Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

domingo, febrero 13, 2011

¿Por quién doblan las campanas?

La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.
John Donne, Devotions Upon Emergent Occasions


No me gusta reciclar material anterior de otras vidas bloggeras, pero de este texto estoy especialmente orgullosa y hoy es 13 de Febrero y vuelven a sonar las campanas...

En mi pequeña aldeita, la noche del 13 de Febrero, repican las campanas de todas las iglesias a la vez, exactamente a las 21:45. Es un espectáculo absolutamente sobrecogedor, que quiere recordarnos que hoy hace exactamente 62 años la guerra llegó a este lugar y reclamó un sangriento botín: más de 12000 edificios arrasados y destruidos por completo y la pérdida de unas 25000 almas...



Me gusta esta, nuestra aldeita. Es un lugar en el que se nota en el ambiente la marca de la supervivencia. Es el mismo temple que he respirado en lugares como Nagasaki, donde parece que la vista te engaña, que es imposible que tras tanta destrucción la vida siga, surja de las cenizas, vuelva a florecer...

Aquí pasa lo mismo. Sobrevivieron a un mar de fuego, perdieron una guerra, aguantaron un régimen totalitario y les han dado más que a una estera con la caida del muro... Y la vida sigue, marcha hacia delante. Hay que mirar con mucha atención ahora para descubrir las huellas de los zarpazos recibidos. Es algo que me devuelve la esperanza y la fe en el género humano, sí, somos capaces de lo peor, pero también somos tenaces a la hora de superarlo.



Por eso hoy, cuando doblen las campanas, aunque sé que tocan por el género humano, sé que tocan por mí, hoy me van a encontrar con una sonrisa en los labios, repartiendo mi amor, abrazada a SM, y a los Supernenes que son la semilla nueva de esta ciudad, los que terminarán de curar todas esas cicatrices si les educo en el amor, en el respeto... en todo aquello que nos hace a los humanos, humanos.

Fuente: La foto de las ruinas de la Frauenkirche está sacada de la página web oficial de la iglesia: www.frauenkirche-dresden.de

7 comentarios:

Titajú dijo...

Las campanas siempre doblan por todos, y lo bueno es que haya alguien que las toque.
Iba a hacer un comentario sobre que es mejor tocar campanas y no otra cosa, como los eggs, por ejemplo, pero mejor lo dejo.
Es que hoy tengo el día atravesado.

Suu dijo...

Recuerdo el sonido de las campanas al tocar en los pueblos, es magnífico

Leia Organa dijo...

Donde yo nací también hubo una guerra civil, una masacre al llegar las tropas "libertadoras" y mucha mucha opresión durante treinta años... pero hay que mirar al futuro con esperanza, recordando eso sí, pero con la esperanza de que hayamos prendido algo... aunque sea no volver a repetirlo.

Un mega beso.

PMM dijo...

Pues yo de ti, repetía este post cada año, porque está bien escrito y por lo que representa.

PMM dijo...

Pues yo de ti, repetía este post cada año, porque está bien escrito y por lo que representa.

Anónimo dijo...

Pobreees estos alemanes..qué hicieron ellos para merecerse ésto? Sólo necesitaban un poquito de Lebensraum y para ello era necesario cargarse a judíos, gitanos, Eslavos y millones de rusos (sí, ese era el plan y la mayoría estaban conformes...)
Pero ah! los malísimos de los aliados llegaron con los aviones y nos destrozaron la ciudad, ciudades limpias de judíos que estaban en los campos de concentración y de deficientes mentales y físicos, que ya les habían dado su tratamiento en "psiquiatricos"...
Qué malos los aliados que no dejaron a Hitler ser el dueño del mundo unos añitos más, con lo bien que lo hacía y lo contentos que estaban la gran mayoría de sus súbitos.
Y yo pregunto: las campanas no doblan algún día por todas sus víctimas???
Manda HUEVOS.
Escrito por bisnieta de un supervivente a un campo de concentración bastante conocido en Polonia.

Superwoman dijo...

Querida amiga, que los alemanes se metieron en una guerra en la que no se deberian haber metido y que con ello provocaron su situacion te lo concedo. Que todos ellos sabian en lo que se metian, no. Y sobre todo, de aquello que paso hace mas de 65 anyos creo que hay que guardar autentica memoria para no repetirlo, pero hay que huir de rencores que unicamente producen encono y no hacer responsables de ello a los que vivimos hoy en dia.

El tono de mi nota no intenta ser el tono que tu escribes tu comentario. Si, las campanas doblan por todas y cada una de sus victimas y eso es lo sublime de la frase de Donne. Lo siento terriblemente por tu bisabuelo, alguna vez he comentado tambien su dolor:
http://diariosuperwoman.blogspot.com/2009/06/hombres-en-los-huesos.html
pero precisamente por ello, porque creo en la justicia y la humanidad, me duelen las victimas inocentes de cualquier lado. Soy consciente de que Dresde era un objetivo militar legitimo y me parece estupendo que la guerra la ganasen los aliados, pero no puedo dejar de dolerme por el lugar que conozco y que se ha convertido en mi casa... Por cierto, ojala todos los pueblos hubieran hecho la misma autocritica de su pasado que han hecho los alemanes actuales.
Un supersaludo

(Ir)Responsable también de esto...