Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

lunes, mayo 31, 2010

Huele a azufre (y a papel mojado)

Supongamos que la noticia de hoy fuera que el Estado de Irán ha atacado a un convoy de una organización no gubernamental que hacia su frontera marítima con la intención de comprobar in-situ el estado de la cuestión nuclear en ese país pero todavía en aguas internacionales. ¿Cuáles hubieran sido las reacciones políticas inmediatas? ¿Cuál la reacción de las personas en los medios de comunicación? ¿Alguno de nosotros se imagina (ni remotamente) comentarios populares en los periódicos que lo permiten del tipo de "se lo han buscado", "qué hacían allí", "les habían avisado repetidamente", "seguro que iban cargados de armas hasta el sobaco"?... pero claro, es que los iraníes huelen a azufre, como el mismo diablo.



Todos sabemos cuál ha sido la noticia hoy y cuáles han sido hasta ahora las consecuencias. No le envidio la papeleta histórica que tienen a los israelíes: por los motivos que sea están donde están y se han abierto paso practicamente a dentelladas haciendo un vergel habitable de lo que era un pedazo de desierto. Israel tiene un problema serio de terrorismo en su estado, sí. Y tiene derecho a defenderse, también. Desconozco la historia real y lo que he escuchado por parte de ambos bandos (*) no me permite tomar una postura con respecto al problema palestino en el momento actual.

Pero los países que han firmado libre y voluntariamente las declaraciones sobre derechos humanos y legislación internacional están obligados a cumplirla. Y si existe una transgresión flagrante, a hacerla cumplir. Si no, dichas declaraciones se convierten en papel mojado. Y sí tengo muy clara una cosa: que la mujer del César no sólo tiene que ser honrada sino además parecerlo e Israel de un tiempo a esta parte (el murito de marrás por poner un ejemplo) no lo parece. Lo de hoy pasa de castaño oscuro, que en ese convoy va un grupo de personas tan poco sospechosas de hacer terrorismo y contrabando de armas como un escritor de novelas de misterio y una Premio Nobel de la Paz. Y no soy antisemita, caray, que los alegres muchachitos de Hamas me caen también como una patada en los mismos, pero de ellos ya se espera dicha actitud. De un estado soberano no.

Hay que actuar puesto que si no jugamos todos, se terminará por romper la baraja. ¿Y a alguno le apetecería dejar la baraja rota con personajes como Ahmadineyad, Kim Jon-il o Robert Mugabe sueltos por ahí fuera?

La foto es de la agencia EFE, autor: Oliver Weiken.

(*) Tuve la suerte de tener sentados a mi mesa en una ocasión a un jordano y un israelí que consiguieron hablar del tema de forma serena y equilibrada, una charla que fue un placer presenciar... pero como digo, de la que no me quedó nada claro cómo se ha podido llegar a una situación semejante.

domingo, mayo 30, 2010

Premio a la supermadre del mes

Otro día que no escribo, pero hoy tengo una excelente excusa:



Estoy realmente satisfecha con el resultado conseguido.

miércoles, mayo 26, 2010

Sé que tendría que escribir...

... pero cuando llego a casa estoy tan agotada que lo único que quiero es fundirme con el sofá. Sencillamente:



(He rejuvenecido lo bastante como para dar señales de vida después de escuchar el video :D)

miércoles, mayo 05, 2010

La ley de la palanca

Los niños tienen un talento extraordinario para las ciencias (en realidad, lo más importante es tener mucha curiosidad, mucho entusiasmo, capacidad para aceptar las correcciones cuando te equivocas y un poquito de sentido de la autocrítica y en todos esos puntos podríamos aprender algo de nuestros hijos). Muchas veces se dan cuenta de cosas que para nosotros resultan un tema a ignorar, de puro evidentes que nos parecen, y sin embargo si nos paramos a examinar lo que están contándonos nos damos de narices contra algo que no resulta para nada trivial.

El otro dia SG andaba montada en con su Superhermano en el sube y baja cuando con un grito de felicidad me llamó para que me acercara. "Mira mamá, si me acerco al centro SB puede conmigo, pero si me pongo aquí en la punta, puedo yo con él y no puede bajarse".



Mi hija, con seis años, acaba de descubrir la ley de la palanca. A todos seguro que os suena esa frase atribuída a Arquímedes de: "Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo". Bueno, puede que hubiera necesitado algo más que un punto de apoyo: un tablón o pértiga larguísima. Porque lo que dice la ley de la palanca es que hay dos elementos que intervienen en el equilibrio de fuerzas: la fuerza aplicada (o en su defecto, la masa del objeto a mover o del objeto que mueve) y su distancia al punto de apoyo. O dicho de otro modo, que SG que pesa a ojo de buen cubero 1,5 veces más que SB (sí, la una ha salido a su madre y el otro al padre) se ha de colocar 1,5 veces más cerca del centro del sube y baja que su Superhermano para conseguir un equilibrio que les permita jugar de manera decente... o eso, o usar las piernas para impulsar al pequeño añadiendo fuerza adicional, que al final es lo que se termina haciendo cuando la diferencia de masa es mucho más evidente.

Como decían mis profesores, dejo para los estudiantes aventajados el cálculo de la distancia a la que Arquímedes tendría que haberse colocado del palo, suponiendo que podía hacer una fuerza de unas diez veces su peso (60 kg) y la tierra cuya última masa conocida es de 5,9736 × 1024 kg (Wiki dixit), estuviera un metro del punto de apoyo. Os aseguro que va a salir un palo muy largo ;)

La foto la he tomado prestada de ocioyjardin.com

(Ir)Responsable también de esto...