuesta mujer maltratada en plena calle...no he seguido el caso de cerca porque no se si por suerte para mi a penas veo la tele y el periódico lo empiezo por atrás y para mirar los espectáculos.
Al grano, al final la supuesta maltratada-y defendida por el buen hombre-se ha hecho un pastón visitando toooas las televisiones de pago ,pero no sólo ella,su propio padre ha hecho entrevistas y su novio(el agresor) anda en negociaciones tb(ahora está preso hasta donde yo sé)para contar toda su mierda.
No me horroriza pensar en qué nos estamos convirtiendo como especie...más bien en qué nos está transformando la televisión y según qué prensa cómo personajes.Como madre (y profesora "en la vida real"),me aterra.

Aldabra dijo...

triste, triste, triste.

bicos,

Súper Mami Modern dijo...

Hay cosas que se contagian... realmente. Pero espero que las buenas, también!!!!.

Te has dado cuenta lo difícil que es buscar una noticia buena en un informativo, en prensa, etc????. El fin de semana la profe de mi hijo nos mandó una tarea para hacer en casa, y era coger una noticia positiva para pegarla en 'el hombre de papel'. Un periódico recortado con figura de hombre regordete (muy mono) y en el que cada alumno iba pegando su noticia positiva.

De todo el finde sólo viiiii UNAAAAAAAAA. Pésimo no???. Y eso que soy periodista... Así que, como periodista y súper mami... creo que debemos cambiar ciertas cosas. No es dejar de informar... pero creo, que hay que ser más selectivo con la información...

besotes!!!

gemma.a dijo...

Vivimos en la era de "si no sale en la tv no existe" y desafortunadamente muchos desequilibrados encuentran en estas situaciones la propaganda perfecta para darse a conocer...

Superwoman dijo...

De todo lo que se ha dicho lo único que no me queda claro es que sea una moda pasajera y venida de los Estados Unidos... Pienso por ejemplo, en Puerto Hurraco, si alguna lo recuerda... esos tíos llevaban toda la vida nutriendo una animosidad sin límite para con sus vecinos. Y al final, la sacaron a la calle exactamente como hacen estos chicos adolescentes. Por no mencionar la Guerra Civil (cualquiera de los dos bandos), la mayoría de las matanzas que hubo en los pueblos pequeños no tuvieron nada que ver con la guerra en sí misma, sino que fueron pequeños ajustes de cuentas propiciados por la situación.

Por cierto, Clares, antes no se decía "fracaso escolar", a mis padres les dijeron claramente que mi Superhermana "no valía para estudiar" (la verdad es que ella les dió en los morros a las agoreras, sacandose la FP con nota y apuntandose a una diplomatura después). Creo que la diferencia la marca el ambiente directo que te rodea... si tu familia lo ve como un fracaso, ya lo pueden llamar como lo llamen, que te sentirás hundido por ello. Si tu familia busca alternativas y soluciones, saldrás adelante.

Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...