Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

martes, mayo 06, 2008

Visitante 1000 (al menos desde que hay contador)

Eres bienvenido...

Nota honesta: como no quiero contar las veces que yo misma entro, no tienes el 1000, sino probablemente otra cifra... pero sigues siendo igual de bienvenido siempre.

6 comentarios:

Miriam G. dijo...

El mil es un número horroroso, tenías que aber celebrado el 1024 ;-)

Un beso, Miriam G.

Superwoman dijo...

Miriam, sigo haciendo lo posible por que no se note que soy una friki... y tu venga a recordarmelo :P

No, honestamente, es mucho mejor asi... el click numero mil o ha llegado o esta por llegar... ?no es mucho mas emocionante pensar que has sido tu el afortunado/a?

Manuel Márquez dijo...

Pues yo no sé qué número hago, compa Superwoman, pero voy a procurar andar por aquí, si me es posible, hasta el 2.000, el 3.000, el 525.000...

Un abrazo, y enhorabuena.

Elena dijo...

1.066 tampoco está mal y, además, tiene connotaciones diabólicas.

[A veces pienso que no sé qué nos gusta más, si que nos visiten, o saber cuánta gente nos visita ;) ]

Andrés dijo...

SW, ¿para cuándo un nuevo capítulo de odiseas familiares con los SN's? ¿O es que han empezado a dormir bien, portarse bien y ser adorables, como los míos? Si es así, no te hagas ilusiones: con los niños cualquier mejora es maniobra de despiste por su lado para un nuevo ataque. Abrazos, Am

Superwoman dijo...

Manuel, será un placer disfrutar de tu supercompañía, tienes un impecable gusto a la hora de escoger cine, así que me verás también a mí por lo tuyo.

Elena, el caso es que a mí lo que me mueve es la paranoía de no estar hablando sólo para mí (puede que me venga de las muchas veces que los niños te oyen, pero no te escuchan)... ¿Elena? ¿Elena, me escuchas ;)?

Andrés, escribo este mensaje en precario equilibrio porque Superboy está durmiendo la siesta en bracetes... 38,5... no tengo corazón de ponerle en la cuna, ni de irme a trabajar, para lo que me queda, me he cogido el día para ejercer de madre (posdata: la culpa la tiene Miriam G., que me tiene muy ocupada defendiendo a una indefensa patata y me he vuelto a creer que soy supercientífica... Memo to self: buscar por algún lado mi vena de Supermadre, Supermaru para el tema de hoy).

Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...