Datos personales

Mi foto
Sigo instalada en los "taitantos" y los abuelos siguen a hacer puñetas de aqui... Pero al menos el marido parece haber sentado el trasero, duermo algo por las noches y mi carrera laboral empieza a parecerse a algo. Lo que sigue siendo interesante es mi red de apoyo variopinta, internacional y virtual y las aventuras de la Superfamilia espero... Pasa y acomodate.

lunes, marzo 31, 2008

Técnicas probadas para ir superando el miedo a volar (II)

Esta imagen la he sacado de Wikimedia y se lo he de agradecer a Fawcett5:



Bueno, pues continúo la retahila del otro día, con un poquito de retraso porque en el intermedio he tenido que darle un par de vueltas a la identidad secreta (ya os contaré, estoy de mudanza, etapa A... busca piso de alquiler. Reconozco que es mil veces más fácil que cuando era estudiante y unas diez mil que si me tocara hacerlo en España, pero aún así tiene para contar la cosa). Siguiendo con el tema de los vuelos:


III- Pegar la hebra con tus compañeros de vuelo:
Mucho más fácil si te toca una persona con cara de bondadosa y del mismo sexo (por aquello de que se crean que estás intentando ligar y al final pases más vergüenza que miedo) al lado. Yo francamente prefiero la aproximación directa (confieso que tengo un pánico atroz y pido que me cuenten cualquier cosa, incluso si es el cuento de Caperucita) desde aquella vez que con catorce años le clavé las uñas de la mano a aquel chiquito tan majo que se sentó al lado en mi primer vuelo a Londres (a esas edades, de semejante sofoco es difícil recuperarte).
Contraindicaciones: De todas las técnicas que he usado, es la que más problemas le ha terminado dando a la gente. Las historias que me han llegado a contar son tremendas, como la de aquel amigo mío que una muestra del más puro "humor gallego", Molly, le soltó a la señora mayor que le preguntó si aquello era seguro... "Segurísimo, oiga, si esto se estrella nos vamos todos a espachurrar". Mi amigo jura que después de darle el tranquilizante a la pobre mujer, la azafata le miró con malos ojos y le tiró aposta el vaso de agua... Si yo llego a ser esa azafata, se me hubiera "caído" la jarra del té... Menos malintencionada, pero igual de divertida, fue aquella que me contaron del muchacho que hizo la mili en los paracaidistas y se monta al lado de otra señora mayor que nunca había volado. A las preguntas de la señora, contestó cómo se desarrollaba el despegue y las partes normales del vuelo. Pero cuando la buena mujer preguntó cómo era el aterrizaje, recibió por respuesta: "Pues mire, eso no lo sé, jamás he llegado a aterrizar en ningún vuelo".


IV- Llevarte un buen libro:
El truco es abrirlo y dejarte llevar... si de verdad es una historia interesante, es posible que te tengan que arrancar del asiento para limpiar el pasillo del avión al final del día.
Contraindicaciones: Jamás de los jamases hacer caso de las recomendaciones literarias de Miriam G.... ¿Pero cómo se te ocurre recomendarle "El libro de las ilusiones" a una aviofóbica que se va a Chipre? ;) (Celeste, a pesar de los pesares un regalazo, me encantó).


V- Volar con niños:
Entre sacar el bocadillo, los juguetes, el agua, la teta para el chiquitín... no te da tiempo a pensar en ningún momento aquello de que estás a 11.000 m de altitud y la temperatura exterior es tan absurda que hace de Alemania un paraíso tropical.
Contraindicaciones: Llega un momento, tarde o temprano, en que Supergirl se fija en esa especie de bolsillo que tiene el asiento de delante, hurga dentro y te empieza a pasar por delante el folio plastificado en el que están escritas las instrucciones de emergencia... Y entonces empiezan las preguntas: "¿Mamá, qué está pasando aquí? ¿Y por qué sale humo pintado en el dibujo? ¿Por qué gatea este señor?" Y tú miras de reojo a Supermán, apoya la cabeza sobre su asiento, te guiña un ojo y contesta... "Preguntaselo a mamá, Princesa, que va a ser ella la que te lo explique".

jueves, marzo 27, 2008

Técnicas probadas para ir superando el miedo a volar (I)

Advertencia: Si has llegado a esta entrada intentando superar una aviofobia galopante, te recomiendo que busques ayuda mejor aquí: en inglés o español... Si andas ya en fase de superación del tema, puedes seguir leyendo, puede que lo que leas te arranque una sonrisa.



Vale, sé que no tendría que confesarlo en alto, pero parte de lo que me hace sentirme tan absolutamente incómoda en mi disfraz de Superwoman es que sufro de un terrible miedo a volar. El hecho de compartir semejante desliz con una persona tan inteligente como la amiga Poeta (que ahora mismo se lo tiene que estar pasando en grande en Storrs... te va a ir de fábula el sábado, niña), no hace menos vergonzoso el hecho de que cada vez que me tengo que montar en un avión me surjan pensamientos sobre mi propia mortalidad. Y no voy a quejarme, qué hemos avanzado mucho desde el mes y medio de llanto que me costó tomar un mísero vuelo a Irlanda cuando había dejado de volar por completo.

Lo bueno del caso es que cuando uno tiene miedo a volar, cada nuevo vuelo es distinto, diferente, una aventura que contar: desde el vuelo anterior a mi boda, un par de días después del 11-S, donde se notaba claramente que no era la única muerta de miedo en aquel avión... siempre agradeceré a aquellas azafatas que me dejaran viajar con mi traje en la cabina, cuando en aquellos días no se permitía llevar absolutamente nada de equipaje de mano (y raro en un vuelo de línea regular, aplaudimos todos al piloto al tomar tierra en Madrid) hasta aquel Londres-Osaka que por poco me cuesta el divorcio (del pánico que me entró al ver aquel 747 tan grande pensé en abandonar a Superman y quedarme en tierra). ¿Cómo se las apaña una en situación semejante?. Pues hay cinco cosas que siempre sirven de ayuda, aunque a veces como todo pueden fallarte...

I- Ejercicios de respiración:
Útil y nada complicado, aprender a respirar bien, concentrarte en como respiras, puede alejar tu mente de pensamientos un tanto macabros.
Contraindicaciones: No es una técnica a utilizar cuando estás embarazada de algunos meses y se te empieza a notar la barriga... según empiezas con la respiración profunda, notas la cara de pánico de la señora del asiento de al lado, que empieza a lanzar miraditas alternativas, ora a tu tripa, ora a la azafata. Por mucho que procures hacerlo de una manera más disimulada, el mosqueo de la buena señora, que piensa que te va a dar por ponerte de parto inmediatamente, dura ya todo el viaje.


II- Buscar apoyo de la gente que conoces:
La mayoría se mostrarán encantados de decirte lo seguro, tranquilo y maravilloso que resulta volar...
Contraindicaciones: Se calcula que una de cada cuatro personas tienen un grado mayor o menor de aviofobia, te puede salir el tiro por la culata y encontrarte con alquien que tiene todavía pensamientos más macabros que tú.

CONTINUARÁ...

martes, marzo 25, 2008

Me siento como un monstruo

No he dormido más que un par de horas esta noche. Superboy se despertó a eso de las doce de la madrugada (cuando me acababa de dormir) con un ataque de tos perruna y problemas para respirar. Me he quedado sentada con él un par de horas delante del humidificador. Y en todo ese tiempo no hacía más que pensar en cómo iba a organizarme el día de hoy si tenía que llevar al niño al médico, sopesando si la tos y los síntomas eran los típicos de un catarillo de invierno o había algo más... Me siento terriblemente culpable cuando me toca llevar a alguno de los Supernenes un poco tocado a la guardería.

Al final, el peque se ha despertado algo recuperado y con mejor color. Le he llevado, pero tenía el cansancio acumulado de toda la noche, el sentimiento de culpa de no saber si se encontraba bien o mal y el agobio de ver que me contaba el médico cuando lo llevara esta tarde... Superboy tiene una pequeña infección vírica, no es nada de cuidado, pero acaba de subirle la fiebre... con lo que mañana voy a tener que dejarle en casa volviendo a sentir cargo de conciencia.

Mi diferencia con Supermán es que él ha salido de casa sabiendo igual que yo todas estas cosas; pero estoy completamente segura de que en todo el día se le ha pasado por el pensamiento absolutamente nada que tenga que ver con el tema...

Personalmente estoy de cabreo conmigo misma... Creo que las mujeres al final tenemos el diablo que nos merecemos.

Y aquí sigo, pensandome si soy un monstruo por querer hacer algo más en la vida que ser madre o justamente por todo lo contrario... Creo que mejor me voy a dormir con los Supernenes... pensar a veces puede hacer daño.

lunes, marzo 24, 2008

Nostalgia mediterránea

Viernes Santo...
 


Domingo de Pascua...
 


Superboy acaba de decir detrás de mí claramente, "a paaaya" (a la playa)... Creo que no tengo el icono que representa un suspiro.

miércoles, marzo 19, 2008

Desde Chipre con amor

Pues aunque ya los hemos dejado atrás, la verdad es que con el corazón todavía permanecemos en los "mejores días del año". Chipre es un sitio muy bonito y a las alturas en que hemos estado, todavía un paraíso libre del turismo en masa que empieza a caracterizar el Mediterraneo desde finales de primavera hasta principios de otoño.

Como se puede apreciar en esta foto, nos lanzamos a la playa casi recién llegados (se nota en lo blanca que estoy y en que los siete días de buffet libre, desayuno y cena todavía no se me marcan en las cartucheras). También se puede apreciar que es cierto que no tengo nada que envidiarle a Jeniffer Love Hewitt.




Supergirl ya es lo suficientemente mayor como para apreciar los encantos de la cultura local:




Y Superboy... bueno, Superboy se entretiene con lo que buenamente va pillando (pero creo significativo que ha aprendido a decir con su media lengua "paaya" y ahora lo repite sin cesar en cuanto ve dos granos de arena juntos):



Pues eso, que hoy, enfrentada a la dura realidad que veo desde mi ventana y que os resumo por cortesia del "Saesische Zeitung":

le he preguntado a mi jefe si no existía la posibilidad del teletrabajo desde alguna islita griega... Se ha reído mucho y ha comentado que cuando abran la lista de espera, él piensa colocarse en el primer puesto.

Y mientras tanto, sólo nos queda seguir soñando con un lugar en el sol:

Modem nuevo, vida nueva

Tengo muchas cosas que contar, envidia que daros con las vacaciones y muchos temas en el tintero, pero mi ventana al mundo sigue estropeada. Dicen los expertos que es cosa del modem, de modo que esta tarde voy a cambiarlo y a ver que pasa...

lunes, marzo 03, 2008

No es que se me haya llevado el viento, eh...

Es que en casa han cortado el cable de Internet... me sobrepongo al mono con toda la pila de libros que tengo para leer... Perdonadme las entradas sin actualizar, las vuestras que no pude leer (pero prometo hacerlo), los comentarios que no os he podido dejar...

Mañana me voy de vacaciones, echadme de menos.

(Imposible, casi, escribir un mensaje sin acento del que se escribe, pero creo que lo he logrado).

(Ir)Responsable también de esto...