Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

viernes, junio 17, 2011

Ocho milímetros

Empecemos conque si llevo sin escribir desde finales de mayo (y yo también le tengo ganas a la "crisis del pepino" queridos amigos, porque es un ejemplo de shock cultural de estos de libro) no es por culpa de la piedra, sino porque he estado rodando como una desde hace tres semanas... del 30 de mayo al once de junio no he dormido una sola noche en mi casa. Y cuando pensaba que za había pasado la temporada peor, que el pico de trabajo estaba solventado, tropecé con la piedra en cuestión...



Ocho milímetros. Las balas, que yo recuerde, tienen 9 milímetros. Pero lo que nadie se espera es que una piedra de semejante tamaño te vaya a organizar una como la que me ha organizado a mí esta semana... Porque como os podéis imaginar, la piedra está instalada en estos momentos en uno de mis riñones. El problema es que hace tres días donde estaba instalada era obstruyendo la salida del órgano, lo que aparte de producir un cólico más que considerable, por poco hace que el riñón, el pobrecito, se tenga que apuntar a sesiones de diálisis permanentes.

La sinopsis argumental viene a ser ésta: el fin de semana pasado era puente largo y SW se las prometía muy felices dedicando algo de tiempo a los Supernenes que a este paso van a conocerla solamente por foto. En mitad del puente, empiezan los sintomas y SW termina el puente en urgencias (y con sentimiento de culpa porque los Supernenes siguen sin verla mas que tumbada en la cama) donde diagnostican una infección de orina y le mandan para casa con antibiotico. El martes (primer día de trabajo) la cosa parece que ha remitido y SW se va para trabajar. A las doce vuelve a estar con síntomas de cólico y un dolor que no parece remitir con nada. Llamada al médico de cabecera que tiene el cupo de la tarde completo y da cita para la mañana siguiente. La cosa podría haber acabado mal, de no ser por un compañero de trabajo que estaba escuchando y le ofrece mandarla a la consulta de su mujer (uróloga).

Para hacer corta una historia larga: el riñón, pobre mío, estaba entrando en crisis y la infección tampoco estaba remitiendo. De la consulta de la uróloga directa al hospital y esa misma noche me operaron para remediar un poco la situación. Hoy con los valores renales un poco más estabilizados me han mandado para casa y en diez días acabamos a base de ultrasonidos con la piedra.



Del pepino hablamos pronto... y de la estancia en el hospital, también, que tengo bastante tela que cortar, desde los delirios del chef hospitalario (vosotros imaginad la combinación comida de hospital + Alemania... menos mal que me traje sobrasada de Barcelona para poder recuperarme) hasta la compañera de cuarto que por poco se mata (y me mata a mí del susto). Ahora voy a leer todo lo que no he podido leer en estos días.

23 comentarios:

Jesús Alonso dijo...

Ah los hospitales. Hacen, como los matrimonios, extraños compañeros de habitaciónn. Cuidate.

Andrés dijo...

Vaya chica, lo siento. ¡Animo y que te recuperes! Andrés

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues nada, compa Superwoman, me sumo a los buenos deseos de Jesús y Andrés: que te mejores, que la recuperación sea rápida y efectiva, y ya nos contarás. Tengo curiosidad por leer tu tesis "pepiniana", que seguro que me ilustrará mucho más que las "ciber-resmas" que he leído sobre la cuestión...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

misteriosa dijo...

Ahora a recuperarse y a coger fuerzas!!!!

Paula dijo...

¡Pobre! Nunca he sufrido un cólico nefrítico en carnes propias, pero durante años se los vi sufrir a mi padre, y me hago una idea de lo doloroso que debe ser.
Ya sabes, mucha agua y déjate cuidar.

Ciudadana Coja dijo...

Vaya SW, qué generosa eres haciéndonos partícipe de ésto. Espero que te recuperes, que tengas un minuto para ti y sigas dando fe de tu nombre bloggero ;)
Un besito y mucha energía.

Ness dijo...

Me alegro que te estés recuperando y que en breve vuelvas a estar guerrera...Este cuerpo nuestro cuando quiere parar, nos hace parar a veces de la peor manera...ainss

Un beso!!

Titajú dijo...

Pues ya sabes, tropezar de nuevo con la misma piedra es fácil, lo difícil es hacerlo con el mismo pie (Julio Iglesias dixit).
Que te recuperes, no creo que te pueda desear nada mejor.

Diana dijo...

änimo, y qué te recuperes pronto, un fuerte abrazo, Diana

Anónimo dijo...

Coñe SW, que no me había enterado. Joders, tu cuando te pones, no es por poco, 8 mm!
Oms, oms, y mucho reposo.
un superabrazo,
Sayya

Superwoman dijo...

Sayya, segun el medico es una piedrita "normal"... las gordas te tienen que abrir el riñon y eso si que me daria panico, oye...

Una semana entera en casa... ahhhhh, me voy a morir del asco, o voy a recuperar todas las tareas administrativas de la casa que nunca da tiempo de hacer. Gracias a todas/os las demas por los buenos deseos.

Un supersaludo

Superwoman dijo...

Ah CC, no creo que sea generosidad... creo que despues de tanto tiempo con vosotros me apetece que sepais porque no estoy al otro lado, cuando es algo asi de ?inesperado?... La verdad es que yo todavia estoy flipando de las vueltas que te puede dar la vida en tan corto plazo de tiempo.
Un supersaludo

PMM dijo...

Anda, que se pasa una un tiempo sin hacerte una visita, y mira lo que me encuentro a mi vuelta! Espero que estés mejor, y que aproveches el tiempo en casa para ponerte al día de todo lo que el trabajo no te deja, entre otras cosas, ver a tu superfamily todos los días!
Biquiños curativos.

Ale Manía dijo...

Vaya SW, menuda racha que llevas. Ahora a descansar tranquila y en cuanto puedas nos cuentas, del pepino y de todo lo que se te ocurra, que aquí estaremos.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Hazte un anillo al menos.
Yo he parido alguna bastante más pequeña y me pregunto cómo después has podido hacer esta entrada tan digna.
Me alegro de que no fuera kriptonita ni que Lex Luthor ande detrás.
Salud (y nunca mejor dicho),
La Molly

rozio dijo...

perdón, quería decir que te mejores ;-) y que aproveches para coger super-energía ;-)

Matapollos dijo...

Mi madre, supongo que igual que todas, cuando pasa algo malo siempre dice: "calla, hija mía, calla... que podría ser peor"
Pues eso mismo digo yo ¿te imaginas tener una piedra así en el corazón? ...qué chungo ¿no?

Cuídate y mucho cuidado con el pepino teutón.

Superwoman dijo...

Molly, estoy tan digna porque la piedra sigue dentro. De hecho es una historia que no pienso contar, la de la salida de la piedra, porque no creo que haya manera de contarla con dignidad ninguna...

PMM, el tiempo en casa... he estado tan matada que lo unico que he hecho ha sido comer y dormir. Creo que la infeccion fue mas grande de lo que me imaginaba.

Matapollos... SM que es malo se ha pasado todo el dia de ayer metiendome miedo... porque si los ultrasonidos no funcionan, tienen que sacarla operando... Ahhhhhh, casi que hagamos caso a las madres y mejor no pienso, ni digo nada.

Vuelvo a agradecer los buenos deseos de todo el mundo.

Un supersaludo

Papalobo dijo...

Llego un poco tarde, pero te deseo una pronta recuperación.
Un saludo

Paco Nadal dijo...

Nos alegramos que estés de vuelta, eso sí, con ocho milímetros menos de piedra. pero mira.... casi mejor. Un abrazo

Holiday dijo...

¡¡Cuidate mucho nena!!!!
Joé,esto me pasa por desconectarme de esta manera!!!!
;) En fin,odio los hospitales,qué te voy a decir....

Riccard - consultora seo dijo...

Uff, sé de lo que hablas; pero pronto uno se recupera.

Saludos

Superwoman dijo...

Pues del todo no he vuelto... Os tengo que seguir dando largas porque no me termino de recuperar del todo. Con un poco de suerte esta vez si que aciertan con la causa y puedo volver otra vez a dar la lata.
Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...