Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

sábado, marzo 12, 2011

Japan in my mind

Quiero recordarte tal como te vi la última vez, no pensar que la vida y el dolor nos han cambiado a los dos. Quiero pensar que aquellos que dejé a tu lado siguen bien, que nada les ha pasado, que estarán bien, que han salido adelante. Quiero rezar pero recuerdo que no tengo idea de a quién puedo estarle rezando...



Te recuerdo como uno de los sitios más especiales por donde he podido pasar. Me has dado tanto, Japón, que siento ahora la impotencia de aquel que recibe las malas noticias desde lejos y lo único que puede hacer ya es enviar un mudo y torpe homenaje que no servirá de mucho.

Pongo un enlace al blog de mi amiga T. que ha encontrado dos imágenes que lo dicen todo.

8 comentarios:

misteriosa dijo...

Vaya notición. No sé qué decirte, más que muchos ánimos.

Suu dijo...

Es horrible todo lo que está pasando...

Elena dijo...

También considero que Japón es un sitio especial (y espectacular, en todos los sentidos). Este momento nos tiene a todos aturdidos. Mi hijo, además, está allí.

Ale Manía dijo...

Es horrible. Un abrazo Superwoman

Titajú dijo...

Te lo creas o no, te entiendo, porque es lo mismo que sentí cuando fue el terremoto de L´Aquila. Tanto tiempo después y sigo sin saber si los que conocí siguen vivos.
Un beso, mi niña.

Superwoman dijo...

Jo, Elena, no tenia ni idea. Espero que vaya todo bien...

Gracias Suu, misteriosa y Ale-Mania (hacia ratito que no te manifestabas, eh moza... mira que ahora que me hago la tour de las alemanias cada quince dias, tendriamos que ver si nos conocemos personalmente).

Se que todo saldra adelante, se que poco a poco se recuperaran, pero no deja de ser un palo gordo. Alli todos mas o menos te podian contar que habian estado haciendo cuando el terremoto de Kobe, se les quedo en la mente.

Y lo peor, Ju, es que hay mucha gente a la que recuerdas con afecto pero con la que has roto lazos, por la razon que sea... y de esos es de los que no vas a saber seguro que ha sido de ellos. Dentro de lo que cabe, yo vivi en una poblacion interior con lo cual el efecto habra sido menos pronunciado, no han sufrido los efectos del maremoto. Pero nuestros mejores amigos de alli, con los que si que mas o menos seguimos manteniendo el contacto se mudaron hace poco a la costa del Pacifico y es en ellos en los que pienso y estaba pensando cuando escribi este mensaje.

Un supersaludo

Ale Manía dijo...

Te leo siempre SW, me cuesta escribir pero no dejo de leerte. Cuando puedas, haces una paradita en NRW y nos conocemos :)

Otro abrazo fuerte!

Paula dijo...

Yo no tengo el placer de conocer Japón, pero me he quedado bastante sobrecogida con la noticia. Es evidente que no somos conscientes del planeta en el que vivimos, y no tenemos interiorizado hasta qué punto somos vulnerables.

Un abrazo, por si ayuda.

(Ir)Responsable también de esto...