Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

lunes, noviembre 10, 2008

Vade retro

Llevo un fin de tarde que ni preparado aposta. Creía que los Supernenes, después del día que llevamos en que no hemos parado en casa (SG tiene conjuntivitis y he decidido sacar pronto de la guarde a SB para poder encontrarnos con unos amigos que cambiaban de tren en nuestra ciudad por unas horas) no iban a tener ánimos ni para levantar la cena, pero me han organizado tal desastre en los cinco minutos en que le daba el punto final a la cena (SG sacando toda la ropa de sus muñecas y SB completando la faena que nos hizo hace bien poco y atascando el otro baño con papel higiénico, ésta vez sólo uno, que sus padres también algo hemos aprendido).

Total, que a la vez que servía los platos en la mesa me he encontrado interpretando el papel del coro entero en una tragedia griega: llorando, escupiendo, maldiciendo, soltando incoherencias amenazantes y con una actitud barriobajera que es la que luego mis hijos copian cuando deciden ponerse chulos (porque mi rama social y encantadora les impresiona mucho menos... se ve que he nacido para ser bruja). Los ánimos han estado bastante excitados hasta que he decidido que era mejor respirar hondo y calmarnos todos. Así he conseguido que terminaran de cenar y meterles en la cama.

Pero cuando me disponía a leer el blog de Enrique Ortíz para relajarme un poquillo y olvidarme del mundanal ruido cuando de repente una voz como de ultratumba suelta a mi alrededor: "maaaamiiii, maaaamiii". Os juro que he estado a punto de desmayarme, no por el mensaje que lo escucho unas cuarenta mil veces al día, sino por lo logradita que estaba la vocecilla de marrás. He tardado un poco en darme cuenta de que era una de estas pantallitas de publicidad que saltan como pop-ups en el fondo de la pantalla... pero para entonces ya estaba a punto de ponérseme todo negro.

Esto me pasa por ver según qué películas...




Después de ponerle el mensaje correspondiente a Enrique, he tenido que ir a la cocina a ponerme un copazo de oporto para que se me subieran los ánimos y no sé si seré capaz de irme solita a la cama sin SM que todavía no ha llegado... lo peor del asunto es que los dos presuntos bellos durmientes sí que han escuchado la vocecita de marrás y ahora andan muertos de la risa imitándola... vamos, que para fantasmas, ya tengo a dos adorables y pequeños.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

querida, ayer debió ser EL DÍA!
yo pensé en ponerme un martini con aceituna incluida, pero me dormí con ellos.
mi pack incluyó lloros y gritos ayer, vomitada, cambio de sábanas, y big cagada esta mañana, duchita rápida en stereo y salir pitando hacia el trabajo.
Y esta noche más, el guerrillero está de viaje, y ya veo que no me podré tomar MI MARTINI(nótense las mayúsculas porque será el 2º en 4 años), hasta el miércoles por la noche.
Cómo necesito compartir una copa contigo, manzana!
Sayyadina

Súper Mami dijo...

Será que yo tb tendré que tomarme algo para calmar mis nervios. Ayer estaban todos los astros acordes para que las súper mamis del universo tuvieran un día raro, raro, raro... y ajetreado, ajetreado, ajetreado...!!!

Cris dijo...

Cuántes supermamás!!! Pues con estos posts me voy haciendo a la idea de lo que me va a esperar...

madre reciente dijo...

Y yo Cris, y yo también :)

(Ir)Responsable también de esto...