Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

miércoles, noviembre 26, 2008

Si no puedes con el enemigo, rieté sobre él


M.C.: Shhh, son las dos de la mañana. ¿Por qué los niños siempre se ponen enfermos a las dos de la mañana.
M.C.: Calvin, lo más seguro, tan sólo ha comido demasiado postre. Si va a hacer que me levante a estas horas, mejor que esté verdaderamente enfermo.
C: Barffff (ruido de vómito)
M.C.(mirando al cielo): ¡No lo decía en serio!
P.C.: Cariño, contrólate, estoy tratando de dormir

Bill Waterson




Pues siento horrores no poder atormentaros con mis rollos habituales, pero corren malos vientos por la Supercasa. Al próximo virus que amenace con entrar entre estas santas paredes, creo que voy a salir yo por la puerta... En fin, tiempo habrá de desquitarse y poneros todas las entradas que tengo a medias, cuando tenga tiempo, energía, ganas...

jueves, noviembre 20, 2008

Pornografía infantil ¡NOOOOOO!



Soy una persona creo que muy tolerante. No comparto las opiniones y pareceres de mucha gente, pero aún así, daría mi vida porque tengan la libertad para expresarse... pero me parece que todo tiene un límite y para mí está en todo aquello que hace daño irreparable a una tercera persona. Malo, si se daña a un adulto, pero hacerle daño a un niño es la descripción perfecta de la palabra "canalla".

Pornografía e infantil son términos que nunca deberían de haber acabado juntos, canallas...

A vosotros que habéis entrado aquí buscando angels, adolescentes, preteens o lolitas, sólo deciros que sois BASURA... no soy católica pero sois de las pocas personas que justificarían la existencia de un infierno. Espero que nunca os acerquéis ni un pelo a ninguno de los dos Supernenes, porque es una de las pocas cosas que creo que me llevaría al borde de la locura. A los demás, duro con ellos, espero que podamos acabar pronto con esta plaga.

domingo, noviembre 16, 2008

Políticamente incorrecta

Me llega a través de una de las Superwoman más valiente que conozco el vídeo de publicidad para un telemaratón muy popular en Sudamérica, llamado el Teletón. Al parecer, el anuncio que sigue ha sido retirado de la parrilla televisiva. Mi amiga me cuenta que al parecer se ha armado un gran revuelo y el anuncio resulta "sensiblero" y "de mal gusto". A lo mejor alguna de las compañeras que nos leen desde el otro lado del charco (y alguna hay porque lo veo en los puntitos de colores del mapa) nos puede ampliar el tema, yo os dejo el anuncio para que lo juzguéis vosotros mismos:



A pesar de que no soy muy fan del formato de recaudar fondos de esta manera (es un poco como lo que me ocurre con la Navidad; los días de paz y buena voluntad tendrían que ser todo el año), a mí el anuncio me parece precioso. No refleja ni más, ni menos que una realidad durísima, la que viven las familias que tienen un discapacitado entre sus componentes. Pero para mí que la refleja de forma hermosa, centrándose en aquello mejor que tienen esas familias (o al menos, lo que yo he visto en los casos que conozco): un amor incondicional entre sus miembros.

Comentando el anuncio ayer entre varias amigas, ninguna conseguía encontrarle la sensiblería o el mal gusto... Vuelve el azote de lo políticamente correcto. Nos estamos volviendo tan tiranos con el tema de no ofendernos a nosotros mismos, que creo que en el día de mañana puede que nos encontremos conque los cuentos de este muchacho (descubierto a través de un comentario en el blog de Regina Ex-Libris) dejan de ser descritos como una sátira y pasan a ser tomados en serio...

Yo, sintiendolo mucho, me declaro políticamente incorrecta. Blancanieves, para mí, irá siempre unida a la figura de los siete enanitos... y por favor, que los hombres de tamaño reducido que pueda haber entre el público, no se lo tomen a mal.

jueves, noviembre 13, 2008

Remembrance Day (+2)

Pues recupero el tema que iba a comentar anteayer y que se quedó en el tintero después de un breve pero intenso encuentro con el Sr. Bogart.

El 11 de Noviembre se celebra en los países de origen anglosajón el "Remembrance Day" o "Veterans Day". Te despiertas una mañana y aquello amanece como el día de la banderita en España, pero en lugar de pegatinas de la Cruz Roja, unas señoras bastante vetustas, te ponen amapolas rojas en la solapa a cambio de una pequeña donación económica.



Durante los cuatro años que viví en Irlanda nadie de mi generación supo darme cuenta del significado completo de esta fiesta. Sí, por supuesto, todos sabían que era un recuerdo a los soldados que valerosamente habían dado su inocencia o sus vidas en la guerra, pero la gran mayoría por ejemplo, creían que se debía principalmente al efecto de la II Guerra Mundial. En realidad, Remembrance Day se celebra desde el fin de la I y el 11 de Noviembre conmemora la firma del Armisticio que puso fin a aquella locura.

Pero una cosa que admiro secretamente, yo que creo que no tengo Patria, ni bandera (o que al menos no les doy mayor importancia que la que les confiere la distancia que me separa de ellas) es ese orgullo patrio que encontraba en casi todas las respuestas cuando preguntaba sobre el tema. Un orgullo comunitario que creo que nunca he logrado detectar dentro de mi propio país.

martes, noviembre 11, 2008

Iba a hablar de otra cosa...

... pero salgo del glob de Manuel con una tonadilla en la cabeza...



Aunque no la puedo tararear como es debido (estoy afónica), estoy disfrutando enormemente.

Edito para poner que visitando Ciudadano Cojo he cambiado por completo de ritmo... pero el buen rollo continúa intacto.

lunes, noviembre 10, 2008

Vade retro

Llevo un fin de tarde que ni preparado aposta. Creía que los Supernenes, después del día que llevamos en que no hemos parado en casa (SG tiene conjuntivitis y he decidido sacar pronto de la guarde a SB para poder encontrarnos con unos amigos que cambiaban de tren en nuestra ciudad por unas horas) no iban a tener ánimos ni para levantar la cena, pero me han organizado tal desastre en los cinco minutos en que le daba el punto final a la cena (SG sacando toda la ropa de sus muñecas y SB completando la faena que nos hizo hace bien poco y atascando el otro baño con papel higiénico, ésta vez sólo uno, que sus padres también algo hemos aprendido).

Total, que a la vez que servía los platos en la mesa me he encontrado interpretando el papel del coro entero en una tragedia griega: llorando, escupiendo, maldiciendo, soltando incoherencias amenazantes y con una actitud barriobajera que es la que luego mis hijos copian cuando deciden ponerse chulos (porque mi rama social y encantadora les impresiona mucho menos... se ve que he nacido para ser bruja). Los ánimos han estado bastante excitados hasta que he decidido que era mejor respirar hondo y calmarnos todos. Así he conseguido que terminaran de cenar y meterles en la cama.

Pero cuando me disponía a leer el blog de Enrique Ortíz para relajarme un poquillo y olvidarme del mundanal ruido cuando de repente una voz como de ultratumba suelta a mi alrededor: "maaaamiiii, maaaamiii". Os juro que he estado a punto de desmayarme, no por el mensaje que lo escucho unas cuarenta mil veces al día, sino por lo logradita que estaba la vocecilla de marrás. He tardado un poco en darme cuenta de que era una de estas pantallitas de publicidad que saltan como pop-ups en el fondo de la pantalla... pero para entonces ya estaba a punto de ponérseme todo negro.

Esto me pasa por ver según qué películas...




Después de ponerle el mensaje correspondiente a Enrique, he tenido que ir a la cocina a ponerme un copazo de oporto para que se me subieran los ánimos y no sé si seré capaz de irme solita a la cama sin SM que todavía no ha llegado... lo peor del asunto es que los dos presuntos bellos durmientes sí que han escuchado la vocecita de marrás y ahora andan muertos de la risa imitándola... vamos, que para fantasmas, ya tengo a dos adorables y pequeños.

viernes, noviembre 07, 2008

Impresiones de un puente en territorio "Wessi"

* Cuando tienes menos de diez años, desayunar fuera de casa es una aventura...

 


* Si Marx levantara la cabeza...

 

(Boutique Marx)

* España se escribe con ñ... y ya se han enterado hasta en el extranjero

 


* No me importa que vaya a tardar cincuenta minutos en salir, de aquí no me muevo...

 

martes, noviembre 04, 2008

Quedar como una reina

De pequeña tenía siempre problemas con los profesores de lengua y literatura por lo mucho que me gusta el refranero... Sí, ya sé que en una época era considerado propio de un nivel vulgar de la lengua (hoy en día creo que es todo lo contrario, pocos niños de diez años sabrían explicarte qué cosa es el gallo de Morón y a qué viene que ande sin plumas y cacareando) pero también creo que encierran un saber popular que no se encuentra en los libros.



La frase "quedar como un rey" (o su correspondiente equivalente en femenino) indica precisamente una de las condiciones pacta la monarquía para garantizar su existencia: la monarquía tiene que estar por encima de todo... o al menos parecer que lo está. Ya me gustaría a mí ver a los Reyes o a los Príncipes apoyando abiertamente ciertas causas que me parecen fundamentales a nivel nacional y mundial... pero sé que no pueden hacerlo porque son embajadores de alto nivel.

No se trata de negarle la libertad de expresión a nadie. Se trata de que las Casas Reales se colocan voluntariamente en una posición en que es necesario "quedar como Reyes". Y para eso, nada mejor que callar si no se tiene nada bueno que decir.

(Ir)Responsable también de esto...