Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

lunes, junio 30, 2008

Yo me acuerdo del segundo

Por edad, nunca había tenido el placer de conocer en vivo y en directo al grupo... Soy fan de la carrera del cantante en solitario (SM está avisado de que si algún día pasa cerca, las entradas del concierto serían "el regalo").



Total que el sábado estuve sudando la camiseta...

... y ayer le tocó a la selección española de fútbol. Y vaya si la sudaron...

En mi casa, un partido como el de ayer se sigue con el corazón dividido (dependiendo de la edad de cada uno, en más o menos parte hacia alguno de los dos lados).



Cuando cantamos el gol, Superboy gritó todo emocionado: "tooooooorrrr". Y yo soy de las que intento comunicar día a día a mis hijos que lo importante no siempre es ganar, sino quedarte satisfecho con lo que has rendido.


Por eso la declaración de Luis Aragonés de que nadie se acordaría mañana del sub-campeón me dejó un regustillo amargo y enseguida empecé a componer mentalmente dos entradas para el blog de hoy, dependiendo de cómo quedara el partido. Ganase quien ganase, lo que está claro es que ambas selecciones han hecho el mejor campeonato, con un juego y una entrega de esos que hacen afición, de esos que como dice mi amigo Manuel, despiertan la pasión por el verdadero "fumbol". Por eso creo que me acordaré toda la vida de que el año que España ganó el Europeo, Alemania estaba allí, frente a ellos, ofreciendo un sólido rival... Lo cuál hace más meritorias las dos cosas: la victoria y la derrota.

jueves, junio 26, 2008

Lo que de verdad me importa

G, te lo dedico a tí, reina...

No, no me parece tan grave que me llamen "miembro". Igual es que estoy acostumbrada al castellano y sé que si una palabra no tiene femenino, el masculino incluye por igual a los dos sexos. Igual es que me pasa como al de la canción y las palabras no consiguen herirme:

"Sticks and Stones may Break my Bones,
but Talk don't bother me"





Tampoco me parece prioritario crear una biblioteca de Estudios Femeninos. No entiendo el revuelo que se ha armado, cuando en otros países es absolutamente normal que haya centros de este estilo.

Lo que me parece mal es que en una sociedad que se dice "moderna" y "europea" como la nuestra, todavía haya gente (y no son casos aislados) que encuentra "injusto" que se deje elegir el horario de vacaciones primero a los padres y madres con hijos menores de doce años a su cargo, considerando a los hijos como un artículo de lujo que se permiten los padres. O que todavía haya personas que consideren que el quedarse en casa cuidando de los hijos es una opción de "mantenidas" o el equivalente a "tocarse las pelotas" (y cito el entrecomillado textualmente de los comentarios de este blog). Hay mucha gente que termina en casa porque uno de los dos tiene que hacerlo (cuando no hay abuelas, cuando no te salen las cuentas y tendrías que pagar por trabajar o cuando sencillamente no quieres dejar la educación de tus hijos en manos de mercenarios). ¿Alguien se ha preguntado alguna vez por qué la mayoría de las veces las que nos quedamos en casa somos nosotras?



Creo que la frase final del anuncio (en que sus compañeros insultan repetidamente a la mujer, para quien no domine el inglés) es reveladora: "Pagar a las mujeres un 24% menos es insultarlas"... Bueno, tal vez no sea insultante, pero lo que sí que es es un obstáculo más en una carrera que ya de por sí está plagada de ellos.


En resumen, lo que me parece mal es que se ignore que las mujeres estamos capacitadas para tener hijos y algunas nos seguimos arriesgando a ello, aún cuando ahora lo profesional es ser ministra.

miércoles, junio 25, 2008

Si es que no son horas

Una historia de vecindad, no sabía bien como resolverla hasta que me inspiró Miriam...




- ¿Qué es eso? ¿El citófono?
- Sí, es el que reparte propaganda...
- Maaa, no puede ser... Si es un sábado y son las ocho de la mañana.
- Pues la semana pasada llamó a eso de las siete y media. Ves, es él, se oye como trastea en los buzones.
- Verdaderamente, estas cosas no pasan en mi país... Habrá que hacer algo al respecto.
- Vuelveté a dormir, anda.



"Es muy extraño, normalmente en esta casa me toca llamar unas cuántas veces al timbre antes de que alguien abra y hoy parece como si me hubieran visto venir... Madre mía y sin luz, oscuro como la boca del lobo. En fin, yo a lo mío que aún me quedan doce manzanas por repartir... pero qué poca gracia que me hace caminar en la oscuri..."



Una silueta salió entre las sombras y después de contemplar que todo a su alrededor parecía en orden, volvió a colocar el cartel que yacía apoyado en la pared... Después abrió la puerta de su casa. Fue directamente a la cama, a recuperar su sueño perdido.



- Ufff, menuda historia, y toda la mañana la policia y los bomberos aquí...
- Vaya, y ahora sale la niña del bajo, la extranjera... Verás tú para explicarle de qué va el tema...
- Si es que hay que gritarle tres veces las cosas para que las entienda...

- Ciao... ¿qué ha pasado?
- Nada niña... al parecer una bombilla se ha fundido y el repartidor no ha visto la señal de que se estaba cegando el hueco de la bodega... un accidente, el pobre se ha quedado hundido en el cemento hasta las cejas.
- Qué forma más estúpida de morir...
- Bueno, scusi, yo casi que me retiro, estas cosas no me van.


- Lo ves, borde y absurda como ella sola... " a mí estas cosas no me van"
- Además de siciliana y medio lela, aburrida y sosa.
- Si es que estas niñas de hoy en día no tienen estómago para ná...



"Seguro que las tres pécoras me están criticando. En fin, peor para ellas. Yo estoy contentísima de la vida. Tito Luigi estaría tan orgulloso... verdaderamente ha parecido un accidente."

martes, junio 24, 2008

Diálogos en Superfamilia

Primero
Sábado, a eso de las ocho y media de la mañana. SW yace en coma profundo en la cama porque es el único día en que puede dormir tarde.

SM: Buenos días, Princesa, sé que no te quiéres despertar, así que voy a vestir a los niños y salir a por el pan con ellos, en un rato vuelvo y te despertamos los tres con un beso...

SW, totalmente despierta, piensa... ¿y qué te crees que es lo que acabas de hacer?


Segundo
SW: Supergirl, es hora de acostarte y ya te lo he dicho dos veces... No quiero tener que repetirlo cuatro veces más.
SG: Mamá, no tengo ganas de acostarme... y tampoco quiero tener que repetírtelo cuatro veces más.


Tercero
SW (bromeando): Pues no estaría mal eso de hacerte madre de alquiler: pasas el embarazo, tienes un bebé y luego cuando llega la parte de los problemas, largas al niño.
SM: Hombre, también hay satisfacciones, ¿no?
SW: ¿Cómo por ejemplo?
SM (Intentando enternecerme a través del niño): Superboy, ¿a que tú quieres mucho a mamá?
SB: Síiiiiii... Tiiitaaaaaa (traducido al cristiano: Sí, teta...)

jueves, junio 19, 2008

Dra. Fraude

Os prometí que en cuanto reuniese fuerzas para bromear sobre mi persona, os contaría cuál es mi problema en las entrevistas de trabajo. No es que las haya reunido todavía, pero al menos creo que ha llegado el momento de confesar: soy un fraude...

Frente a mi mesa de trabajo podría tener colgados dos flamantes títulos otorgados en dos Universidades estatales serias. Nunca lo he hecho porque me da miedo mirarlos. Soy tan consciente de lo poco que he aprendido en el camino que a ratos me duele... preguntas que en primero de carrera aprobé con sólo "vomitar" el conocimiento en un exámen, hoy en día me sobrepasan... Mi ex-jefe me comentó que él jamás hace ese tipo de preguntas en las entrevistas porque sabe que la gente las olvida con el tiempo, que él mismo las estudió y olvidó en su día y que lo que le interesaba era un perfil técnico como el mío porque sabe que nos adaptamos rápido (amén de que si no te apañas, tienes seis meses de prueba en los cuáles te vas a la calle... o en el caso de los trabajadores por ETT como era yo, estás a prueba prácticamente todo el tiempo).

He tenido especialmente el problema con una empresa en concreto... Buscan gente bastante urgentemente, mi perfil y mi experiencia anterior serían bastante adecuadas, he hecho ya tres entrevistas y a cada una que pasa me siento más inútil y más fraudulenta. Sospecho que las preguntas que hacen las pueden contestar sólo pipiolos recién salidos del cascarón (aunque encima yo tengo la desventaja adicional de que mi memoria numérica es de grillo: recuerdo caras, canciones, poesías de antes de la guerra, pero soy incapaz de mantener durante más de dos minutos en mente el número atómico del carbono... siempre he currado con una tabla periódica frente a la mesa). Superman que está en el meollo me ha confirmado que apenas han contratado gente con experiencia, no sé si porque efectivamente la entrevista está planteada de una manera parcial o porque las pretensiones económicas y el número de horas trabajadas son más rentables para la empresa en un recién licenciado.


Vamos, que más o menos, me siento reflejada con la canción de Yael Naim (me encanta el ritmo... y creo la descubrí antes de que lo hiciera Jobs)...



I'm a new soul
I came to this strange world
Hoping I could learn a bit bout how to give and take.
But since I came here,
Felt the joy and the fear
Finding myself making every possible mistake


(y traducida para los que me decís que no os enteráis:
"Soy un alma nueva,
que llegué a este mundo extraño,
esperando aprender a dar y recibir.
Pero desde que llegué,
sentí la alegría y el miedo,
de encontrarme cometiendo todos los errores posibles"
)

De todas maneras, para que se me quite esta sensación de fraude que tengo, creo que lo único que me queda por hacer es estudiar en Agosto y volver a examinarme en Septiembre... Los parciales de Junio los he dado por perdidos.

De todas maneras hay extremos a los que sé que nunca llegaré...

lunes, junio 16, 2008

Happy Bloomsday, Mrs. Bloom



Todo sobre Bloomsday: la historia aquí y los eventos programados en Dublin aquí

domingo, junio 15, 2008

Los supernenes son unos mamones

Y lo digo en el uso literal de la palabra. Para ser exactos, Supergirl se destetó a los tres años y Superboy aún sigue con ello. Y es que hay algunas palabras que han perdido con los años el sentido original que tenían para pasar a significar otras cosas.



Viene muy a pelo para comprender porqué la muerte de Edwina Fröhlich no podía pasar sin destacarse en este blog. Ella fue una de las fundadoras y tal vez la principal impulsora de la Liga de la Leche, que creo que es el grupo de ayuda a la lactancia materna más conocido en el mundo. Un homenaje que creo que de algún modo se merecen.

He escuchado en ocasiones poner a caldo a estas señoras, que partamos de que se ofrecen de forma voluntaria para ayudar a madres recientes e inexpertas en el tema de la lactancia (tema sobre el que tienen más conocimientos en algunas ocasiones que los médicos, porque parten de la experiencia de haber conseguido amamantar a sus hijos durante un periodo prolongado). He escuchado como las llaman "talibanas de la teta", "fundamentalistas" y "radicales". Alguna habrá, en todos los grupos grandes siempre hay alguna persona que no merece la confianza que le otorga ese grupo. Pero también he conocido el caso de algunas madres que no se acercan al grupo de lactancia con la idea de solucionar sus problemas, sino con la idea de que le eximan de lo que le parece el trance de lactar a sus hijos. Y a esas madres cualquier cosa que les digan que sea distinta de lo que quieren escuchar, les parece "radical".

Hoy en día tenemos la terrible suerte de que ningún bebé va a morir de hambre, sea o no sea capaz su madre de alimentarle con su propia leche. Pero de lo que no cabe la duda es de que la lactancia materna es la mejor elección para el bebé. Y ésto no es una opinión propia, ni algo relativo sino una opinión científica sostenida por estudios durante los últimos años. Y este éxito se debe en parte a un grupo de siete mujeres que se juntaron en los años cincuenta en un parque para hablar de las dificultades que suponía amamantar a un bebé en una época en que el consejo médico era erróneamente dar sustitutos comerciales ante la primera dificultad (y a veces sin ellas).

Tal vez estoy especialmente sensibilizada porque la superfamilia ha sufrido esos errores médicos en sus propias carnes. Mi Supermadre dejó de darme el líquido elemento con apenas tres meses porque su leche "no era buena"... La mala leche en realidad se le puso cuando comprobó que yo seguía sin poner ni un gramo a pesar de meterme papillas con un seso entero entre pecho y espalda. No hay mal que por bien no venga, con esa misma mala leche amamantó a mis hermanos hasta el año, lo cuál en los setenta fue una hazaña notable. Una servidora ha tenido que escuchar ya casi de todo en estos cuatro años largos: que era imprescindible dejar de lactar a mis hijos para poder curarme una enfermedad (para las que tengan alguna duda, recomiendo que pongan a sus médicos en contacto con esta página), que mi leche era poco menos que agua pero estaba bien que mantuviese la lactancia por motivos afectivos (caray con el agua, debo de tener a los únicos niños que no pierden peso durante una gastroenteritis por el agua bebida). Y si salimos del ámbito médico, ya las opiniones es que no tienen freno: desde opinar sobre los horarios en que el niño debe o no debe mamar hasta escuchar que era una "vergüenza" dar de mamar en público (lo siento, si yo no como en el water, mis Supernenes tampoco). Aún no me han dicho lo de que voy a confundir la orientación sexual de Superboy o más vulgarmente, que "con tanta teta voy a amariconar al niño" pero en el tiempo que me queda puede que tenga que escucharlo.

Vaya, me ha salido un mensaje un poco reividincativo y era todo lo contrario a lo que quería... Sólo pretendía remarcar que la Fröhlich, como las feministas de los sesenta, hicieron una labor impagable, que sólo se puede comprender analizada en el entorno en el que la desarollaron. Puede que hoy en día, ni uno, ni otro movimiento tengan plenamente sentido, pero en su época y su contexto, derribaron muros que parecía imposible tirar abajo.

viernes, junio 13, 2008

Cuando el sistema es que no hay sistema...

Normalmente cuando un alemán te vuelve loca, suele ser el Alzheimer (y perdonad por el chiste fácil, como dice mi amigo el Yvi, no paso de mero) o es que has tropezado con un burócrata. No he encontrado todavía ningún otro país donde las cosas estén tan medidas, pesadas, estandarizadas y burocratizadas como aquí.

Para los que me piden señal del grado de apego a la norma de los alemanes, siempre suelo contar la anécdota del café con hielo: hace unos años pedí en Berlín un café con hielo, teniendo la precisión de puntualizar que no era un café con helado (Eiskaffee) lo que quería tomarme, sino un espresso con unos cubitos. La camarera se negó en rotundo a atenderme. Le pregunté si tenían café (respuesta afirmativa) y cubitos de hielo para las bebidas (de nuevo respuesta afirmativa). ¿Cuál era entonces el problema? Que no había manera de tarificarlo y por lo tanto no me lo servía. Y no hubo manera, me tuve que pedir un refresco de cola para aplacar el mono de cafeína que sentía en aquel momento.

Vamos, un paraíso de las normas establecidas... ¿o no? Porque cuando te conviertes en madre de familia, empiezas a experimentar el lado oscuro: la entrada en la guardería. O como pongo en el título, donde el sistema es que no hay sistema.




Debido al tema del idioma, nos topamos pronto con semejante problema. Decidimos que era bueno que Supergirl pasase un par de horas al día en un ambiente netamente germanoparlante al cumplir el año. Y por supuesto, preguntamos a los conocidos que ya tenían hijos dentro. En principio fenomenal, porque existe una red de guarderías y cuidadoras públicas (Tagesmutter o madres de día) estupendo y subvencionado por el estado... Todos los niños mayores de tres años tienen derecho a una de esas plazas. El problema es entrar. Porque no hay ni una sola norma escrita, dictada o siquiera precedente sobre como conseguir una plaza. Los centros son públicos, pero su gestión es privada. Y la transparencia no existe. No hay listas de espera, o sólo las hay a veces, o de repente pasas a ser el segundo en la lista de espera a ser el número doce (eso les pasó a unos amigos míos). No hay tampoco criterios de admisión como la cercanía o la renta de los padres... el único tema garantizado parece ser que si consigues meter a un niño dentro, la reagrupación de hermanos está garantizada.

La última vez tuvimos la suerte de encontrar una guardería que empezaba a funcionar como tal y por lo tanto no tenía problema de plazas al lado de nuestra casa. Pero con la mudanza a otra ciudad, estoy inmersa en una lucha con la hidra de siete cabezas (por todos los frentes que tengo abiertos). No hay plazas libres en diez kilómetros a la redonda. La alternativa es llevarme cada día a Supergirl a hacer una excursión al otro lado de la ciudad y luego recogerla para ir a buscar a su hermano (Superboy, que no tiene derecho a plaza ninguna, ha encontrado una relativamente pronto) Menos mal que contamos con la ayuda de unos vecinos que dicen que han oído que a lo mejor hay una plaza libre en Agosto que "sólo" nos pilla a doce minutos en coche... Por si acaso ya me he plantado en la guardería de la vuelta de mi esquina, con los dos Supernenes debajo del brazo, explicando que cualquier plaza que pueda quedar libre en un futuro, nos la quedamos.

Por no mencionar que el tema de hacer entrevistas de trabajo, como que lo tengo un poco parado... ¿no? Y el ánimo un poco por los suelos, porque la niña es tan social como su madre y pregunta a ratos porqué no puede tener amigos aquí (sic).

La foto como siempre la he tomado prestada del CMA

jueves, junio 12, 2008

Por si alguno no sabía de dónde viene lo de la horticultura

Creo que son conocidos entre toda la gente que mi generación y de la anterior al menos, pero por si algún mortal como yo salió tarde de la cueva como me pasó a mí, merece la pena verlos...

martes, junio 10, 2008

La superidentidad es lo último que se revela

Preocupante noticia me encuentro hoy en El País en medio de la siesta de los Supernenes. Y no es que sea más preocupante que ésta... o que esta otra... es simplemente que cuando hablan de tocar algo que por definición nació como una herramienta para el libre intercambio de información me corre un escalofrío sospechosillo por la parte baja de la espalda.
Además, es que todo en la noticia huele a chamusquina pura.

- Un registro de los blogs, una especie de D.N.I. del autor (¿mande?)...

Que las dos cosas no son lo mismo. El Diario de Superwoman se presenta a vosotros, los pobres que lo leéis tal y como es... a veces hasta con faltas de "horticultura" y todo como apuntó ayer Melisa. Pero Superwoman no... Superwoman sigue y pretende seguir siendo una persona anónima para poder seguir haciendo según que cosas sin problemas (comer cerezas en público y escupir el tito, por ejemplo, que es uno de los grandes placeres de la vida... mirad lo que le pasó a la pobre Letizia, me parece un horror terminar en el punto de mira de tantas personas). Hay veces que por motivos profesionales o personales he tenido que exponer total o parcialemente mi vida en la web y verdaderamente he salido escamada de la experiencia. Eso sí, nunca, jamás, me aprovecharé de mi anonimato para dañar a nadie (conscientemente al menos).

- La medida, según dicen, será voluntaria (eins)...

Llamadme escéptica, pero directamente es que no me lo creo.

- Además no se puede garantizar la veracidad de la información recabada (¿para este viaje de verdad que necesitamos alforjas?)...

Es que me lo imagino... Diario de Superman, escrito por Clark Kent, periodista del Daily Planet... si es que suena a cachondeo. El que quiere darse a conocer, al que le interesa conectar su blog con su otra vida, descuida que lo hará encantado. Para los otros, el blog es una parte de sí mismos que no quieren mezclar con lo que tienen en casa y también para esta elección pedimos el debido respeto.

- Según ellos, lo que se intenta es procurar que el usuario sepa cuáles son las fuentes (seguro...).

Les daría un consejo a los Eurodiputados si supiera que de verdad ese es el tema que les interesa. Mucho más importante que identificar las fuentes me parece enseñar a discernir cuáles de ellas son fiables, vamos, desarrollar el espíritu crítico del personal (Sagan, os tengo que hablar de Carl Sagan algún día y lo escribo para que me lo tengáis en cuenta). El efecto deseado se conseguiría entonces por pura y dura selección natural.


En fin, lo que más miedo me da, aquello por lo que he elegido comentar la noticia A y no la B o la C que me parecen más importantes, es que de un incidental registro voluntario se pase a un control exhaustivo de los blogs (de las noticias B y C no me enteré por el periódico, que lo que trae en primera plana estos días es el fútbol, un par de buenas amigas virtuales las habían seleccionado para mí, en algún punto secreto de ésta red de fidelidades tangentes*). No es que a mí vaya a tocarme directamente. Incluso cuando comento una noticia de actualidad lo hago basado en un punto de vista, no realizo análisis sesudos e impresionantes (no soy ninguna de las dos cosas). Pero sé que hay gente en la atmósfera blogger que sí lo hace. Y algunos necesitan del anonimato para que podamos leer sus comentarios.

Mejor me lo tomo con humor y os dejo una foto mía cambiándome en la cabina de teléfonos, para que nos vayamos conociendo :)





* Gracias Andrés

domingo, junio 08, 2008

Una pena, Hilary me cae bien


La foto es de Bárbara Kinney y la he sacado de la página web de la propia Hilary Clinton.

Entendámonos, no es que Obama me caiga mal, o que le esté intentando quitar méritos para llegar a la presidencia de los USA (un puesto político que me interesa, en tanto a la importancia estratégica para el resto de los mortales que tiene). Es sólo que a la señora Clinton la admiro, porque ya ha demostrado varias veces poder afrontar las situaciones más difíciles con un aura de dignidad. Porque poca cosa veo más humillante que tener que sobrellevar unos cuernos en el ojo público y desde luego esta mujer lo hizo de forma impecable.

Hasta en el perder me parece que lo está llevando de buena manera...

viernes, junio 06, 2008

La vida es una caja de mudanzas...

O tal vez, al menos en mi caso, la acumulación de varias...





(Ir)Responsable también de esto...