Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

sábado, septiembre 26, 2009

Por aclamación nostálgico-popular...

... aunque a mí me sigue gustando más Sting...



¿De verdad que he escuchado alguna vez esto sin morirme de vergüenza (ajena)?

martes, septiembre 22, 2009

Merece la pena visitarnos... en otoño

Sí, queridas, esto no es más que una trampa para atraer a esos que todavía están indecisos... la pienso repetir en todos los cambios de estación del año, que con manía y todo, esto es bonito en cualquier época de año...

* Por las hojas de colores...



En estos países en que, como dice mi amiga finlandesa, hay cuatro estaciones de verdad es impresionante la variedad de colores y tonalidades que aparecen en las hojas de otoño. Tenemos el lujo de estar situados entre varios Parques Naturales a una jornada de distancia para verlas regularmente.

* Por los Museos...



Cantidad, calidad y variedad: es la descripción de la oferta cultural alemana. A quien no le apetezca un Museo, le podemos ofrecer una Galería de Arte o un Concierto (desde el clásico más clásico hasta lo más innovador). Justo ahora antes del invierno, cuando los días se acortan y no apetece tanto estar hasta las tantas en la calle, una visita al museo resulta de lo más tentadora.

* Por el Abendbrot...



Y precisamente porque todavía apetece salir a la calle y por la tarde hay que acostarse pronto, para la cena aprovechamos una costumbre de lo más alemana: el "Abendbrot" (literalmente, pan de la tarde) consiste en apañar la cena a base de fiambre, pan y ensalada... Y no es por nada, pero los alemanes de fiambre entienden un rato y más.

Os recuerdo que sigue abierta la competición por un achiperre (la palabra más buscada en la página de la DRAE en todo el mes... desgraciadamente, no la han puesto en catálogo) comprado en el Striezelmarkt de Dresden. La condición para participar en el sorteo es escribir un comentario precisamente en esa entrada y no en ninguna otra. Por cierto, tengo todavía dos anónimas/os indocumentadas entre los comentarios. Para entrar en el sorteo es condición imprescindible dar al menos un nombre, que las reclamaciones a posteriori pueden ser gloriosas.

viernes, septiembre 18, 2009

I hope the ... love their children too

Vosotros como no sois vecinos del amigo polaco, seguramente no habréis escuchado mucho en el Telediario sobre el tema, pero Obama ha declarado hace un par de días que no piensa seguir adelante con el escudo de mísiles que pensaban ponernos a la puertita de casa como quien dice. Y aquí os juro que por la radio se ha escuchado de todo. Desde la idea general alemana de que el sentido común ha prevalecido, hasta las voces polacas que dicen que Rusia y no Irán, es el enemigo y parece que buscan una reedición de los años ochenta (¿alguno de los de mi generación no se acuerda de aquello de "¿qué harías tú en un ataque preventivo de la URSS?).

En el recopilatorio de las mejores canciones de Sting el comentario sobre Russians es que la canción es muy buena pero su temática está "pasada de moda" (por aquello de que de la guerra fría ya se terminó). Y me acuerdo de escucharla en ese punto de mi vida en que empecé (¡por fin!) a entender el inglés y pensar que de demodé, nada de nada. Que basta cambiarle la palabra "russians" por "iranians", "palestinian", "israelis" o lo que nos venga en gana y en modo en ese momento para tener de nuevo una canción actual y llena de sentido.

El vídeo contiene imágenes reales de guerra, impresionables abstenerse:

lunes, septiembre 14, 2009

La vida es demasiado corta como para (no) leer bestsellers...

O al menos, si le quitamos la parte entre paréntesis al título del mensaje, era eso lo que sostenía una buena amiga de este blog (Bloom, vuelveeee). Yo por supuesto sostenía la versión que incluye la palabra entre paréntesis porque creo que:

A- bestseller no es sinónimo de malo: en su época Dumas fue un escritor de bestsellers (qué género ese, el del "feuilleton"; se publicaba en capítulos y a destajo... en mi modesta versión, yo hacía lo mismo en las clases de mecanografía de las monjas, en lugar de copiar eso de "aassaass" iba escribiendo los capítulos de una historieta que era todo un folletín), como lo fueron las novelas de Dickens o "Robinson Crusoe". Sin ir más lejos, "Ulyses" es un bestseller en Irlanda (aunque dudo bastante que mucha gente se lo lea después de comprarlo).

B- creo en la variedad de la lectura igual que creo en la variedad de la comida. Se puede saborear de cuando en cuando una hamburguesa sin pensar demasiado en que nos va a estropear la dieta y el colesterol. El caso es encontrar la mezcla que nos parezca que nos cuadra: qué es lo que necesitamos en cada momento. Con dos niños pequeños en casa, desterré de mis ratos de ocio las lecturas demasiado sesudas y las películas demasiado tristes... no eran lo que necesitaba en aquel momento.

Pero tengo que agradecerle a Bloom que me hiciera pensar realmente en el tipo de dieta que le estaba ofreciendo a mi cerebro en los últimos tiempos, lo que me ha llevado a cuidar (y ampliar) de manera considerable el rango de mis lecturas. Gracias a ello he llegado a conocer a nuevos autores (para mí) que me han fascinado, como es el caso de Margaret Atwood, tengo a otros pendientes que vienen ampliamente recomendados (gracias Elena y Andrés)...



... y hay opiniones que no han cambiado, como que por las páginas de éste no pasarán mis ojos...



De acuerdo contigo Bloom, de algunos bestsellers hay que huir como de la pólvora.

viernes, septiembre 11, 2009

Happy Birthday Gloria...

... el lunes cumplió 60 años y como ella, he decidido sobrevivir...



Feliz fin de semana

miércoles, septiembre 09, 2009

09.09.09

Tengo una fijación extraña con el 3 y con el 9. No, siendo tan poco crédula como soy la cosa no va sobre esoterismos, sino más bien sobre preferencias. Es normal que el sistema de medida más usado en la tierra tenga base decimal (diez dígitos, del 0 al 9... cada diez unidades inferiores constituyen una de nivel superior) porque tenemos diez dedos en las manos.



Tampoco es de extrañar que el binario (0,1) se haya puesto de moda en los últimos cincuenta años. Sobre todo por el tema del almacenamiento digital de información. Cada celda de memoria es un pequeñísimo circuito y lo que distingue una de otra es si hay corriente dentro o no la hay. Vamos, dos posiciones.



Pero el caso es que a mí me gusta el número tres, sus múltiplos y sus diferentes combinaciones. Y como también hace poco que hemos tenido la visita 33333 DC (Después del Contador, que es el mayor hito en la historia de este blog) quiero agradeceros a todos el estar ahí leyendo...

Así que ya lo sabes, deja tu comentario al final de este post y entrarás en el sorteo de un achiperre (o Halbseligkeit, como lo llaman por aquí) comprado en el mismísimo Striezelmarkt (sí, Maite, te he copiado descaradamente, pero como os digo, yo también llevo tiempo con ganas de hacerlo). El desenlace: el 27.12.09 (una combinación muy bonita de números generados usando treses).

domingo, septiembre 06, 2009

Vuelta a casa


Y aunque me da miedo hasta respirar por si se me rompe el sueño, aquí ando, trabajando para que sea de nuevo posible...

Me apetecía compartirlo con vosotros: aquellos que seáis católicos, poned velas a la Virgen; los supersticiosos, sacad las patas de conejo... y los que tengáis contactos con empresas alemanas de la zona, mandadme por privi los datos del dueño, que todo ayuda en esta vida.

jueves, septiembre 03, 2009

Y se hizo la luz...



La noticia ha pasado con bastante más pena que gloria por la prensa nacional. Hoy en El Mundo estaba en primera plana, pero bastante escondida y ayer en El País tuve que buscarla explicitamente para encontrarla, pero lo cierto es que a la bombilla incandescente (para entendernos, la de toda la vida) le quedan los días contados en Europa. Y la orden viene de arriba del todo (asustada me he quedado al comprender durante el curso que estoy haciendo el poder real que tiene la EU sobre nosotros... pero eso es tema de otro post).

Y como podéis suponer por la etiqueta, tengo algún pero que ponerle a semejante evento. De acuerdo conque la bombilla de bajo consumo representa una mejora en algunos aspectos frente a la convencional os dejo una buenísima comparación de las dos versiones de bombillas sacada de Ecología Microsiervos (si alguien ha hecho algo bien, para qué ponernos a repetirlo). Pero como ocurre con la energía nuclear, no todo el monte es orégano: el ciclo ecológico de estas bombillas es bastante más costoso y hay que tener en cuenta que NUNCA, NUNCA hay que tirarlas a la basura normal, ya que contienen mercurio (sí, ese mismo líquido denso que contenían antes los termómetros. Es de facto un metal pesado que daña el medioambiente y a los seres vivos).

No es que me parezca mal la noticia del cambio a las nuevas bombillas, de hecho las uso en mi casa desde hace tiempo. Pero creo que la iniciativa tendría que haber ido acompañada, si no de una orden explícita para conseguir la recuperación de las bombillas usadas (con un sistema parecido al de recogida de las pilas o un sistema de "casco" como el de las cervezas de antes), al menos de un aviso mucho más claro del peligro para el medioambiente que entraña dejar estas nuevas bombillas en cualquier lado.

(Ir)Responsable también de esto...